Canarias7
Ingrid Ortiz Viera

El fiscal pide hasta 17 años de prisión por ciberabuso sexual

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas juzgará en los próximos días al acusado, de 28 años de edad, que supuestamente abusó de cinco menores de edad de Las Palmas de Gran Canaria a través de Internet durante el año 2013 hasta el mes de marzo de 2014, cuando fue detenido en su domicilio en Alicante.

El fiscal pide un total de 17 años y 10 meses de prisión e inhabilitación para el derecho al sufragio, así como una multa de alrededor de 9.700 euros, una indemnización de 108.000 euros a las víctimas, el pago de las costas del juicio y libertad vigilada. Estas medidas implican la prohibición de comunicarse con las jóvenes, además de realizar actividades relacionadas con menores y cualquier uso de Internet durante los próximos 10 años.

Ciberacoso

A.P.G., de origen cubano, accedía sistemáticamente a portales sociales tales como Badoo para contactar con jóvenes que no habían alcanzado aún los dieciocho fingiendo trabajar en una agencia de modelos. Así mantenía conversaciones a través del chat ofreciéndoles a sus interlocutoras la posibilidad de un trabajo y, una vez ganaba su confianza, les pedía contactar en aplicaciones como Messenger, Skype o Tuenti para poder realizar videoconferencias.

El sujeto, que disponía de múltiples cuentas, se hacía pasar por una lesbiana llamada Lydia Jover e invitaba a las menores a mantener conversaciones personales sobre su orientación sexual con el fin de obtener material gráfico comprometedor que pudiera usar para doblegar su voluntad en beneficio propio. Si no accedían, amenazaba con colgarlo en la red o remitirlo a sus contactos.

Dos de las menores se negaron a mostrarse desnudas ante la cámara a pesar de los requerimientos del acusado, aunque sí en ropa interior. De las otras tres que accedieron a la supuesta prueba de modelaje, dos fueron forzadas a masturbarse ante la amenaza de difundir el vídeo de dicho ‘examen físico’ a sus familiares y amigos como si se tratara de un «anuncio pornográfico».