Canarias7
David Ojeda

La Policía Local espera por Matrix

La Policía Local de Las Palmas de Gran Canaria presentó ayer el Phantom 4, su primer dron, que participará en la seguridad de la ciudad desde el aire controlando el tráfico en horas puntas o vigilando los perímetros de las grandes movilizaciones. Este aparato ha tenido un coste superior a los 2.000 euros y se verá reforzado con la compra de un Matrix, un modelo más moderno y completo.

El vehículo aéreo no tripulado de la Policía Local ya se ha incorporado al servicio y puede realizar vuelos a 120 metros de altura como máximo y alcanzar una velocidad de 72 kilómetros por hora. A su vez, según indicó ayer el alcalde Augusto Hidalgo, el aparato puede estar listo para actuar en un tiempo de diez minutos después de recibir la petición de acción y se piensa utilizar para colaborar con todos los cuerpos de seguridad que requieran la colaboración de los agentes de la municipal.

El alcalde aseguró que «este servicio ya está en marcha tras recibir el permiso deAgencia Estatal de Seguridad Área para poder operar en el municipio. Damos unas posibilidades a la Policía Local que no tenían hasta ahora. Nos va a servir para descubrir edificaciones ilegales, poder actuar en emergencias sin que intervenga previamente ningún agente. O poder visualizar grandes eventos como los deportivos o la Cabalgata de Reyes».

Augusto Hidalgo señala que el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria cuenta con todas las verificaciones necesarias para poder usas sin limitaciones este nuevo servicio incorporado a la Policía Local. «Con las restricciones en las zonas militares o en algunos otras zonas de la ciudad, las policías locales tienen la posibilidad de utilizar estos vehículos aéreos. Los particulares no pueden usarlos como sí los podemos usar nosotros. Solo nosotros tenemos los permisos de seguridad aérea, tras certificar los vehículos y la formación específica de nuestros pilotos», manifestó.

Mejor modelo.

Hidalgo, además, añadió que la intención del gobierno municipal es la de ampliar en un plazo corto la flota de estos vehículos. «Este dron, que cuesta unos 2.000 euros, nos sirve de prueba inicial. Nuestra idea es que con el presupuesto del año que viene podamos incorporar el Matrix. Que es un modelo más grande y con más operativa. Porque incorpora una cámara térmica de infrarrojos, que para nosotros es clave porque se podría utilizar para hacer detenciones y actuaciones de noche. Y ver con la nitidez y la estabilidad de la imagen que tienen. Este está en fase de prueba, pero la idea es incorporar para el presupuesto del año que viene el Matrix», aseguró.