Canarias7
Las Palmas de Gran Canaria

El polvo invade La Ballena

Cada mañana, tanto los árboles como el recinto deportivo del Alfonso Silva se despiertan con una espesa capa de tierra aún por restregar. Las obras del Centro Deportivo de La Ballena han empezado a acelerarse pero por medio se han topado con la incómoda capa de polvo que se genera especialmente en la franja matinal.

A pesar de ser agosto, varios equipos de formación -en este caso, de la entidad deportiva Unión Viera- ya han iniciado la actividades desde hace semanas, por lo que se han tenido que acostumbrar a convivir con la tierra en suspensión durante estos días.

Algunos padres ya acuden al campo con cubrebocas o pañuelos. Otros se muestran preocupados con sus retoños, algunos de ellos asmáticos. Incluso la superficie sintética de juego ha cambiado de color con el paso de las jornadas.

Sin embargo, las quejas no se quedan ahí. Varios usuarios de los equipamientos anexos, como la pista acondicionada para correr o los espacios ajardinados, en los que se suelen asomar amantes del tai-chi, del running o incluso dueños de mascotas.

Cabe reseñar que el Centro Deportivo de La Ballena es uno de los grandes proyectos que tiene planificado en la zona el consistorio, contemplando un recinto para más de 12.000 usuarios, suponiendo una importante revitalización de la zona en el ámbito bio-saludable. En cualquier caso, las obras de remodelación sobre el mayor parque urbano de la ciudad pasan ahora por su cuarta fase, una de las más complejas en cuanto tiempos, la cual supone una inversión de 1.537.383 euros con cargo al Fdcan.

En ella se va a proceder a la ampliación de la plataforma ajardinada para juegos y ocio que se ha construido en la fase tres, después de adecuar el terreno resultante tras el desmontaje de los antiguos campos de fútbol y la demolición de los vestuarios que había en la zona, creando ahora una atalaya-mirador, un graderío, una plaza, una zona de juegos infantiles, así como una zona de sombra mediante cubierta textil en el espacio situado junto al campo de fútbol Alfonso Silva. La superficie de actuación de esta cuarta fase es de 23.060 metros cuadrados. De momento, habrá que ver si los plazos se adecúan simultáneamente con la actividad de los vecinos de esta zona de Ciudad Alta.