Canarias7
Rosa Rodríguez

Mucho frío, pero nada de nieve

El embolsamiento de aire frío que desde ayer está situado al noreste de Canarias no ha dejado tantas precipitaciones como se esperaba, no ha traído consigo tormentas de granizo, ni la tan esperada nieve a las cumbres. Si ha llovido de manera continuada en las vertientes abiertas al norte en Gran Canaria, Tenerife y La Palma. También cayó algún chubasco en Lanzarote y Fuerteventura.

Lo más destacable está siendo el viento, con rachas que en Gran Canaria que superan los 100 kilómetros por hora en puntos como las Tirajanas o la Cruz de Tejeda. El Cabildo de Gran Canaria recomienda no acceder a las cumbres mientras se mantenga la alerta por viento, que el Gobierno ha declarado ya en toda Canarias.

Las rachas de viento han ocasionado pequeñas incidencias, como la caída de algún árbol, como en la capital grancanaria, y algún vallado de obra, como en Telde. También algunas carreteras en Gran Canaria, Tenerife y La Palma han sufrido pequeños derrumbres.

Los vuelos previstos para este martes entre el aeropuerto de La Gomera y el de Los Rodeos se han cancelado.

El frío está siendo el otro protagonista, con temperaturas mínimas que apenas subieron este lunes de los 15 grados y que en zonas como Valleseco, San Mateo o Tejeda se situaron casi todo el día en torno a 10 grados. Las tres islas más montañosas registraron la pasada noche heladas en sus zonas más altas, que han obligado, en el caso de Tenerife y La Palma, a cerrar los accesos al Teide y al Roque de Los Muchachos por placas de hielo en la calzada. En el casco de la Vega de San Mateo, en Gran Canaria, la mínima a las 5.10 de la madrugada fue de 1,7 grados.

También el fuerte oleaje contribuyó a perfilar un tiempo desapacible que, previsiblemente, continuará durante toda la jornada de este martes y los próximos días. De hecho, las olas, que han superado los cuatro metros, están afectando a las comunicaciones por mar entre Gran Canaria y Fuerteventura y Gran Canaria y Tenerife. La Naviera Armas ha cancelado sus conexiones con estas islas. Las conexiones entre Lanzarote y La Graciosa también se han vsito afectadas.

Si bien el viento irá amainando en las últimas horas, el oleaje se mantendrá como mínimo hasta este jueves.

Desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) reconocían a mediodía de este lunes que la previsión de precipitaciones había disminuido frente a lo esperado inicialmente en tanto que la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA) de la atmósfera no se llegó a situarse sobre las islas, sino que se ha quedado al noreste, en el Sahara. Lo que sí está provocando esta gota frío, como se la conocía hasta hace unos años, es que se produzcan importantes registros de viento, como ayer en los Altos de Igualero (La Gomera) o en Izaña, donde las rachas más fuertes rozaron los 90 kilómetros por hora. Hoy se están superando estos registros en toda Canarias.

La mayor nubosidad se concentró pasado el mediodía en las islas centrales, donde se llegaron a recoger en torno a 20 litros por metro cuadrado en Tejeda y una cantidad similar en La Laguna.

Un lluvia tranquila que, sin embargo, no ha dado paso a la deseada nieve ni en Tenerife, ni en las cumbres de Gran Canaria, donde los termómetros bajaron por debajo de 0 grados centígrados en el Pico de la Gorra este lunes y no subieron de 5 grados en todo el día.