Canarias7
Gabriel Suárez

La plaga se extiende por el Sur

El ‘picudín’ ataca los palmerales en las presas Ayagaures y Gambuesa

>>
>>

El colectivo La Vinca Ecologistas en Acción desarrolló en la jornada del pasado 18 de marzo, una actividad con senderistas, quienes pudieron comprobar de primera mano que la plaga del picudín continúa avanzando en los palmeras del Sur, con consecuencias negativas.

La actividad estuvo monitorizada por Marco Díaz-Bertrana –técnico ambiental, especialista en labores culturales de la palmera– y el equipo habitual de voluntarios de La Vinca, contando además con la presencia de Eduardo Fránquiz, jardinero y experto en la palmera canaria y las plagas que le afectan.

En la visita a los palmerales de Ayagaures y Gambuesa se pudo comprobar sobre el terreno cómo la plaga denominada picudín, cuyo nombre científico es Diocalandra frumenti, ha invadido gran parte de los palmerales naturales de la zona.

Las personas asistentes, más de medio centenar, han aprendido a diagnosticar los daños que produce esta terrible plaga en las palmeras. Además, «se han querido integrar en un proceso formativo, consistente en charlas dirigidas a la ciudadanía para combatir esta amenaza y con ello lograr que seamos la ciudadanía quienes nos impliquemos y hagamos un trabajo que no se está haciendo aún desde las instituciones competentes».

Desde La Vinca Ecologistas en Acción se ha cogido el guante lanzado por estos expertos y por las personas participantes y se ha comprometido a desarrollar, como primeras acciones, varias charlas formativas para diagnosticar el estado de los palmerales y crear una red de monitoreo voluntario en la isla de Gran Canaria. Unas acciones de las que en breve se informará, para que quienes que estén interesados se puedan poner en contacto con los responsables del proyecto.

El colectivo La Vinca Ecologistas en Acción desarrolló en la jornada del pasado 18 de marzo, una actividad con senderistas, quienes pudieron comprobar de primera mano que la plaga del picudín continúa avanzando en los palmeras del Sur, con consecuencias negativas.

La actividad estuvo monitorizada por Marco Díaz-Bertrana (técnico ambiental, especialista en labores culturales de la palmera) y el equipo habitual de voluntarios de La Vinca, contando además con la presencia de Eduardo Fránquiz, jardinero y experto en la palmera canaria y las plagas que le afectan.

Causa amarillamiento y el colapso de las plantas

En la visita a los palmerales de Ayagaures y Gambuesa se pudo comprobar sobre el terreno como la plaga denominada picudín, cuyo nombre científico es Diocalandra frumenti, ha invadido gran parte de los palmerales naturales de la zona.

Las personas asistentes, más de medio centenar, han aprendido a diagnosticar los daños que produce esta terrible plaga en las palmeras. Además, «se han querido integrar en un proceso formativo, consistente en charlas dirigidas a la ciudadanía para combatir esta amenaza y con ello lograr que seamos la ciudadanía quienes nos impliquemos y hagamos un trabajo que no se está haciendo aún desde las instituciones competentes».

Desde La Vinca Ecologistas en Acción se ha cogido el guante lanzado por estos expertos y por las personas participantes y se ha comprometido a desarrollar como primeras acciones, varias charlas formativas para diagnosticar el estado de los palmerales y crear una red de monitoreo voluntario en la isla de Gran Canaria, acciones de las que en breve se informará, para que aquellas personas que estén interesadas se puedan poner en contacto con responsables del proyecto.

Según el Laboratorio de Fitopatología de la Granja Agrícola Experimental Cabildo de Gran Canaria, el picudo causa amarillamiento prematuro y colapso de las plantas, la aparición de agujeros, y marchitamiento y desprendimiento de los frutos.