Canarias7
Canarias7

Jinámar, mucho más que vándalos

Blanca e. oliver / telde

No existe una fórmula mágica que transforme la realidad de Jinámar con un solo toque de varita, como en las películas de Disney. El barrio necesita mucho trabajo y, sobre todo, muchas ganas de trabajar. Y las hay... y por parte de un gran número de personas comprometidas.

Unas ganas que están contribuyendo a sacar adelante, poco a poco, todos los proyectos que se acometen en la zona, tanto mediante el Plan Integral como a través de las actuaciones que ejecutan las distintas concejalías.

Celeste López, alcaldesa accidental de Telde, asegura que en Jinámar se desarrolla un trabajo a largo plazo, del que ya se están viendo los resultados y que implica a todas las instituciones.

«Es la primera vez en la historia que todas las administraciones están involucradas en un mismo plan, en el que se invertirán 87 millones en diez años. Además, hay más de una veintena de colectivos sociales, educativos y sanitarios implicados que trabajan por y para Jinámar».

López recalca que se trata de un buen número de iniciativas enmarcadas en una estrategia que se basa en un diagnóstico en el que trabajaron los responsables de un proyecto similar que se desarrolla en Ofra y Taco, en Tenerife. Y además, es un proceso abierto, en el que participan formaciones políticas de la corporación, voluntarios, centros educativos y sanitarios, ONG, asociaciones de vecinos...

«Se está haciendo un buen trabajo. Todos nos estamos esforzando para que el cambio sea mayor y cuanto antes».

La alcaldesa accidental critica que se denoste a todo un barrio por la acción de unos pocos.

«Jinámar es mucho más que ese grupo de vándalos que quemó los coches el viernes. Llevamos años oyendo hablar negativamente del barrio, pero la mayoría de los vecinos es gente maravillosa que se ha implicado en proyectos que deben ponerse en valor. Y todos son conscientes de que la transformación no se da de un día para otro».

Responsabilidad. Los grupos de la oposición en el consistorio teldense coinciden en que el Ayuntamiento debe exigir responsabilidades al Cabildo por la escasez de efectivos en el parque de bomberos la noche del incendio. Además, reclaman el fomento de la convivencia y la seguridad.

Juan Francisco Artiles, portavoz de Más Por Telde, critica que se trabaje en busca de votos.

«No se puede estigmatizar Jinámar por un hecho concreto. El 90% de la población es honesta, honrada y trabajadora. Lo que no se debe hacer es invertir millones persiguiendo una rentabilidad electoral. Si no se invierte en las personas, el problema de fondo seguirá existiendo».

Juan Antonio Peña, portavoz de Ciuca, exige más implicación.

«Jinámar lleva tiempo solicitando un compromiso verdadero con la ciudadanía y no propaganda política que no les lleva a nada. Necesita más seguridad y un proyecto que responda a sus necesidades. El Plan Integral debe ser más afectivo y menos propagandístico. Este incidente es fruto del fracaso de las políticas sociales y la inseguridad».

El portavoz socialista, Alejandro Ramos, reside en el barrio y respira la problemática.

«He visto épocas duras y otras mejores, pero nunca se ha vivido esta inseguridad por la noche. El problema es la falta de zonas comunes de convivencia. La alcaldesa cree que es arreglar las viviendas por fuera, cuando lo de dentro está deteriorado. Jinámar debe contar con presencia de la Policía Nacional y, a la vez, mejorar las zonas verdes y las infantiles, y dar una oferta de ocio a la juventud. Hay un repunte de drogas duras que se quiere tapar, pero la evidencia es clara. Apostaría por instalar cámaras».

Sonsoles Martín, portavoz del PP, cree urgente una reflexión.

«En Jinámar hay mucha gente honrada y trabajadora, y es una pena que su nombre se vea manchado por quienes no respetan los límites. Desde el PP pedimos a las instituciones una reflexión realista y constructiva sobre el dinero que se ha invertido en el barrio, porque no ha dado todos los frutos anunciados».

José Hernández, edil vinculado a Sí Se Puede, censura la falta de planificación de políticas sociales. «Los vecinos de Jinámar tienen que soportar la desidia institucional del Gobierno de Canarias, del Cabildo y del Ayuntamiento. Es un barrio huérfano en ese sentido. Esperemos que haya un compromiso serio con el barrio y que se deje de lado el siempre obstinado e irresponsable cortoplacismo político».

Esther González, concejala vinculada a Podemos, acusa al Pacto de originar el problema.

«No se puede negar el problema de drogas y de delincuencia, y hay que hacerles frente con políticas sociales y de cohesión. Una de las consecuencias de los casos de corrupción, despilfarro y mala gestión de NC y el PP es la falta de políticas sociales contra la dependencia y la pobreza».