Canarias7
Javier Darriba

«¿Por dónde paso ahora, por aquí o por allí?»

«Los clientes pasan de largo». Es lo peor que puede decir un empresario. Desde hace unas semanas la frase se escapa de la boca de Juan Miguel Ortega, que regenta la administración de loterías Los Gemelos, en la calle Galicia, como consecuencia del laberinto de tablas y redes que se ha dispuesto a las puertas de los negocios con motivo de las obras de la MetroGuagua.

El gerente de esta administración de lotería -que está operativa desde que su padre se hizo cargo de ella en el año 1983- aseguran que «nunca» habían tenido que afrontar una obra como ésta, ni siquiera cuando se hizo el cambio de aceras.

«Los clientes asiduos siguen viniendo, pero hay muchos otros a los que esto les da miedo y se van por las dificultades de acceso que hay», explica Ortega, quien en todo caso aclara la actitud comprensiva que han tenido los obreros en todo momento. Para él, la clave estaría en habilitar accesos directos a los distintos locales comerciales de manera que los recorridos que tienen que hacer los clientes quedaran claros. «Nos dicen que por seguridad no pueden tener más accesos», detalla.

Este tramo parece que está gafado, explicaban en el Ayuntamiento. La obra no solo provocó hace meses un géiser en plena calle, que acabó inundando un karaoke, sino que además ha estado en torno a un mes parada, a la espera de material; y, en los últimos días, ha generado también cortes de agua a los vecinos de la zona.

De estos inconvenientes se hizo eco el portavoz del PP, Ángel Sabroso, en la comisión de Desarrollo Sostenible, donde preguntó por las causas de la interrupción del suministro de agua en la zona. Al respecto, el concejal de Urbanismo, Javier Doreste, indicó que uno de los problemas había sido que los planos de la red de abasto «no se corresponden con la realidad, sobre todo, en lo relativo a la profundidad de las tuberías», con lo que cuando se hace la zanja hay ocasiones en que se afecta a la red.