Canarias7
Bárbara Hernández

Torres: «Canarias perderá 96 millones»

Las Palmas de Gran Canaria

El Partido Socialista en Canarias criticó ayer a Coalición Canaria y al Gobierno de Fernando Clavijo por «anteponer el oportunismo político a las prioridades de los canarios» después de haber rechazado en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y en el Congreso la senda de estabilidad y el techo de gasto planteado por el Estado. Según señaló el secretario general del PSOE regional, Ángel Víctor Torres, la Comunidad Autónoma dejará de ingresar 96 millones -6.000 millones para toda España- que tenían como destino las políticas sociales y la mejora de las condiciones de vida de la ciudadanía.

Tanto Torres como los diputados nacionales Tamara Raya y Sebastián Franquis y la portavoz en el Parlamento de Canarias, Dolores Corujo explicaron que «no se entiende» que con las ratios que tiene el Archipiélago en Sanidad, Educación, dependencia o asuntos sociales se renuncie a casi 100 millones. A su juicio, el presidente canario «debe explicar» su posición a quienes aún sufren los efectos de los recortes efectuados por el PP durante la crisis.

Torres además contrarrestó la crítica del Gobierno de Canarias de que la regla de gasto no le permite invertir casi 600 millones de superávit indicando que Clavijo es «campeón en baja ejecución presupuestaria» porque, según expuso, no ejecuta ni el 40% del gasto comprometido. Al respecto, la portavoz parlamentaria, Dolores Corujo, agregó que «el Gobierno nunca ha tenido tanto y ha hecho tan poco».

En cualquier caso, los socialistas calificaron de «injusta» la posición de CC porque, apostillaron, se están cumpliendo todos los compromisos adquiridos con la agenda canaria. En este sentido, el secretario general manifestó que «a una Canarias enfrentada con Madrid no le irá mejor» mientras que Franquis se preguntó «qué asuntos con mayúsculas» separan actualmente a los dos gobiernos que avalen la «campaña permanente» contra el Ejecutivo de Pedro Sánchez. Ante la proximidad de las elecciones autonómicas y locales -a las que Clavijo es candidato a la Presidencia- «la campaña la debería hacer el partido, no utilizar para ello el Gobierno de Canarias», apostilló. Instó a Coalición Canaria a «anteponer los intereses de las islas a sus siglas».

Los dirigentes socialistas criticaron la posición de los grupos políticos del Congreso respecto a la senda de estabilidad. Franquis justificó esta actuación de los distintos partidos, según explicó, por que el PP «está en rebeldía, ya que aún no ha entendido que está en la oposición por la corrupción», mientras que Ciudadanos «sólo quiere nuevas elecciones cuanto antes» y Podemos «se equivoca de nuevo al votar en contra, igual que hace tres años al votar contra la investidura de Pedro Sánchez». Reiteraron que no esperaban la abstención de la formación morada.

Por otro lado, Sebastián Franquis dejó la puerta abierta a un posible adelante de las elecciones por parte del presidente del Gobierno. Afirmó al respecto que el PSOE es consciente de que sólo cuenta con 84 diputados y «si el país se vuelve ingobernable y se siguen perdiendo votaciones en el Congreso», la situación se «analizaría».

El Ministerio de Hacienda mantiene para hoy la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) pese al rechazo del Congreso a la senda de estabilidad y el techo de gasto, en una reunión prevista inicialmente para informar sobre la propuesta de objetivos individuales de déficit.

El último CPFF, celebrado el pasado día 19, aprobó una senda más flexible -negociada con Bruselas- que la prevista por el Ejecutivo de Mariano Rajoy y daba dos décimas más de déficit en 2019 a las comunidades (del 0,1% al 0,3%) y a la Seguridad Social y una décima extra a la Administración General del Estado. Estos objetivos que fueron rechazados el viernes por el pleno del Congreso con los votos en contra de PP, Cs, CC, Foro Asturias y UPN y las abstenciones de Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, Compromís y NC. La previsión del Gobierno es que el Consejo de Ministros apruebe en un mes unos nuevos objetivos de déficit -que serán los mismos que se rechazaron en el Congreso, pero quizás con otra distribución entre administraciones-, lo que exigirá otra convocatoria del CPFF.