Canarias7
Rosa Rodríguez

Proyecto en la Macaronesia

Cabo Verde se mira en el campo canario

Los agricultores caboverdianos han descubierto una «pócima china» que acaba con todas las plagas que les caen a sus cultivos. Desconocen lo qué es, ni cuáles son sus componentes, pero la usan para mejorar sus cosechas sin ser conscientes de los riesgos que puede acarrear. También en Canarias los agricultores tuvieron sus pócimas y aún hoy hacen un mal uso de los productos fitosanitarios, pero el control es exhaustivo y se avanza en la formación a esos agricultores.

La entrada de productos fitosanitarios sin ningún tipo de control es uno de los principales problemas a los que se enfrenta Cabo Verde, por eso se está apoyando en Canarias para dotarse de una normativa que controle lo que se echa al campo y que llega tanto de China como de Brasil u otros países. La idea es trasponer la normativa europa en uso de fitosanitarios a su legislación.

Este sería uno de los aspectos del proyecto Pervemac II en el que están inmersos Canarias y Cabo Verde, junto al resto de archipiélagos de la Macaronesia, y que es continuación del Pervemac I, gracias al que durante año y medio se rastreó la presencia de residuos de plaguicidas, micotoxinas y metales pesados en frutas, verduras y hortalizas. Ahora, hasta diciembre de 2019 no solo se seguirá trabajando en la mejora de la seguridad alimentaria -llevando los análisis a cereales y vino-, sino que, además, el proyecto se amplía al ámbito de la formación agrícola, explica José Asterio Guerra, responsable del Área de Agricultura de la empresa pública Gestión del Medio Rural (GMR).

En este punto, Canarias se convierte en un referente en agricultura sostenible y gestión integrada de plagas para Cabo Verde, un país en el que la falta de profesionalización de la agricultura, unida a la escasez de agua y al mal uso de productos fitosanitarios está suponiendo, según Guerra, un lastre para su desarrollo.

Aunque la realidad de Cabo Verde es totalmente diferente a la canaria, la posibilidad de transferir conocimiento es «adaptando la experiencia de Canarias a su realidad». Así, por ejemplo, en lugar de formar a los agricultores en el abordaje de plagas y uso de fitosanitarios, como ocurre en as islas, allí se formará a los técnicos, «para que ellos repliquen conocimientos en los agricultores».

El grueso de la acción relativa a la formación y al muestreo de frutas, verduras, hortalizas, vino y cereales lo lidera GMR con el apoyo de la Universidad de Azores, que también colabora en la tercera pata del proyecto, el fomento de la dieta saludable en los colegios. También el enfoque del fomento del consumo de frutas y verduras será diferente en Cabo Verde que en Canarias, donde lo que lo que se trata es de prevenir la obesidad infantil. En el país africano «los problemas son otros», por eso esta acción, dice Guerra, se enfoca más hacia la creación de huertos escolares.