Canarias7
Rafael Falcón

Reportaje primer plano

‘Turu’ Flores, nostalgia en azul y amarillo

Dejó huella en la afición de la UD Las Palmas aunque solo vistió la camiseta amarilla durante dos temporadas. Hablar del Turu Flores es rememorar otra época, echar la vista atrás y comprobar cómo la llegada de un futbolista provocó una reacción de admiración que con el paso de los años ha sido mutua. José Óscar Turu Flores jugó en la UD de 1996 a 1998.

«Entre la afición y yo siempre existió una empatía desde el primer día que llegué a la UD Las Palmas, y a día de hoy continúa»

Han pasado ya 20 años de la marcha del jugador argentino, pero parece que fue ayer. Turu Flores está de vuelta en la isla y C7 ha querido repasar su trayectoria y conocer cuáles son sus planes de futuro. Su idilio con la afición se mantiene. Allá donde vaya, Turu Flores recibe el cariño del aficionado. «Es difícil explicar este cariño mutuo. Muchos se sorprenden cuando digo que solo estuve dos temporadas, pero desde un primer momento me sentí a gusto. Muchas veces me han preguntado por qué este idilio y creo, sinceramente, que es porque la gente vio el compromiso que demostré desde el primer día por esta camiseta, unido al buen fútbol que se realizaba. El equipo venía de Segunda B, no había jugado en Segunda y se jugó un buen fútbol. La empatía fue mutua desde un primer momento», destaca.

«La gente reconoció el compromiso y el buen fútbol que hacíamos, a pesar de no haber logrado el gran objetivo del ascenso»

Turu Flores fue el fichaje más caro de la categoría. La UD Las Palmas desembolsó más de 500 millones de las antiguas pesetas a Vélez Sarsfield, con Ángel Luis Tadeo como figura clave. «Ángel Luis Tadeo fue como un padre para mí. Él fue a mi casa a Buenos Aires y tocó el timbre. Me dijo claramente que me quería llevar a la UD Las Palmas. Bastaron tres comidas para que me convenciese. Me dio la oportunidad de jugar por primera vez en Europa y me sentí muy a gusto. Todo lo que me describió Ángel Luis se cumplió y el trato fue magnífico, sintiéndome desde el primer día como un canario más», manifiesta.

El Turu se fue de la UD y siguió su carrera futbolística, y luego llegó el momento de la retirada e iniciar una nueva etapa como entrenador. Estuvo de ayudante de Ricardo Gareca, en Vélez Sarsfield, durante cinco años y luego se hizo cargo del equipo. También entrenó a Defensa y Justicia. «Ahora he decidido dar el salto a Europa. Estoy arreglando todo para convalidar mi título, y espero que en octubre quede todo ya solucionado, e iniciar mi carrera como entrenador. Me gustaría entrenar en España y la opción de dirigir algún día a la UD Las Palmas sería ideal. Conozco el club y la mentalidad de la afición. Sé que tarde o temprano me va a tocar esta oportunidad, pero ahora estoy centrado en ver fútbol y en poder obtener la convalidación de mi título».

Durante estos años alejado de la UD, el argentino siempre ha estado en contacto y ha viajado con frecuencia. «Tengo muy buenos amigos aquí», puntualiza. Uno de sus grandes amigos, con el que compartió vestuario en su etapa como futbolista del club amarillo, fue Miguel Ángel Valerón. Este reportaje se realizó en las instalaciones del Vital Suites Residencia, Salud & Spa, en Playa del Inglés, lugar donde ofrece Miguel Ángel Valerón sus servicios como Licenciado en Educación Física. «Con Miguel Ángel siempre he mantenido el contacto», destacando que fue «un jugador talentoso, al igual que su hermano Juan Carlos. Fue una lástima su lesión porque era un jugador que lo tenía todo: velocidad, gambeta».

«Ángel Luis Tadeo fue como un padre para mí. Fue a mi casa de Buenos Aires y me convenció rápidamente»

Turu Flores tiene miles de anécdotas con aficionados amarillos. Hoy sigue siendo abordado por muchos de ellos y con otros que le recuerdan aquellos dos años de entrega y pasión por la UD. «Seguí el play off de ascenso a Primera y en un partido se me acercó un aficionado grancanario. Me pidió una foto y luego me sacó una foto en la que estaba junto a mí cuando él era niño. Pero una anécdota muy graciosa me pasó recientemente en el Wanda Metropolitano, en el amistoso de 6-1 entre España y Argentina. Justo al lado se sentó un canario. Se presentó y amablemente me dijo que nunca me había olvidado. Yo se lo agradecí, y me dijo que cuando tenía 12 ó 13 años fue a La Garriga y yo le invité a un bocadillo. Jajaja. Fue muy gracioso», comenta.

La UD ha cambiado mucho y Turu Flores analiza este cambio. «Se está creando una Ciudad Deportiva, ahora juegan en un estadio maravilloso, aunque yo destaco que cuando volví al Insular, que ahora es un precioso parque, añoré ese aliento tan cercano del aficionado. Pero la UD tiene ahora una infraestructura que ya muchos quisieran. La gestión está siendo muy buena. Lo demás son resultados y ya todos saben que en el fútbol influyen muchos factores. En mi etapa no logramos el objetivo del ascenso, pero aún recuerdo aquella eliminatoria contra el Oviedo, con la gente de pie y aplaudiendo el esfuerzo que realizamos. Esto es fútbol», puntualiza.

«La UD a día de hoy ha evolucionado muchísimo, con una infraestructura muy profesional. Lo demás son resultados»

Con Miguel Ángel Ramírez, actual presidente de la UD Las Palmas, mantiene una relación especial, «al igual que con mucha gente de la isla».

Vivió hace poco el Mundial con resignación, ya que su Argentina «demostró que no hay un proyecto firme. Llevamos unos años arrastrando dificultades, con proyectos poco serios y el resultado se vio en el Mundial. Teníamos al mejor, que es Messi, pero no teníamos un equipo. De Argentina seguirán saliendo jugadores, pero no evolucionamos en la base, como lo han hecho países como Alemania, España, Francia o Croacia, por ejemplo. Hay que programar una formación desde la base», afirma.

Gran Canaria le enamora. «Poder charlar con los amigos en Las Canteras o venir al Sur me encanta», recalca. El fútbol es su pasión y desde que tiene uso de razón está vinculado a él. «Mi papá era entrenador de base en un club y yo estaba dentro de un vestuario desde que tenía 3 ó 4 añitos. Mi hermano y yo vivimos ese ambiente y el fútbol es mi vida y lo sigue siendo. Me encanta el fútbol», exclama. De los muchos entrenadores que ha tenido en su carrera destaca a Carlos Bianchi.

«He decidido venir a España y convalidar mi título de entrenador en Europa. ¿Volver a la UD? Tarde o temprano llegará»

Reflexivo, pausado y pensativo, junto a la piscina del Vital Suites Residencia, Salud & Spa, gracias a la colaboración prestada por el director Lorenzo Ortego para la elaboración de este reportaje, el argentino-español Turu Flores -tiene doble nacionalidad- ha hecho un repaso a sus dos años de idilio con el azul y el amarillo, «algo que quedará para toda la vida», como él destaca.

Como entrenador, al Turu Flores le gusta saber como primer arma «conocer bien lo que tienes. A todos nos gusta el buen fútbol, pero si no tienes los jugadores adecuados es imposible y habrá que adaptarse. El entrenador debe ser el líder del grupo y tras saber qué tienes llevar a cabo una idea».

Turu Flores espera iniciar pronto una nueva etapa en su vida. Quiere afincarse en España y trasladar su experiencia como técnico en Argentina a Europa. Sueña con dirigir algún día a la UD Las Palmas, pero quiere ir poco a poco. El fútbol es su pasión y su vida, y tras una larga trayectoria profesional siempre en su corazón está muy presente dos años en Gran Canaria llenos de magia.

Recuerdos

Han pasado 20 años, pero muchos recuerdan los goles del Turu Flores con la camiseta amarilla. CANARIAS7 le hizo su primer reportaje en su casa de Triana, nada más llegar a la isla, junto a sus pequeños Tiago y Bruno. En la foto, Tiago tenía 3 años y Bruno un añito. Tiago juega hoy en día en el CD Llosetense, equipo de la 3ª División balear; mientras que Bruno estudia en Estados Unidos. Gran Canaria siempre está en su corazón.

Amistad

Uno de sus grandes amigos sigue siendo Miguel Ángel Valerón, hermano de Juan Carlos. Compartieron vestuario y ahora amistad. Miguel Ángel, licenciado en Educación Física, ofrece sus servicios en las dependencias del Vital Suites Residencia, Salud & Spa.

Trayectoria

Sensación

La llegada del Turu Flores a la UD Las Palmas fue todo un bombazo. La expectación fue máxima y en torno a él se generó un ambiente de un enorme optimismo.

Desembolso

En 1996 ficha por Las Palmas por un total de 550 millones de pesetas cuando el equipo estaba aún en Segunda, convirtiéndose en el fichaje más caro de la división de plata. Pronto se convirtió en el ídolo del equipo insular anotando 39 goles en las dos temporadas que disputó con la camiseta amarilla. Una cifra que le sirvió de trampolín para dar el salto a Primera División. En 1998 fue traspasado al Deportivo de La Coruña por 800 millones de pesetas.

Otros clubes

Deportivo, Valladolid, Mallorca y Ciudad de Murcia fueron los otros clubes españoles donde militó. Regresó a Argentina y jugó en Independiente y Aldosivi; y tras anunciar su retiro inició una etapa por los países escandinavos jugando a fútbol indoor y allí compartió equipo con Diego Armando Maradona.

Técnico

Tras colgar las botas se adentró en el mundo de los banquillos siendo durante cinco años ayudante de Ricardo Gareca en el Vélez Sarsfield, en el que terminaría siendo primer entrenador. En 2015 fue nombrado director técnico de Defensa y Justicia. Ahora quiere iniciar un nueva etapa en su vida como entrenador en Europa y espera que en octubre o noviembre pueda convalidar su título para entrenar en España.