Canarias7
Carlos S. Beltrán

Sigue abierto el caso del paciente muerto a puñaladas en el Negrín

carlos s. beltrán Las Palmas de Gran Canaria

A tan solo 24 horas de cumplirse dos meses del hallazgo de un paciente nonagenario con heridas de arma blanca en su habitación del Bloque A de la Unidad de Medicina Interna de la sexta planta del Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria la investigación policial aún continúa abierta.

Fuentes cercanas al caso confirman que los agentes del Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía siguen investigando el caso y mantienen varias líneas abiertas, sin descartar de momento ninguna hipótesis.

Además de mantener abierta la investigación, hay un mutismo absoluto en torno al desarrollo de la misma. Si bien en un primer momento se barajó la posibilidad de que el hombre se hubiese autolesionado de forma mortal, esta opción ha ido perdiendo fuerza con el paso de tiempo y con las pruebas halladas, según apuntan fuentes cercanas a los hechos. La discreción sigue siendo la tónica general sobre el caso.

De momento, los agentes siguen indagando para esclarecer lo sucedido en la madrugada del pasado 4 de junio en dicho centro hospitalario de la capital grancanaria. En todo momento han contado con la plena colaboración del centro hospitalario donde tuvo lugar el suceso que aún investigan.

Cabe recordar que la víctima, de avanzada edad, impedida y que se encontraba solo en la habitación donde llevaba días ingresado, fue hallado por un auxiliar de enfermería sobre las 04.00 horas de la madrugada con varias heridas de arma blanca en el tórax, según adelanto en exclusiva CANARIAS7. El arma fue hallada en la habitación y se trataba de una pequeña navaja.

Fuentes cercanas a las pesquisas policiales recalcan la cautela y apuntan que las pesquisas tienen sus tiempos y hay que respetarlos, mientras se intensifican para aclarar lo sucedido.

Patologías. El fallecido era un hombre que sufría múltiples patologías y con un más que delicado estado de salud. El trabajador dio aviso de forma inmediata a los responsables de la planta, que activaron de inmediato el protocolo establecido para estos casos, contactando de inmediato tanto con los responsables del centro hospitalario como con la Policía Nacional.

El paciente fue hallado, con evidentes signos de violencia, tirado en el suelo de su habitación, en la mencionada zona de la sexta planta, con la vía y la sonda arrancados y rodeado de sangre.

De hecho, el hombre fue localizado sobre un charco de sangre. Tras llegar al lugar del hallazgo los agentes del Grupo de Homicidios y de la Policía Judicial comenzaron las pesquisas en el mismo complejo hospitalario de referencia.

Además de tomarle declaración a todos los trabajadores de la planta y posibles testigos, los agentes solicitaron al Hospital Universitario Doctor Negrín de Gran Canaria las imágenes grabadas por el circuito de videovigilancia del complejo hospitalario para visualizarlas e intentar esclarecer lo sucedido, sobre todo antes de que se diese aviso del hallazgo del cuerpo. Todo unido a la toma de muestras del arma blanca hallada en la cama del fallecido, que permanecía ensangrentada y el análisis de las muestras recabadas poco después del hallazgo en la habitación del hospital.

De momento el caso, que conmocionó a los trabajadores del citado centro hospitalario, sigue abierto y bajo una intensa y exhaustiva investigación policial.