El productor Álvaro Longoria con sus dos mascotas en su casa de Madrid. / José Ramón Ladra

Álvaro Longoria: «La gente va a tardar meses en volver a los cines»

El productor de 'Campeones' estrena en la misma semana el documental 'Santuario', con los hermanos Bardem en la Antártida, y la sitcom de TVE 'Diarios de la cuarentena'

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Álvaro Longoria (Santander, 1968) se las ha arreglado para estrenar por partida doble en plena pandemia. El productor de 'Campeones' rodó junto a Javier y Carlos Bardem 'Santuario', un documental en el que los hermanos embarcaban en el barco de Greenpeace 'Arctic Sunrise' para viajar al Océano Antártico, una de las últimas zonas vírgenes del planeta, que la ONG pretende salvaguardar y convertir en un santuario marino. La aventura de los Bardem logró el apoyo de tres millones de firmas en todo el mundo, aunque al final no fructificó en un acuerdo político.

'Santuario' se iba a estrenar en salas, pero al final llegará este viernes a las principales plataformas de streaming (Amazon, Filmin, Vodafone, Rakuten...). Longoria también ha montado en apenas dos semanas 'Diarios de la cuarentena', un sitcom rodada por los actores protagonistas en sus propias casas con un iPhone, que busca sacar el lado absurdo y humorístico del confinamiento. Televisión Española emite este martes en prime time el primero de sus ocho episodios.

-Estos días le vendrá a la cabeza la inmensidad del Océano Antártico.

Sí. Nos hemos visto vulnerables como sociedad y como civilización. Hemos dado un paso atrás y hemos comprobado los riesgos verdaderos que tenemos como especie. Nos hemos visto ante un efecto natural, como es un virus, expuestos a darnos cuenta de lo frágiles que somos. Vivimos en un medio ambiente cambiante y nuestra propia influencia puede destruirlo. Si lo hacemos, desaparecemos nosotros, la raza humana, no el planeta. 'Santuario' retrata a un grupo de gente intentando cambiar las cosas para mejor, proteger el medio ambiente y a nosotros mismos. Se enfrentan a una barrera política que impide esos cambios, porque hay muchos intereses que no lo permitían. Ahora se ha demostrado para qué sirven esos intereses…

-¿Cree que veremos la lucha medioambiental con otros ojos tras la pandemia?

-Estoy absolutamente convencido. La sensibilidad del ciudadano ante su propia vulnerabilidad va a hacer que estemos más atentos a estas situaciones. Somos nosotros los que tenemos que cambiar las cosas, si esperas que lo hagan por ti eso no funciona, como ya se ha demostrado.

-'Santuario' es la crónica de una batalla política que no tuvo un final feliz y que continúa.

-Proyectamos el documental en la Cumbre del Clima en Madrid. Al otro lado de la pared estaba pasando lo mismo que contábamos en la película, todos esperábamos un gran tratado y no se aprobó nada. En el nuevo orden que seguirá a la pandemia, la relación con el medio ambiente va a ser vista de otra manera. Tenemos que cuidar el medio ambiente, porque de eso depende nuestra supervivencia. Las cosas se pueden cambiar.

-Se ha llevado a Javier Bardem a los campos de refugiados saharauis en 'Hijos de las nubes' y ahora le mete en un submarino en las profundidades de la Antártida. ¿Cómo le convence?

-No es muy difícil de convencer, el tío se apunta a todo. Javier es una persona que tiene una visión de su responsabilidad social, tiene muy clara esa misión de intentar ayudar a través de lo que sabe hacer. Nosotros intentamos ayudar a través de lo único que sabemos hacer, que son películas. Si contribuimos a la reflexión, estupendo.

-No sé si su representante estará muy de acuerdo.

-Ya. No sé si me tiene mucho cariño, la verdad, ja ja. Le embarco en misiones de bajo presupuesto, sin dinero, en sitios peligrosos… Javier y Carlos están convencidos de hacerlo y ojalá podamos seguir.

-'Santuario' se iba a estrenar en salas y al final lo hará en plataformas.

-Soy presidente del Club de Productores Europeos y estamos asistiendo a cambios en la industria. Tengo muy claro que cuando hay una crisis como la actual, lo peor que podemos hacer es bloquearnos. Hay que reaccionar, que es lo que estamos intentando en el mundo audiovisual. La ausencia de salas ha sido un shock muy gordo, porque todo el sistema estaba montado a través del estreno en cines. Nosotros ya teníamos hablado hasta las salas en las ciudades que iban a proyectar el documental. Cambiamos y le damos a a gente lo que quiere, todo el mundo está en casa y hay un aumento del consumo audiovisual brutal. Y tenemos los medios técnicos para hacerles llegar productos de estreno vía online. Esto va a seguir, no creo que a largo plazo vaya a sustituir a las salas, pero sí a corto y medio plazo. La gente va a tardar meses en volver a los cines.

Javier Bardem en 'Santuario'.

-¿Cuánto tiempo pueden aguantar las salas cerradas?

-Hemos analizado el ejemplo chino, allí llevan cuatro meses cerradas. Intentaron reabrirlas tímidamente y las tuvieron que cerrar. Hay que ser realistas. Calculamos que tardarán bastantes meses en volver a la normalidad. Primero tiene que controlarse la pandemia y entender las nuevas reglas del juego. Tienes que tener la confianza de que vas a ir a una sala y no te vas a contagiar. Tampoco podemos pararnos a la espera de esa normalidad, que no sabemos cuánto tardará. Estos estrenos 'online' se van a convertir en la norma.

-Ha estrenado en TVE 'Diarios de la cuarentena', una serie montada en tiempo récord.

-En dos semanas. Es un formato que nadie había hecho, empezamos a llamar a gente y aquí estamos. Hemos aprendido mucho de un formato innovador, un episodio semanal de media hora. Nos están llamando de muchos países para adaptar el formato, porque todos los rodajes del mundo se han parado. Dirigimos a los actores por Skype y ellos mismos se ruedan en sus casas. Son actores, realizadores, maquilladores… Mi experiencia en el documental me ha ayudado mucho.

El director Fernando Colomo, uno de los protagonistas de 'Diarios de la cuarentena'.

-El humor es necesario.

-Fundamental. Yo veía que mis padres estaban entrando en una obsesión, hablando todo el día de algo sobre lo que no tenemos control, y eso es muy peligroso. Es fundamental darle a la gente un espacio de descompresión, de reírnos de situaciones cotidianas que todos estamos viviendo estos días. Con el máximo respeto y el absoluto convencimiento de que ayudamos a la gente a pasarlo mejor. De hecho, vamos a donar el beneficio industrial a la compra de material sanitario para la Cruz Roja.

-¿Le gusta la España que ve estos días?

-Es curioso. Veo la reacción del resto de países europeos a una situación similar y me llama la atención que, en vez de crear un frente común ante una situación de riesgo, nos peleamos entre nosotros. Deberíamos unirnos para salir de esto y ya pelearemos después. También es admirable la heroicidad y la capacidad de ayudar a los demás jugándose la vida.

-¿Qué es lo primero que va a hacer cuando acabe el confinamiento?

Tengo dos películas que estaba a punto de rodar, así que primero me reuniré con toda mi familia, que estoy de Skype hasta el gorro, y después seguiré trabajando. Tenemos que salir adelante como sea.