Lady Gaga como Patrizia Reggiani en 'La casa Gucci'.

Lady Gaga: «Es ridículo que me haga pasar por una veinteañera en la película»

La actriz y cantante encarna en 'La casa Gucci' a Patrizia Reggiani, la esposa y asesina del heredero de la firma: «Ella no era una oportunista cazafortunas»

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

Dirigida por Ridley Scott, 'La casa Gucci' cuenta en su reparto con Lady Gaga, Adam Driver, Jared Leto, Al Pacino y Salma Hayek. La estrella del pop interpreta a Patrizia Reggiani, la polémica exmujer de Maurizio Gucci (Adam Driver), quien pasó de ser comparada con Elizabeth Taylor a ser llamada la Viuda Negra por asesinar a su marido a través de un sicario a mediados de los 90, desatando uno de los más polémicos escándalos en la industria de la moda. Su interpretación ya está ganando terreno en la carrera de los Oscar. Lady Gaga, nacida como Stefani Joanne Angelina Germanotta en Nueva York hace 35 años, estuvo estudiando durante un año y medio para el papel. Su entrega la llevó a vivir como Reggiani, hablando con un marcado acento italiano durante todo este tiempo.

-¿Por qué cree que Patrizia Reggiani mató a su esposo?

-Pasé mucho tiempo leyendo sobre ella y viendo las entrevistas que dio. Evité los reportajes de opinión, ya que realmente quería crear la mía propia. Pensé en sus raíces y las investigué como un periodista tratando de abordar el papel con justicia. Descubrí que Patrizia miente todo el tiempo, y me dediqué a estudiar su manera de mentir; cómo se ve cuando miente, cómo se ve cuando no lo hace y quién era la mujer real antes de casarse y asesinar a su marido. Hay muy poca información de ella en su juventud y tuvimos que inventarla. Creo que fue una mujer que se enamoró, que no solo amaba a Maurizio, sino que amaba la forma en que él la empoderaba dentro del negocio familiar. Cuando se lo quitaron, reaccionó de una manera que la mayoría de las mujeres no hacen. La mayoría no manda matar a su marido y, sin embargo, yo creo que dentro de su sistema, con el tipo de opresión que ella experimentó, sucedió simplemente porque se sentía lastimada.

Vídeo. Tráiler de 'La casa Gucci'.

-Vivió dentro del personaje durante más de un año. ¿Por qué decidió someterse a una preparación tan intensa para un papel?

-Tenía muchas ganas de asegurarme de que lo iba a hacer bien. Soy una perfeccionista y quise asegurarme de que Patrizia nunca se viera tan glamurosa como la familia Gucci. En términos de su físico, me inspiré en tres animales diferentes: antes de conocer a Maurizio era un gato, un gato doméstico. En mitad de la película, cuando forma parte de los Gucci, era un zorro. Así que estudié la forma en que cazan los zorros y fui bastante juguetona con mi interpretación. Y luego estudié panteras para la parte final. En el tercer acto de la película, ella se convierte en este gran felino. Vi muchos vídeos de la forma en que caza una pantera, mostrándose seductora antes de cazar.

-¿Qué significó Gucci para Patrizia?

-Creo que para ella fue una forma de sobrevivir. Un motivo de supervivencia, una oportunidad de importar una manera de vivir que ella nunca tuvo. Gracias a su matrimonio se sintió valiosa. Asesoraba a Maurizio dentro de la compañía, le empujaba en sus negocios. Cuando ella realmente brilla, él brilla también. Gucci lo era todo para ella. En cierto modo, soñaba con una vida mejor y Gucci se lo dio, pero no era una oportunista cazafortunas. Creía que estaba destinada a dirigir Gucci y pertenecer al clan tenía sentido, especialmente viniendo ella de una familia relacionada con la mafia.

-Su papel cuenta la vida de Patrizia durante 30 años. ¿Fue difícil adaptarse a las distintas épocas de su vida?

-Interpretar la vida de alguien durante 30 años es intenso. Por cierto, que yo me haga pasar por una joven de 22 o 23 años en la película es ridículo, pero le doy las gracias a Ridley por creer en mí de esa manera. Este filme ha sido un desafío y mi habitación de hotel era como un laboratorio de ciencias. Teníamos 15 pelucas que eran réplicas reales de la forma en que ella llevaba su cabello en momentos exactos de su vida. Todo lo que hicimos fue muy preciso. Por la mañana podía estar representando una escena en la que ella tiene casi 30 años y por la tarde otra en la que tenía 25. Íbamos y veníamos, porque estábamos organizados y yo siempre estaba lista para el director.

-Usted dota de una dimensión real a un personaje que podía haber caído en una caricatura de telenovela.

-La mayoría de los actores se emocionan al interpretar a asesinos, aventureros, gente que utiliza el caos para arruinar la vida de otros. Sin embargo, pensé que Patrizia era una mujer real y decidí sumergirme en ella con respeto. Yo me encontraba en un momento complicado de mi vida cuando me ofrecieron este guion, acababa de salir de una depresión y dudaba de mi trabajo. Cuando me llegó 'La casa Gucci' sentí que se abría una puerta y aproveché la oportunidad. Nunca he tenido una experiencia mejor con un director. A veces, te encuentras con alguno que se ama más a sí mismo que a los actores o la historia que están contando.

Lady Gaga y Adam Driver en 'La casa Gucci'.

-Patrizia siempre fue despreciada por los Gucci.

-Nunca fue lo suficientemente prestigiosa para ellos. Su falta de educación les avergonzaba, la consideraban una mujer extraña. Pero, en mi opinión, todo su poder es una ilusión, del mismo modo que el patriarcado es una ilusión sin fin. Es la forma en que, como mujer, puedo sentir que tengo poder, pero tan pronto como un hombre me dice que no, todo mi mundo se desmorona. Maurizio se deshace de ella y eso es lo que le impulsa a asesinarle.

-¿Se siente en un lugar mejor ahora que cuando empezó el rodaje?

-Sí, porque he terminado orgullosa del resultado. Yo no hago arte buscando elogios, sino por la pasión que me produce el trabajo. Perdí mi camino como artista por un tiempo cuando comencé a preocuparme por agradar a la gente, pero ya no pienso así. No tenemos idea del camino de esta película después de su estreno, pero no importa porque sabemos que hicimos algo grandioso. Cuando tienes suerte como yo y estás en una película de Ridley Scott, sabes que, pase lo que pase, esto va a durar toda la vida.