Canarias7
Efe / Las Palmas de Gran Canaria

Caso Faycán

La Audiencia propone fallar el Faycán sin Alba

El "caso Faycán", del que Alba era ponente hasta este mismo jueves, cuando ha sido suspendido cautelarmente como magistrado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), es una de las tramas de corrupción política más importantes juzgadas en Canarias y atañe a hechos que se remontan a entre 2003 y 2006.

En ese juicio, se dilucida si una serie de empresarios sobornaron hace quince años a funcionarios y políticos locales del Ayuntamiento de Telde (Gran Canaria) para obtener ventajas en las adjudicaciones municipales.

Veintiuno de sus 28 procesados se declararon culpables al inicio de la vista oral y confesaron que los hechos ocurrieron tal como los relata la Fiscalía de Canarias.

El juicio concluyó el 13 de marzo, pero la Audiencia Provincial aún no ha dictado sentencia

Presuntamente, los sobornos que varios empresarios han confesado haber pagado sirvieron para enriquecer a cargos públicos municipales y para financiar gastos del PP en la segunda ciudad de Gran Canaria, cosa que niegan tanto los exalcaldes Francisco Valido y Carmen Castellano, dos de los procesados que siguen defendiendo su inocencia, como el Partido Popular, personado en la causa como posible responsable civil

El juicio concluyó el 13 de marzo, pero la Audiencia Provincial aún no ha dictado sentencia: primero, porque Salvador Alba no ha llegado a proponer a sus compañeros de sala el borrador del posible fallo y, segundo, porque desde mayo al tribunal le ha sido imposible reunirse para deliberar, ya que él está de baja médica desde que se le abrió juicio oral por manipular una causa contra su colega la juez Victoria Rosell.

Fuentes de la Audiencia de Las Palmas han indicado hoy que su presidente, Emilio Moya, remitió hace días al TSJC un escrito con varias alternativas para que ese juicio no se repita en caso de que Alba sea suspendido, como ha ocurrido hoy.

Moya defiende en él que los otros dos magistrados que conformaban el tribunal del "caso Faycán", Oscarina Naranjo y Carlos Vielba, pueden dictar sentencia si están de acuerdo, porque en ese caso su criterio sería determinante, esté o no esté Alba como tercer magistrado de la sala.

Las mismas fuentes recuerdan que en el historial reciente de la propia Audiencia de Las Palmas hay precedentes en los que se ha optado por una solución, en un caso en el que uno de los tres magistrados de una sección falleció de forma repentina con una sentencia pendiente de dictar.

En su escrito, el presidente de la Audiencia califica literalmente de "despropósito" la situación protagonizada por Salvador Alba y denuncia su "nula colaboración" para que la sentencia del "caso Faycan" se dictase mientras aún estaba en el ejercicio de sus funciones como juez.