Canarias7
Alberto Artiles

Atascos

La GC-1 consolidará el cuarto carril

El proyecto, que el responsable de carreteras insular, Ángel Víctor Torres, ha trasladado al Gobierno regional depende del convenio de carreteras que debe financiar el Estado, aún pendiente de firmar. «Le hemos hecho una propuesta del convenio de carreteras de cientos de millones de euros para el conjunto de la isla al Gobierno de España, porque el anterior finalizó en 2015, y entre las obras más importantes está la de la GC-1», explica Torres. «Las mejoras en las conexiones de la GC-1 con el término municipal de Telde son cruciales porque esta vía soporta 200.000 vehículos diarios, una de las vías con más presión de España», asegura. Por eso entiende que las obras son necesarias y urgentes para mejorar el tráfico en la isla y en ese tramo en concreto. El también vicepresidente del Cabildo mantendrá hoy un encuentro en Tenerife con el resto de representantes insulares del archipiélago para tratar el convenio con el Ejecutivo regional.

Las actuaciones que se deben acometer en la autovía se centrarán en los problemas de los accesos de la principal zona comercial del municipio. «Está presupuestado una cantidad cercana a los 10 millones de euros para mejorar los enlaces de la GC-1 que, por cierto, son actuaciones de planeamiento de carácter municipal y del desarrollo comercial que no fueron bien terminados en su día y que llevan consigo que tengamos los problemas presentes. Con este proyecto para mejorar los accesos a la altura de Telde vamos a realizar acciones que en su momento no se realizaron en Melenara, Las Huesas y La Mareta, donde está uno de los puntos más problemáticos de la GC-1», explica el consejero de Obras Públicas. En el proyecto se recoge consolidar carriles de acceso a la zona comercial en las dos direcciones, lo que conllevaría tener cuatro, tanto en dirección a Las Palmas de Gran Canaria como en dirección sur, a su paso por el municipio.

Una de las novedades que contiene la propuesta es la consolidación de la vía que actualmente entra a La Pardilla desde la capital. Se convertirá en un carril que no desaparece como hasta ahora, sino que llegará hasta la altura de Makro. Esta acometida podría acabar con los atascos que se producen a la altura de Jinámar todas las mañanas en dirección sur y que termina también taponando la GC-3.

La inversión contemplada por la Consejería de Obras Públicas insular incluye también lo nuevos accesos a La Mareta desde el sur. Para ello se habilitará un tramo de vía paralela a la GC-1 que discurrirá desde El Goro a La Estrella. «No se van a construir nuevos carriles, sino que se consolidarán algunos que ya existen como accesos o vías de servicio, realizando nuevas entradas a las zonas comerciales», especifica Torres. Un planteamiento similar al realizado por el vicepresidente del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, que ha encargado un estudio para instalar carriles VAO (vehículos de alta ocupación) y de transporte público en los espacios ya existentes, sin construir carreteras.