Canarias7
B. Lesmes / Las Palmas de Gran Canaria

El valor de lo nuestro

El comercio artesanal para un futuro sostenible

Las empresas artesanales en Canarias son relevo de la tradición isleña, usando técnicas que siguen procedimientos a mano, caseros, con productos locales y con el valor añadido que le da el factor humano y la autenticidad.

Los negocios de este tipo escapan de las megaproducciones industriales, centrándose en pequeñas tiradas de productos que prestan atención a los detalles y generan una economía sostenible y de repercusión positiva a nivel social y ambiental.

En Canarias existen más de 60.000 empresas registradas, con cerca de 2.500 del sector de la agricultura y cerca de 3.000 relativas a la industria.

Dentro del sector primario, los negocios han aumentado con respecto al último trimestre del 2017 en cerca de 80 nuevos comercios en agricultura y hasta 40 en industria, que aunque siguen estando por detrás del sector de servicios que encabeza la economía del archipiélago, tienen un crecimiento escalonado desde los últimos años.

El aumento de empresas ha repercutido en el número de puestos de trabajo, especialmente en las empresas con sello isleño, principalmente familiares y de menos de 50 empleados. Estos negocios generan economía con productos locales, añadiendo valor a la base del sistema, además de ser sostenibles en el tiempo y respetuosos con el medio ambiente, al elaborarse a mano y con el personal como herramienta principal.

Esto añade peculiaridad y autenticidad al producto, que permite que los beneficios circulen y se recuperen en Canarias, generando empleo, impulsando al sector primario y fomentando el consumo local, cerrando el ciclo al crear riqueza en las islas.

Reinversión económica

En las empresas de pequeña producción, con métodos tradicionales, artesanos y caseros, la reinversión económica está muy cerca de la ciudadanía ya que cerca del 60% de los dividendos repercuten directamente en la empresa y el personal.

Al contrario que los grandes negocios, las marcas locales y de producción manual reinvierten en la propia empresa 6 de cada 10 euros, lo que implica un revulsivo interno que repercute en mejor calidad en la materia prima y en el crecimiento de la plantilla y los servicios.

Motor de empleo

Las empresas pequeñas con producción artesanal se enfrentan al problema del relevo generacional, que desde hace dos años comienza a apuntar positivamente hacia la sostenibilidad futura de oficios y negocios. Las empresas familiares, grupo a la que pertenecen un gran número de negocios artesanos en Canarias, generan en las islas el 80,7% del empleo privado, siendo fuente de riqueza que nace y se invierte en el archipiélago.

A pesar de la problemática del abandono en los campos y la dificultades del pequeño empresario para hacer frente a las grandes cadenas, los jóvenes que han formado parte de los programas de empleo para afianzar las bases de los negocios artesanales se han hecho un hueco estable en el mercado, ya que el 75% continúan en activo tras participar de proyectos de los cabildos insulares. Además, se ha facilitado la creación de 250 empresas agrarias a manos de jóvenes menores de 40 años desde principios de 2017, con su consecuente creación de empleo, según ha explicado el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas, Narvay Quintero.

Seña de identidad

Las nuevas tendencias de consumo apuestan por el equilibrio entre un producto único, sostenible económica y ambientalmente y tradicional, tanto dentro como fuera de las islas. El 33% de los diseñadores canarios ha logrado posicionarse internacionalmente y en España la venta de productos artesanales ha crecido en un 200% y sigue en aumento. Diferenciación, especialización y el regreso a las técnicas tradicionales permiten el desarrollo y la conservación ambiental en las empresas artesanas, como la industria textil, la cuchillería, la cantería, el calado, la alfarería, o la cestería.

Elena Poladura

Administrativa «A los productos elaborados en Canarias se les debe dar una buena publicidad para que sean más conocidos»

José Estévez

Fotógrafo «Publicitar los artículos isleños me parece primordial para elevar su consumo diario»