Canarias7
Javier Darriba

El Ayuntamiento recorta la zona azul de 7 Palmas por la presión vecinal

El director general de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Heriberto Dávila, propuso a vecinos y comerciantes de la zona de Siete Palmas la posibilidad de reducir el número de plazas de estacionamiento regulado que se había anunciado para este barrio. Aunque la decisión no está cerrada del todo, la intención del Consistorio capitalino es pasar de los cerca de 300 estacionamientos de zona azul proyectados por la sociedad municipal de aparcamientos (Sagulpa) a una treintena, que se concentraría en la calle Fondos de Segura. De este modo, se desecharían los aparcamientos de pago que se habían planteado en Lomo La Plana y se reducirían los de Fondos de Segura, de 136 a 32.

La oferta lanzada por el Ayuntamiento no es, en todo caso, definitiva ya que no satisfizo a la asociación de vecinos, partidaria de que no haya más zona azul en el barrio.

La propuesta de implantar el estacionamiento regulado responde a una petición hecha desde la asociación Zona Comercial Abierta Siete Palmas. En 2016, después de que el Ayuntamiento implantara el carril guagua en Pintor Felo Monzón en contra de su voluntad, y de que sus peticiones de construcción de aparcamientos -uno al lado del solar en el que ahora se construye la comisaría y otro junto al Hiperdino- fueran desechadas, los empresarios solicitaron que se pusiera la zona azul en Fondos de Segura, en la acera más cercana a sus establecimientos, para garantizar la rotación y, por tanto, el acceso a las tiendas.

En aquel momento, Sagulpa planteó la necesidad de que la zona azul no solo se pintara en la acera del estadio de Fondos de Segura, pues así se mantenían los vados y las zonas de carga y descarga, además de garantizar más plazas, sino también en Lomo La Plana, para evitar una congestión masiva de esta calle por la expulsión del coche de Fondos de Segura.

Los comerciantes aceptaron esta argumentación pero la plasmación del acuerdo se fue retrasando hasta que hace dos semanas el Ayuntamiento publicó dos resoluciones por las que se lleva la zona azul a Fondos de Segura -nada se decía de Lomo La Plana- y al centro de salud de Guanarteme.

En este proceso se produce un hecho nuevo a fines del pasado año: el nacimiento de la asociación de vecinos de Siete Palmas, que se muestra contraria a la implantación de la zona azul. Los residentes han estado movilizándose en los últimos meses y han decidido recoger firmas. Con más de 1.200 apoyos, en los que se incluyen los de cincuenta comerciantes de Fondos de Segura, aseguraron presentarse en la tarde de este lunes en la reunión que fue convocada por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para abordar este conflicto. También estuvieron presentes representantes de la asociación de empresarios cuyos socios votaron mayoritariamente en 2016 a favor de la zona azul.

La propuesta que el director general de Movilidad puso sobre la mesa en esta reunión fue la de reducir el número de plazas iniciales, sin cuantificarlas. En un comunicado de prensa se asegura que «el número final de plazas queda pendiente de una futura reunión después del verano en las que se espera llegar a un consenso entre todos los comerciantes y vecinos para establecer la cantidad definitiva necesaria». En las redes sociales, Dávila detalló que no serían más de 35. Y este martes el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez, ratificó que serían unas treinta, según informa Rebeca Díaz. Esta zona azul tendría un horario de funcionamiento restringido, de lunes a viernes, entre las 09.00 y las 14.00 horas. Por tanto, las tardes y los fines de semana no se pondría al cobro.

Sin embargo, esta propuesta no satisfizo a los vecinos. El portavoz de la asociación, Zebenzui Ramos, consideró la reunión una «pérdida de tiempo» y lamentó que se cerrara sin acuerdo. Los residentes mostraron su malestar «porque el director de Movilidad nos acusó de presentar firmas sin DNI» y porque «no fue a buscar una solución, sino a lavarnos la cara». Los residentes no descartan iniciar movilizaciones contra la zona azul.

Por su parte, la gerente de la asociación de empresarios, Yaiza Barrios, resaltó la necesidad de encontrar una solución para el problema del aparcamiento. «Es acuciante garantizar la movilidad porque no todos los clientes son vecinos y necesitamos garantizarles el estacionamiento», indicó. «No pongo en duda que haya comerciantes que firmaran la petición de los vecinos, pero no quisieron mostrarlas», añadió. La junta directiva de la asociación se reunirá para analizar esta situación y en ese momento se verá si actualizan la encuesta sobre la zona azul.

Relacionado con esto, el director de Movilidad anunció que «se han realizado gestiones para demandar al Cabildo de Gran Canaria que las instalaciones anexas al estadio, donde hay varios solares sin adecuar, se destinen a aparcamientos en horario de mañana siempre y cuando los eventos que allí se desarrollan lo permitan. Debemos encontrar una solución para aliviar los problemas de los trabajadores de los centros comerciales y del barrio para estacionar».