Canarias7
Canarias7

«No la vamos a dejar sola»

blanca e. oliver / telde

María Jesús Cáceres no está sola ni va a estarlo. Los responsables del Ayuntamiento teldense han realizado un seguimiento constante de su situación y han puesto en marcha todos los mecanismos a los que tienen acceso y de los que son competentes para solucionar la precariedad en la que vive.

Como se publicó ayer en esta misma página, esta mujer de 39 años está enferma de cáncer y sigue a la espera de que un tribunal médico le reconozca la minusvalía que le impide trabajar. Mientras, habita desde hace siete meses una casa cueva de Caserones, en la que no tiene agua ni luz ni un cuarto de baño. Carece de ingresos y puede comer con normalidad y variedad, gracias a los alimentos que le facilita desde hace poco tiempo la Concejalía de Servicios Sociales.

El alcalde accidental, Juan Martel, aseguró ayer que el consistorio no ha dejado de la mano a esta mujer y que se mantendrán a su lado, hasta que su vida se normalice.

«Nunca se le ha dejado sola y no vamos a hacerlo. Ya se ha informado de su situación al resto de las instituciones competentes pero, aun así, este jueves llamaré a los responsables del caso en el Gobierno, para saber cómo van los trámites para que pueda abandonar el lugar en el que vive».

Martel detalló que, desde que se tuvo conocimiento de su situación, la Alcaldía activó el protocolo que se sigue habitualmente en este tipo de casos y remitió a la Dirección General de Vivienda del Gobierno de Canarias, el pasado día 21 de junio, un oficio en el que se solicitaba que, a la mayor brevedad posible, se dé una alternativa habitacional a la afectada.

En esa misma comunicación, se hizo especial hincapié en la situación de emergencia en la que se encuentra esta señora, y se comunicó que la casa cueva que ocupa no reúne las mínimas condiciones de habitabilidad. Por último, se adjuntaron todos los informes que han elaborado los técnicos de la Concejalía de Servicios Sociales y que certifican su situación de vulnerabilidad.

En otro frente, el Ayuntamiento también le ha tramitado las ayudas de emergencia social con que cuenta el propio consistorio, así como la que ofrece el Cabildo.

Asimismo, se ha cumplimentado la documentación para que reciba la Prestación Canaria de Inserción y la trabajadora social insiste ante el Gobierno, en un intento de acelerar el trámite, ya que esos pagos suelen demorarse hasta cuatro meses.

Martel fue claro: «El Ayuntamiento continuará prestando apoyo y tutelando el caso de esta vecina del municipio, siempre en coordinación con el resto de las instituciones, con las que debemos cooperar e ir de la mano para solucionar casos tan graves».