Almudena Amor y Vera Valdez en 'La abuela'.

'La abuela' y otros estrenos

Oskar Belategui
OSKAR BELATEGUI

Paco Plaza da pistas desde los mismos títulos de crédito de 'La abuela', cuya tipografía replica la de los de 'La semilla del diablo', una de las películas favoritas del director. Ambas son historias de posesiones que transcurren prácticamente en un único escenario. Solo que en 'La abuela' el demonio es la vejez, que nubla el cuerpo y la mente de una anciana que sufre un derrame cerebral e, intuimos, tuvo un pasado bohemio y salvaje. Su nieta, que trabaja como modelo, debe regresar de París a Madrid para hacerse cargo de la mujer que la crió después de que sus padres murieran en un accidente cuando era una niña.

Almudena Amor, nominada al Goya a actriz revelación por su papel de becaria en 'El buen patrón', y la brasileña Vera Valdez, favorita de Coco Chanel y musa de Avedon en su juventud, que no abre la boca en todo el metraje, sostienen el peso de este perturbador drama en el que tarda en aparecer lo sobrenatural.

No conviene apresurarse en busca de sustos. Paco Plaza cada vez se muestra más elegante y contenido en sus películas. La presencia de Carlos Vermut en el guion de 'La abuela' se traduce en un estilo más depurado y sintético, sin que la acción salga de las paredes de un piso burgués con vistas al Retiro en el que el tiempo parece haberse detenido.

Lo que parece una ilustración del llamado 'síndrome del cuidador quemado' poco a poco va sumergiéndonos en una pesadilla en la que hay que estar atento a las pistas: los relojes parados, los espejos, el pajarito, las muñecas matrioskas... La atmósfera inquietante de esta fábula a los sones de Los Panchos –«reloj, no marques las horas...»– demuestra el talento de un director que solo en los últimos compases del filme se deja llevar por cierto efectismo y truculencia.

'Prisioneros de Ghostland'

Vídeo.

Nicolas Cage se pone a las órdenes del japonés Sion Sono en una loquísima cinta de acción. Su papel, un ladrón de bancos al que sacan de la cárcel y visten con un traje de cuero equipado con bombas para que cumpla una misión: rescatar a la nieta de un señor de la guerra. El filme se aplaudió sin prejuicios en el pasado Festival de Sitges, donde se le encontraron referencias a la saga Mad Max, las películas de samuráis, el cine de John Carpenter y el western.

'En un muelle de Normandía'

Vídeo.

El escritor y cineasta Emmanuel Carrère convierte a Juliette Binoche en una periodista que, para documentarse, trabaja como limpiadora en Caen ocultando su identidad. El autor de 'El adversario', reciente Premio Princesa de Asturias de las Letras, adapta 'El muelle de Ouistreham', la novela de Florence Aubenas, que durante la crisis de 2008 se trasladó a una ciudad de provincias y se presentó en el INEM francés como una mujer recién separada en busca de un trabajo. El empleo que consiguió, limpiadora en un transbordador que cruza el Canal de la Mancha, dio pie a un libro sobre la precariedad laboral y la situación de los más afectados por la crisis económica.

'Mira por mí'

Vídeo.

El director Randall Okita debuta con un thriller psicológico en el que viviremos la angustia de la protagonista (Skyler Davenport), una joven deportista que se queda ciega por una enfermedad degenerativa. Cuando llega a trabajar a una mansión apartada que asaltan unos ladrones en busca de una caja fuerte oculta, su único medio de defensa es una nueva aplicación que la conecta con un voluntario de cualquier punto del país que la ayuda a sobrevivir viendo por ella.