Canarias7
Canarias7 / Las Palmas de Gran canaria

Sólo dos de 484 docentes de la ULPGC suspenden

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) celebró ayer una sesión ordinaria que comenzó con el informe del rector, Rafael Robaina en el que se refirió a la reciente reunión del Foro de Rectores de Universidades Ultraperiféricas e hizo referencia a la última reunión de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), donde se abordó el trastorno que ha supuesto la Ley de Contratación del Sector Público, sobre todo para la investigación que se realiza en las Universidades.

Robaina también refirió que transmitió a la CRUE la preocupación por la falta de regulación en la Agencia Nacional de Calidad (ANECA) del futuro de la acreditación institucional de centros, en la que la ULPGC es líder nacional con cinco centros acreditados.

Finalmente, se congratuló de los excelentes resultados de la evaluación del profesorado del presente curso 2017-2018, donde se mide la planificación de la docencia, el desarrollo de la misma y sus resultados. Los docentes evaluados fueron 484, de los que 220 alcanzan el grado de excelencia A; 190 el grado de excelencia B; 72 docentes la valoración adecuada; y sólo dos docentes obtienen una valoración no adecuada. Esta evaluación se realiza a partir de una autoevaluación del profesorado, informe de los responsables académicos y la opinión de los estudiantes mediante encuestas. Los resultados de la evaluación suponen que un 84,7% del profesorado se engloba en los niveles de excelencia A y B; que un 14,8% es evaluado como adecuado y que solamente un 0,41% obtiene una valoración no adecuada.

Por otro lado, Gerardo Delgado, Director de Planificación Estratégica del Vicerrectorado de Coordinación y Proyectos Institucionales, presentó una ampliación del Plan Estratégico Institucional vigente, el IV Plan, que alcanza de 2015 a 2018, para que abarque hasta 2020, coincidiendo con el periodo de mandato del actual equipo de gobierno, ya que el anterior fue aprobado menos de un año antes del cambio en el Rectorado. Esta ampliación posibilita el cumplimento amplio de los objetivos propuestos en el PEI e incorporar nuevas líneas estratégicas.