Canarias7
Lourdes Bermejo

Entrevista

María del Río: «Hay que cambiar la política de opacidad de los centros de menores»

— Como feminista y activista por los derechos de la infancia ¿Cómo cambia la lucha desde las instituciones?

— Desde el punto de vista personal, ninguna, pero desde la oposición puedes pedir cuentas y hacer visibles las incoherencias de quienes gobiernan. Es más difícil engañar a la oposición que a las asociaciones aunque éstas ya están curtidas. Por ejemplo, nos cuesta un triunfo aprobar las PNL. Total, para qué. No son vinculantes y casi nunca se cumplen. Y es aún peor con las leyes aprobadas en la Cámara, de obligado cumplimiento. La frase que más he dicho estos tres años es. ‘Fíjense si somos radicales en Podemos que solo les pedimos que cumplan sus leyes, las que aprobaron cuando nosotros ni siquiera estábamos’. La ley de Igualdad es de 2010 y hasta junio, en que se renovaron los cargos, no había habido una sola mujer en el Consejo Consultivo, ni paridad el en la Audiencia de Cuentas o Diputado del Común.. Ahora se ha conseguido, con mucha negociación, y sin pactos excluyentes, un equilibrio de sexos del 40-60%.

— Pero otros temas, como el riesgo de exclusión social, se ha reducido 4,5 puntos en un año.

— Es inaudito que el Gobierno saque pecho de eso cuando estamos a la cola de España en temas sociales y la medida estrella es la Ley del Suelo, a la que se ha dado prioridad total y que beneficia a un modelo turístico insolidario. El aumento del PIB ¿A quien beneficia? ¿A familias que no pueden acceder al alquiler?, ¿A las que llevan más de un año en listas de espera sanitarias? Necesitamos unos mínimos de garantías, de derechos constitucionales, vivienda, educación, sanidad, servicios sociales. Las mujeres no pueden asumir el rol de cuidadoras sin remuneración, sin seguridad social, sin jubilación. Esta situación de desigualdad es violencia de genero. Los asesinatos machistas, son solo la punta del iceberg.

— Hace poco se conoció el caso de menores de un centro de acogida de Lanzarote que ejercían la prostitución. ¿Por qué ocurre esto?

— No ha sido un caso aislado. En Gran Canaria ha habido otros dos en esta Legislatura. En mi opinión hay que dar una vuelta a la política que siguen los centros. Uno de los problemas es la opacidad, que tras la justificación del derecho a la intimidad de las y los menores, hace que sea muy difícil conocer la verdad. Son casos muy graves de pederastia y explotación sexual a las niñas más vulnerables. La justificación de que ‘salen los fines de semana’ no nos sirve. Hay que garantizar que los centros de menores, que deberían de ser siempre la ultima opción como medida de protección, cuando realmente no haya posibilidad de acogimiento en familia, extensa o ajena, y adopción no sea viable, funcionen de la forma más parecida a una familia de verdad. ¿Qué relaciones se establecen entre las y los menores y los profesionales que les deben proteger y educar? ¿Cuenta cada niña o niño con una persona de referencia, tutor de resiliencia? Un centro no debe reproducir los problemas de una familia desestructurada. No basta con atender sólo la parte material si no se cubre el lado emocional. Hacen falta más profesionales que puedan ejercer su trabajo en condiciones dignas, y atender las necesidades terapéuticas de estas criaturas que bastante mochila llevan ya en sus espaldas, de abandono o mal trato. Por mi vinculación con este tema, pedí poder visitar, como parlamentaria, todos los centros de menores de Canarias, pero no me ha sido posible. El argumento es que del control ya se encarga la Fiscalía de Menores. Se equivocaron mucho, el objetivo no era el mero control, sino el de conocer para contribuir en su mejora. Así que estoy reuniéndome con las y los trabajadores, que hablan confidencialmente y con chicas y chicas tras cumplir los 18 años. Algunos testimonios son demoledores y ponen de manifiesto la necesidad urgente del cambiar el sistema. Es un compromiso que adquirí cuando prometí el cargo. Para ello contamos también la esperada puesta en marcha de la Comisión de Estudio de infancia y adolescencia, en septiembre. Desgraciadamente, el Pacto por la Infancia en Canarias, propuesta de UNICEF, firmado en la anterior legislatura sigue esperando. Está claro que la infancia no es una prioridad para este Gobierno.