Tom Holland encarna por tercera vez el personaje.

Tom Holland: «No me deshago de Spider-Man fuera del rodaje»

La tercera entrega de las aventuras del juvenil superhéroe vuelve a contar con el actor británico, descubierto por Bayona en 'Lo imposible'

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

'Spider-Man: No Way Home' se prepara para romper récords de taquilla y salvar a las salas de cine este año. Tom Holland (Kingston–upon–Thames, Reino Unido, 1996), aquel chaval que protagonizó 'Lo imposible', retoma el personaje del Hombre Araña en la tercera entrega de las aventuras del juvenil superhéroe.

–¿Qué siente al protagonizar una de las películas más esperadas del año?

–Honestamente, me siento un poco aturdido. Todo lo que me ha ocurrido, desde el día en que me eligieron para interpretar este personaje, ha sido increíble. Estoy emocionado, feliz de compartirlo con mis amigos y mi familia. Este estreno significa mucho para mí, porque cada decisión en Sony se calcula y se hace por una razón, así que espero que los fanáticos disfruten de un nuevo capítulo.

Vídeo. Tráiler de 'Spider-Man: No Way Home'.

–¿Quién sufre más con la revelación de identidad: Peter Parker o Spider-Man?

–Yo creo que Peter Parker. La razón por la que usa la máscara es para proteger a las personas que ama. Al revelar su identidad al mundo, él es quien más sufre. Lo bueno es que he podido quitarme la máscara para rodar gran parte de la película. Ahora que todo el mundo le conoce, no era necesario cubrirse el rostro y ha sido más cómodo el rodaje.

–¿Se identifica con su personaje ante la idea de que la fama cambia la vida?

–Claro. Desde que fui elegido como Spider-Man mi vida cambió. De repente, no podía ir a los lugares a los que siempre acudía. Dejó de ser seguro hacer mi vida normal, mantener mis rutinas. Aprendí antes que Spider-Man lo que significa la fama. Dicho esto, creo que ser famoso tiene más ventajas que desventajas. Reconozco que tengo mucha suerte de estar donde estoy.

–¿Siente la responsabilidad de interpretar un personaje tan querido?

–Es una gran responsabilidad. Spider-Man se parece mucho a tener un trabajo estable, porque no me deshago del papel una vez que termino el rodaje. Este personaje me acompaña donde voy y siento que debo llevarlo con honestidad. Muchos niños, que están luchando por razones diferentes, esperan que Spider-Man salga adelante, lo ven como una inspiración y da igual que sea por un momento de frivolidad o para escapar de su propia realidad. Eso es lo maravilloso del cine, es un escapismo. Y para mí es una responsabilidad que llevo con orgullo y que me tomo muy en serio.

Zendaya y Tom Holland en 'Spider-Man: No Way Home'.

–¿Cuál es la mejor lección que se lleva de este papel?

–Ha cambiado mi vida. Tengo amigos, relaciones que durarán para siempre y surgieron en los rodajes de estas películas. Estoy muy agradecido de haber aprendido muchas lecciones durante los últimos seis años; sobre cómo ser respetuoso, cómo manejar mi vida, la fama, la creatividad... Rodar 'Spider-Man' está siendo una lección interminable.

Enfrentado a la fama

–¿Qué le ha aportado usted al personaje?

–'Spider-Man: No Way Home' cuenta cómo Peter Parker se enfrenta a la fama. Yo estuve aprendiendo a ser él en las dos películas anteriores, pero ahora él está aprendiendo de mí y pasando por algo por lo que yo ya pasé.

–En esta cinta Peter Parker acude al Doctor Strange (Benedict Cumberbatch).

–Se ha hablado mucho de que el Doctor Strange es su mentor, y no creo que sea así. Es más un colega, un amigo, un compañero vengador. Creo que el verdadero problema de Peter Parker con la fama es tener que revelar su secreto a la tía May. Ella es una persona importante en su vida, una mujer soltera que lo cuidó siempre y la verdadera superheroína de la historia.

«La verdadera superheroína de esta historia es la tía May, una mujer soltera que cuidó siempre a Peter Parker»

–¿Podría destacar alguna de las cualidades de Peter Parker?

–Su humildad es la cualidad más entrañable. Es un hombre generoso que está constantemente haciendo actos desinteresados en beneficio de otras personas, nunca en beneficio propio.

–Estamos ante un Peter Parker adulto.

–Toma decisiones que la mayoría de la gente no podría tomar. En este episodio se convierte en un líder, lo cual es algo increíblemente emocionante para mí. En las películas anteriores se dedicaba a seguir a los otros Vengadores. El niño Spider-Man ha crecido y tiene su propia entidad.