Una imagen de 'After. En mil pedazos'.

'After 2': Erotismo de manual para adolescentes despistados

La segunda entrega de un fenómeno literario en la estela de '50 sombras de Grey' pero para teenagers reventará la taquilla con su sexualidad pacata

Borja Crespo
BORJA CRESPO

Irrumpe con fuerza en la cartelera la segunda entrega de adaptación cinematográfica de uno de los fenómenos literarios para adolescentes del momento, una suerte de '50 sombras de Grey' para el público juvenil que ya arrasó en la taquilla con el inicio de la saga. A una semana de estrenarse, 'After. En mil pedazos' ya había vendido más de 15.000 entradas por anticipado, todo un logro en los convulsos tiempos en los que vivimos, con el circuito de salas tocado por la pandemia.

Anna Todd, responsable de los libros de partida, publicados en todo el mundo con ventas millonarias, también participa en el guion de esta continuación que no oculta el reinado de la mediocridad en el negocio del entretenimiento de la mano de este retrato baldío de la juventud actual, acorde al sentimiento popular (lejos de obras magnas como las series 'Euphoria' o 'Podría destruirte', ambas disponibles en HBO para el disfrute del respetable). La pérdida de la inocencia llevada al terreno del erotismo pacato cambia de director. Roger Kumble, que tuvo su momento al debutar con 'Crueles intenciones' y 'La cosa más dulce', antes de dejarse llevar por los cantos de sirena de la televisión, habitual en el terreno de la comedia romántica americana, cumple con el expediente, no le queda otra, afrontando tras la cámara con actitud de funcionario una secuela que repite plantel principal: Josephine Langford ('Siete deseos') y Hero Fiennes-Tiffin (Cleaning Up'), ambos sin grandes proezas en su trayectoria artística.

En tiempos pretéritos el descubrimiento de la sexualidad daba para mucho en la ficción audiovisual, incluso en el cine comercial, pero ahora el mayor atrevimiento es jugar a verdad o reto a la luz de una hoguera. A veces cae un beso con lengua, o hay roce entre las sábanas, con un montaje y fotografía que aporten opacidad a la postal, nublando todo atisbo de sensualidad carnal. Chica ingenua se queda prendada de chico malo, sean bienvenido el aluvión de topicazos. Al principio se ven como extraños, pero luego se desean. Todo esto y más, reflejado con la profundidad de un meme de Pablo Coelho, se extiende en una segunda parte que no cesa en su empeño de perpetuar el amor romántico.

Hay spots de colonia más sutiles y atrevidos, pero 'After. En mil pedazos' convulsionará la taquilla del fin de semana para dejar claro quién manda. Los protagonistas del festejo siguen con sus tropelías sentimentales. El estado de las cosas se tambalea cuando aparece en escena un tercer elemento perturbador. Triángulo de amor no bizarro. ¿Puede el corazón vencerlo todo?, dicen desde la promoción. Vayan preparando el paquete de kleenex o la bolsa para regurgitar.