Canarias7
Cristina González Oliva

Los accidentes de tráfico aumentaron un 12% con respecto a 2016

El número de atropellos en 2017, el más bajo en siete años

>>

La cifra de atropellos se ha reducido de forma considerable durante 2017. En todo el año se produjeron 27, frente a los 44 de 2016 y de 2011. Se trata de los datos más bajos de los últimos ejercicios ya que en 2015 y 2013 tuvieron lugar 42; en 2014, 30; y en 2012, 31. Pese al descenso de este tipo de incidentes en el municipio, sí ha habido un aumento importante de los accidentes de tráfico, un 12% más, al registrarse 1.016 frente a los 905 de 2016. A diferencia de los atropellos, es la cifra más alta de los últimos siete años y la primera vez que supera el millar, ya que hasta ahora el máximo estaba en los 945 que tuvieron lugar en 2012.

Las causas del incremento de los accidentes son muy difíciles de establecer. Ni siquiera que sea debido al uso de los teléfonos móviles porque la Unidad de Atestados no puede cuantificar esos datos y es complejo de demostrar, como sí sucede con los casos donde ha intervenido el alcohol o las drogas. El jefe de la Policía Local, Félix Ramos, que ayer presentó el balance del pasado año, sí ha mostrado su preocupación por la utilización de dispositivos electrónicos y hace un llamamiento a la concienciación ya que este tipo de actuación produce despistes muy graves durante la conducción y también en los peatones, que por ir mirando los teléfonos o hablando, no prestan la debida atención en las calles.

En los 1.016 accidentes que tuvieron lugar en el ejercicio anterior se produjeron solo daños en 680 de ellos, mientras que en 266 hubo personas que sufrieron algún tipo de lesión. De los conductores que protagonizaron un suceso de tráfico, 4 no tenían carné de conducir. El consumo de alcohol estuvo presente en 36 de las ocasiones, cifra que se incrementa en 6 con respecto a 2016, pero que se reduce en 19 se si tienen en cuenta las cifras de 2015. Tres de los chóferes se negaron a realizar la prueba para detectar si habían ingerido alcohol, lo que conlleva un delito de todas formas.

Los conductores sin carné se incrementaron en un 64,5%.

En los controles de tráfico realizados por los agentes de la Policía Local de Telde en la red viaria municipal se detectaron el pasado año un total de 51 conductores que no tenían carné de conducir o habían perdido todos los puntos. Esta cifra revela un incremento del 64,5% con respecto a 2016, cuando se detectaron 31. En 2015 fueron 47. Conducir sin permiso es un delito contra la seguridad vial que puede conllevar pena de prisión de tres a seis meses, además de multa. Por eso motivo los agentes instruyen diligencias judiciales. Los chóferes que carecían del permiso de conducir en vigor protagonizaron en 2017 cuatro accidentes; en 2016 fueron cinco; en 2015, cuatro; en 2014, tres; en 2013, seis; en 2012, cinco y en 2011, fueron dos.

Alcoholemia.

No todos los datos donde los resultados del test de alcoholemia dieron positivo se han incrementado con respecto al año anterior. Sí lo hicieron los conductores que cometieron una falta administrativa (entre 0,25 y 0,60mg/l de aire espirado) que fueron 75 en 2017 frente a los 72 de 2016. En 2015 se contabilizaron 116. También se incrementaron los involucrados en un accidente que habían consumido alcohol, que pasaron de 30 a 36, aunque la cifra más alta de los últimos años fue en 2015, con 55. Descendieron los casos en los que el resultado derivó en una diligencia judicial, al arrojar más del 0,60 ya que fueron 34 frente a los 37 de 2016. En 2015 fueron 47. El pasado año seis chóferes se negaron a realizar la prueba, cuatro más que en el anterior ejercicio.