La directora Julia Ducournau en Roma el pasado 20 de septiembre.

Julia Ducournau: «La maternidad y el embarazo no tienen por qué ser una bendición»

La segunda directora en ganar la Palma de Oro en Cannes dinamita los conceptos de género y sexualidad en la ultraviolenta 'Titane'

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

A sus 37 años y con solo dos películas, Julia Ducournau ha logrado dinamitar el cine de género con un lenguaje propio, ultraviolento y gore, que le da la vuelta a conceptos como identidad, género y sexualidad. La segunda mujer en ganar la Palma de Oro en Cannes, 28 años después de Jane Campion con 'El piano', ha puesto todo patas arriba con 'Titane', la historia de una asesina en serie que lleva desde niña una placa de titanio en la cabeza y un bombero dopado con esteroides, que la adopta creyendo que es el hijo que perdió. Hija de un dermatólogo bretón y de una ginecóloga argelina y bereber, Ducournau charló con EL CORREO en el Festival de San Sebastián.

–'Titane' contiene duras escenas de violencia sexual.

–Alexia era un personaje difícil de escribir. No siente, es muy fría, y por eso nos cuesta relacionarnos con ella. Tenía que romper la distancia, por eso decidí abrir la película con ella para que el público entendiera por qué utiliza esa violencia y cómo conecta con su humanidad. Necesitaba entender su violencia, y para eso había que pensar de dónde viene. Alexia es, obviamente, una psicópata, una asesina en serie. Pensé cómo las mujeres asesinas en serie podían ser reflejadas en la película. Cuando muestras a una mujer violenta eso necesita una explicación, y yo no quería explicar nada. Solo mostrar esa violencia. Quería crear un personaje que no fuera designado como víctima, sino que el elemento de sorpresa estuviera integrado en el guion.

Vídeo. Tráiler de 'Titane'.

–¿Cómo trabajó con la actriz protagonista, Agathe Rouselle, para pedirle esa entrega total?

–Trabajamos durante un año. Ella nunca había actuado antes, preparamos el personaje viendo otras películas. Fue muy duro físicamente. Toda esa preparación no fue nada comparada con lo que vino en el rodaje. Tenía que trabajar mucho la desnudez, sufrió horas de maquillaje…

–¿Dónde está la feminidad y la masculinidad en su película?

–En todas partes, está mezclada. Quería personajes que tuvieran ambas características, alejarme de los estereotipos en todos los aspectos de mi película.

–¿Qué quiere contar acerca de la maternidad?

–Para mí es una película más sobre la paternidad que sobre la maternidad. El personaje principal masculino quiere ser padre a toda costa, mientras que el femenino no quiere ser madre. Eso también es una manera de desbancar los estereotipos de género. Enseño la maternidad a través del embarazo, lucho contra la idea de que la maternidad y el embarazo tienen que ser una bendición, el mejor momento de tu vida. No todas las mujeres se sienten así. Si sostienes esto, eres un monstruo. Quería enseñar que la mujer puede sufrir en esos momentos, odiarse a si misma, puedes negarte a ello. No se habla de eso. Es importante recordar que no todas las mujeres quieren ser madres y son libres para elegirlo.

«Ser la segunda mujer en ganar la Palma de Oro es un enorme avance hacia el futuro. Ya no hay vuelta atrás»

triunfo en cannes

«No te define tu cuerpo, sino la manera en que miras a los ojos a los demás»

identidad

–'Titane' hace que el género sea irrelevante. Habla de identidad y de nuevas formas de familia.

–Va más allá del género, por supuesto. No es algo que haya inventado yo, Simone de Beauvoir ya lo decía muchos años atrás: el género es una construcción social que nos limita. Tenemos que pelear contra esa construcción social. 'Titane' habla de aceptarte a ti mismo y a los otros. La única cosa que importa es la humanidad, no te define tu cuerpo, sino la manera en que miras a los ojos a los demás.

–Hábleme del personaje del bombero que encarna Vincent Lindon.

– Tiene que ver con lo que hablábamos antes sobre los estereotipos. Es un personaje que se mantiene vivo por lo que se inyecta, vive gracias a su fantasía. Quería que viera algo amenazador en los ojos de Alexia, porque en su locura es un hombre sopreprotector. Al mismo tiempo, le vemos como alguien que está perdido, quería que estos extremos coexistieran en el mismo personaje. Por eso era tan importante que Vincent Lindon estuviera musculado, eso le llevaba también a su relación con su infancia.

Julia Ducournau da instrucciones a la actriz Agathe Rouselle en el set de 'Titane'.

–Es la segunda mujer en ganar la Palma de Oro tras Jane Campion. ¿Se siente pionera o parte de algo que ya no tiene vuelta atrás?

–No me siento como una pionera, Jane Campion estuvo allí antes que yo. Ser la segunda mujer en ganar la Palma de Oro es un enorme avance hacia el futuro. Lo pensé cuando estaba en el escenario. Van a venir terceras, cuartas y quintas mujeres directoras. Fue muy emocionante, pensé que todo aquello iba mucho más allá de mi película. Es algo progresivo que se encamina hacia el futuro. Honestamente, me hizo sentir menos sola. Siendo optimista, no hay vuelta atrás. Y pensar eso me hace sentir muy bien.

–¿Para cuándo el asalto a Hollywood?

–Tengo dos proyectos en desarrollo, uno en Francia y otro en Estados Unidos. Nada ha cambiado en este sentido. Lo mejor de todo es que puedo hacer los dos, puedo rodar aquí y allí. Son dos maneras opuestas de trabajar. También me gusta hacer series, y espero poder moverme en las dos orillas del Atlántico.