Daisy Ridley, caracterizada como Rey.

Daisy Ridley: «Ahora hay un agujero en el calendario laboral de mi vida»

La actriz da vida por última vez a Rey, la heroína que ha protagonizado la última trilogía de 'Star Wars', que se despide este viernes

MARÍA ESTÉVEZ Los Ángeles

Con el estreno del episodio IX, 'El ascenso de Skywalker', la actriz Daisy Ridley dice adiós, al menos de momento, al personaje que la ha llevado a la cumbre. La joven de 26 años ha dado vida en el último lustro a Rey, la heroína de gran habilidad física, orgullosa y responsable, que ha protagonizado la última trilogía de 'Star Wars'. Ahora que Disney ha anunciado que no habrá nuevas trilogías, a Ridley le toca navegar por Hollywood en solittario, enfrentando la fama sin la protección del estudio. Su vida privada y su personalidad pública se convierten en carnaza de los medios británicos y ella admite que no es fácil asimilar este nuevo periodo de su carrera.

–¿Cómo resumirías este viaje de Daisy y Rey? ¿Son similares?

–Ha sido muy divertido. Cuando hicimos la entrevista con 'Vanity Fair', en Chicago, la periodista dijo que John (Boyega) era el que menos se parecía a su personaje. Yo me quedé muy sorprendida de cómo me comparaba con Rey. Nos parecemos, pero ella es mucho más valiente que yo. Definitivamente, no he pasado por las dificultades de Rey y mis acciones no determinan el destino de la galaxia. Como mujer pensamos igual, yo también intento hacer lo correcto. Hago mis propias acrobacias físicas y la amo como personaje. Sí, hay similitudes y estoy encantada de que sea así.

–Este papel la catapultó al estrellato.

–Eso ha sido lo más difícil. Guardo con mucho celo mi intimidad y me cuesta adaptarme a la fama. Fue muy extraño porque sucedió de repente. Ahora, los nombres de mis padres están en internet y los de mi hermana, y mi comida favorita... Y pienso: «Dios mío, no puedes recuperar nada de eso, eso está ahí afuera». Eso ha sido un cambio. Pero extrañamente, me he acostumbrado porque viene en oleadas. Soy bastante estricta poniendo mis límites porque, aunque estoy muy agradecida y me encanta que a la gente le guste la película, hay cosas que son solo mías. La fama requiere una curva de aprendizaje.

–Si pudiera aconsejar a la Daisy de hace cinco años, ¿qué le diría?

–Vas a descubrir que eres una fanática de controlarlo todo. Me gusta controlar la situación a mi alrededor, especialmente cuando me encuentro con fans de la franquicia y estoy con mis amigos. No me gusta que me tomen fotos sin preguntar o que me hablen cuando estoy en un restaurante. Me gusta poner ciertas barreras. Yo disfruto con la fama, pero quiero controlar lo que se dice de mí porque así no me estreso

–¿Siente la ansiedad de la despedida?

–Definitivamente, ahora mismo hay un agujero en el calendario de mi vida, porque ahora ya no tengo trabajo seguro, no tengo nada después de Navidades y no estoy acostumbrada. Pero creo que estoy preparada para unas vacaciones.

–¿Que va a echar de menos?

–Esta es una gran historia y voy a extrañar trabajar con personas que realmente amo y con las que me sentía cómoda. Fue una suerte que todos nos lleváramos bien. Podría haber sido una experiencia muy distinta sin el cariño de todo el elenco.

–¿Deja la puerta abierta a regresar en el futuro?

–Definitivamente. Yo no estoy cerrando la puerta. Pero por ahora creo que este es un final. Un final increíble, de verdad. Y es el final de la saga. Y George Lucas dijo que eran tres trilogías y esta es la última de la tercera trilogía. Es un adiós temporal.

Vídeo. El tráiler de la película.

–La industria del cine ha cambiado mucho en los últimos cinco años y la saga parece ser parte de ese cambio con un personaje femenino fuerte.

–Diré que todavía queda mucho trabajo por hacer. Lo que más me ha conmovido es que ha sido una experiencia increíble. Nosotros somos parte de la conversación que se inició en Hollywood, pero hay muchas actrices que necesitan expresar su voz y contar sus historias. Hay mucho que cambiar y mucho por hacer y ser una parte de ese cambio en el cine es un orgullo enorme. Me sentí particularmente conmovida al ver al equipo de producción, porque hay muchas más caras femeninas tras las cámaras.

–¿Ha pensado en desarrollar sus propios contenidos?

–Compré una serie de libros con una heroína femenina que me gustaría producir. Y no sé si me decido a protagonizarla. Es un papel increíble. Esencialmente se desarrolla en la Segunda Guerra Mundial y el primer episodio es una verdadera celebración de la amistad femenina.

–¿Puedo preguntarle sobre Carrie Fisher y la decisión de J. J. Abrams de incluirla en la película?

–Ha sido muy emocionante. Al principio no sabíamos cómo Leia iba a aparecer en la película, dado que Carrie ya había fallecido. Pero las imágenes que filmamos juntas encajan ahora dentro de esta historia, aunque sea tan diferente. Visto ahora, no había forma de que Carrie no estuviera en esta historia. Abrams ha hecho un gran trabajo de investigación para encontrar las imágenes correctas y que la narración tenga la fluidez necesaria. El resultado es realmente conmovedor y un muy buen tributo a Leia.