Canarias7
Lourdes Bermejo

El Tribunal Militar anula la sanción a la agente del Seprona

Una sentencia del Tribunal Militar Territorial quinto ha anulado la sanción a la sargento del Seprona Gloria Moreno de un día sin sueldo ni funciones por una falta leve, impuesta el octubre pasado por el coronel de la Comandancia de Las Palmas, Ricardo Arranz, tras una queja del director del Centro Isla de La Graciosa. La causa de la sanción fue una pregunta acerca del destino que se dio a nueve gatos, en una reunión del Consejo insular de caza, en junio de 2017, que fue tildada de «desconsideración o incorrección con ciudadanos en el ejercicio de sus funciones». Gloria Moreno interpuso entonces recurso de alzada que fue desestimado

El Tribunal sí ha admitido el recurso contencioso disciplinario preferente interpuesto después por la agente, considerando que se trata de «una infracción clara e inequívoca del derecho de presunción de inocencia y del principio de legalidad».

Sin embargo, la Fiscalía Jurídico Militar solicitó la desestimación, al considerar que la agente había actuado incorrectamente al sembrar la sospecha de una actuación irregular, aunque el propio director del Centro Isla de La Graciosa admitió en la reunión que los gatos habían sido capturados fuera de protocolo, al suponer un «riesgo para la fauna local».

La sentencia concluye que este intercambio de información se produjo en un tono «educado y comedido», según el ponente, tras escuchar la grabación de la reunión.

En su recurso, Moreno veía vulnerado su derecho a la presunción de inocencia y a la libertad de expresión, así como el principio de legalidad, ya que la sanción solo había tomado en consideración la queja del director del Centro Isla de La Graciosa y no sus alegaciones ni las pruebas aportadas. Este último argumento ha sido refrendado en la sentencia, al indicarse que la autoridad sancionadora basó el reproche disciplinario «exclusivamente» en las consideraciones del director. Sin embargo, el Tribunal no ve vulnerado su derecho a la libertad de expresión puesto que participaba en esa reunión en representación de la Guardia Civil y no a título particular.