Canarias7
José Ramón Sánchez

Avanza el trámite de la desaladora en La Santa de la red de regadíos

Tras varios meses de incertidumbre, al fin se encuentra en fase de exposición pública el acuerdo tomado en el arranque de abril por el Consejo Insular de Aguas destinado a facultar la presencia de una planta desaladora en La Santa, con varios equipos anexos, destinada a ser el eje principal del plan de regadíos ideado para los municipios de Teguise y Tinajo. Hasta finales de este mes será posible la tramitación de sugerencias, alegaciones y similares, estando previsto que en pocas semanas, salvo imprevistos, pueda ser viable la licitación oportuna.

Esta futura planta desaladora de agua de mar de La Santa, que deberá ir acompañada de dos pozos de captación, así como de un pozo de vertido, hace cinco meses que está a expensas al trámite de exposición pública, tras e l acuerdo tomado por el Consejo Insular de Aguas y con refrendo incluso del Consejo de la Reserva de la Biosfera, en cita hecha en abril en Tinajo. La infraestructura básica, con un presupuesto por arriba de 4 millones de euros, forma parte a su vez del proyecto de modernización y mejora del regadío en la franja nordeste insular (Tinajo y Teguise).

La actuación global incluirá la presencia de un aerogenerador propio para autoconsumo, de 0,85 megawatios de potencia; así como una balsa de agua, con capacidad para guardar la producción media de dos días.-Además, se prevén un emisario submarino; y un depósito de agua agrícola, en El Cuchillo, con capacidad para 4.500 metros cúbicos de líquido; así como maquinaría de impulsión y una red de riego. El total de esta inversión podría superar los 9,5 millones de euros, contando con la parte en exclusiva para la nueva planta de producción que se está promoviendo en La Santa.

La desaladora y pozos irán anexos a la actual estación depuradora de aguas residuales de La Santa. Una vez que pueda operar la misma a pleno rendimiento, se confía en que pueda contar con capacidad para generar 3.600 metros cúbicos de agua al día.

Una vez pasados todos los trámites medioambientales, jurídicos y administrativos, se explicó en la pasada primavera por fuentes cabildicias, la actuación podría comenzarse durante 2019. Ya se cuenta con la parcela destinada a permitir el montaje de toda la nueva infraestructura destinada a la red de regadío.

La iniciativa permitirá mejorar el nivel de calidad del agua que se sirve a los agricultores, según la memoria justificativa de la propuesta, valorada en la primera sesión de 2018 del Consejo de la Reserva de la Biosfera. De ejemplo sirva decir que se confía en que haya una menor demanda de aguas depuradas.

Se confía en que esta propuesta sea capaz de cubrir la demanda al menos hasta 2027, atendiendo a bases publicadas en el Plan de Regadíos de Canarias, si bien hay que considerar que este documento data de 2014 y está basado en parámetros de 2012.