Canarias7
Canarias7 / Santa Cruz de Tenerife

El incendio en Tenerife afecta a más de 220 hectáreas

Cuatro helicópteros del Gobierno de Canarias y uno de la Guardia Civil y más de un centenar de efectivos por tierra han estado actuando durante todo el lunes en la lucha contra las llamas en las cumbres de Granadilla, en el sur de Tenerife. Los medios aéreos se han centrado en el frente más activo que continúa avanzando hacia el municipio de Arico, donde es imposible atacar el fuego desde tierra.

En la zona donde se inició el incendio la noche de este domingo, en el entorno del Paisaje Lunar, en los municipios de Granadilla y Vilaflor, están actuando efectivos del Cabildo de Tenerife, unas 120 personas, y de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de Tenerife, 63 efectivos con base en Los Rodoeos y 45 desplazados desde Gran Canaria.

Está previsto que a lo largo de este martes se incorporen a las labores de extinción dos hidroaviones y posiblemente un quinto helicóptero.

El viento, con cambios bruscos de dirección, es el peor enemigo al que se han enfrentando los efectivos y lo que está dificultando controlar un conato de incendio que se inició pasadas las nueve de la noche de este domingo afectaba la noche de este lunes más de 220 hectáreas de pinar y matorrales. El fuego no está próximo a ningún núcleo de población, ni a zona de cultuvos.

Las primeras hipótesis apuntan a un fuego producido por una imprudencia, según indicó el consejero de Medio Ambiente del Cabildo de Tenerife, José Antonio Valbuena. Las primeras llamas se produjeron en la zona de senderos próxima al campamento de Madre del Agua, una zona recreativa.