Canarias7
Patricia Vidanes

No al macromuelle de Agaete

El nuevo puerto tendría una capacidad de 234 atraques deportivos y pesqueros

A pesar de que los vecinos de Agaete y el Ayuntamiento se han mostrado contrarios a la ampliación del Puerto de Las Nieves, la Consejería de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, que dirige Pablo Rodríguez, sigue adelante con el proyecto. En principio, el plazo para la ejecución de esta obra será de cincuenta y cinco meses (cuatro años y medio) a partir del inicio de la misma. La previsión desde el ente público Puertos Canarios, dependiente de la Consejería, es que los trabajos puedan iniciarse a finales de este año, una vez se formalice el contrato y se firme el acta de replanteo.

Desde la Plataforma Salvar Agaete sin Macromuelle mantienen varias líneas de trabajo para paralizar el proyecto de ampliación del Puerto de Las Nieves. La primera apuesta fuerte de este grupo de ciudadanos es lograr que se lleve a cabo una consulta popular y que sean los vecinos de Agaete los que decidan. Pero «se moverán otros hilos si hay que moverlos», como apunta Irmina Pérez, que se refiere a la posibilidad de denunciar ante los tribunales el proyecto de construcción de macromuelle, como han denominado a la ampliación del actual muelle.

Aunque la plataforma lleva trabajando mucho tiempo para paralizar la obra que promueve el Gobierno de Canarias y el Estado, todas la alarmas saltaron a principios de junio, cuando el vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Obras Públicas y Transportes, Pablo Rodríguez, firmó la resolución mediante la cual se adjudican las obras de ampliación del Puerto de Agaete, revocando así la resolución del 10 de junio de 2016 a través de la cual se desistía de dicho procedimiento. En dicha resolución se da luz verde al Proyecto Variante presentado por la entidad UTE por la Unión Temporal de Empresas Sato Trabajos y Obras, Hermanos García Álamo (Hermanos Tito) S.L. La ampliación del Puerto de Agaete cuenta con un presupuesto de 44.600.000 euros procedentes en un 85% por fondos europeos (Feder) y en un 15% del Gobierno de Canarias.

El nuevo puerto tendría una capacidad de 243 atraques deportivos y pesqueros

Una vez el anuncio fue hecho público, el vicepresidente canario defendió la ejecución de este proyecto como «una obra fundamental para el desarrollo del norte de Gran Canaria y una respuesta al tráfico en constante aumento que ha experimentado la infraestructura a lo largo de los últimos años». Para los que se declaran detractores, como los integrantes de Salvar Agaete sin Macromuelle, este argumento no es válido. La plataforma apunta que la ocupación diaria de los barcos de la naviera que opera en la actualidad en el Puerto de Las Nieves no llega ni al 30%. Para Rodríguez, «hemos logrado desbloquear un proyecto que se encontraba paralizado administrativamente desde junio del 2016, como también hicimos el pasado año con la ampliación de Playa Blanca, sin duda dos de las obras de mayor envergadura que ejecuta y ejecutará Puertos Canarios». Precisamente, tanto la plataforma ciudadana Salvar Agaete sin Macromuelle como las principales agrupaciones ecologistas de las islas ponen como ejemplos a no seguir otras macro infraestructuras que no tienen la utilidad que en su día se anunció y que, según los verdes, solo han logrado destruir el paisaje del Archipiélago.

Desde la plataforma anti muelle apuntan también que «es totalmente falso que los marineros estén a favor del macromuelle», en palabras de Irmina Pérez. Quizá la confrontación venga porque «hay intereses muy importantes de por medio y muchísimo dinero». Además, «el muelle ya lo tenemos, se puede compartir con dos navieras, y si me apuras, con tres». En ningún caso que la Unión Europea dictamine que el muelle no puede ser de uso excluso de una naviera significa, recuerda Pérez, que haya que ampliarlo, y con un proyecto que es «una barbaridad».

La plataforma ciudadana defiende que se pregunte al pueblo lo que quiere

El proyecto en sí consiste en la construcción de un nuevo dique a partir de la prolongación de la actual escollera, «por lo que la instalación actual quedará para uso exclusivo de barcos de recreo y pesqueros, mientras que la nueva infraestructura, con una línea de atraque de 400 metros y otro brazo de 500, permitirá el uso simultáneo por parte de dos líneas comerciales al mismo tiempo», según la Consejería de Obras Públicas. Una vez finalizada la obra, el Puerto de Agaete tendría una capacidad de 234 atraques deportivos y pesqueros.

Pero desde Salvar Agaete sin Macromuelle Irmina Pérez sentencia que «hay barcos de sobra, hay muelle de sobra, y todo lo demás sobra». Algo parecido creen marineros y familiares como Ely Armas: «Van a dejar un charco en la playa y van a quitar todo lo bonito que tenemos en Las Nieves, pero hay miedo a decirlo». Aunque Daniel Expósito, pescador, apunta que miedo no, lo que sí afirma es que si el muelle se va a ampliar a pesar de que sean contrarios, es imprescindible que cuenten con ellos. «Si es por mí no se hace, la mayoría estamos en contra, pero si se va a hacer, que salgamos beneficiados con la cofradía y la fábrica de hielo».