Canarias7
Luisa del Rosario

Educación

Un primer examen con la ley mordaza

Casi 800 estudiantes se presentaron ayer a la convocatoria de julio de la Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU) en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC). Una prueba en la que en Lengua se dio a elegir al alumnado entre un texto periodístico de Pedro Simón y un poema de Pedro García Cabrera, Las islas en que vivo, para que se relacionara su «silencio amordazado» con la ley mordaza.

En la primera tanda de exámenes de la EBAU, el pasado mes de junio, la prueba obligaba a escoger entre un texto literario de García Márquez y uno periodístico de Julio Llamazares, con lo que este año no se ha incluido en las opciones un escrito de una mujer literata o periodista.

Sobre las 9.30 de la mañana comenzaron las pruebas los 777 estudiantes de la ULPGC en el campus de Tafira, además de Vecindario, Guía, Telde y Lanzarote y Fuerteventura, a los que hay que sumar los 948 que realizan la misma prueba en La Laguna, con lo que a esta segunda convocatoria se han presentado en Canarias algo más de 1.700 estudiantes.

El texto escogido de Pedro Simón, publicado en el diario El Mundo el pasado 17 de abril, está dedicado a los libros, a los que compara incluso con un personaje de Tarantino para animar a que no se les trate como objetos de culto sino de uso.

El poema del escritor gomero Pedro García Cabrera (1905-1981), Las islas en que vivo, fue escrito en 1971, «en un momento de represión de las libertades civiles», explicaba el enunciado del examen. Aprovechando esta circunstancia, se recordaba al alumnado que actualmente la ley mordaza «ha sido muy contestada cuando se ha aplicado a producciones culturales y artísticas» y se le invitaba a redactar una opinión comparando el «silencio amordazado» del que habla el poeta y la libertad de expresión en la actualidad.

La ULPGC dio a conocer ayer las cifras de preinscripciones para cursar grados en la universidad grancanaria. En total 8.486 estudiantes se han preinscrito para iniciar sus estudios en esta institución, lo que representa un 1,1% más que en el pasado curso, cuando las preinscripciones fueron 8.389. El rector de la ULPGC, Rafael Robaina, espera consolidar los datos pues su intención, recordó, es trabajar para recuperar los 5.000 alumnos que la universidad perdió al dejar de impartirse el quinto año.