Canarias7
Almudena Sánchez

Un técnico para una RTVC en crisis

José Miguel Ruano, portavoz del grupo parlamentario de Coalición Canaria (CC) e impulsor de la modificación legislativa sobre Radiotelevisión Autonómica de Canarias (RTVC), confirmó ayer la conveniencia de que el administrador único mencionado en la proposición de ley debiera tener un perfil «técnico, conocimientos en administración pública» y aún mejor, que sea un «profesional de la comunicación».

No obstante, la elección de esta nueva figura tendrá que abordarse entre «todos los grupos parlamentarios», recordó el dirigente nacionalista en alusión a lo que se estableció en la iniciativa legislativa, algo que podría producirse desde hoy mismo, al calor de una Junta de Portavoces previa al pleno.

En este sentido, hizo hincapié la portavoz del grupo del Partido Popular (PP). Australia Navarro dijo que «todos los grupos parlamentarios deberíamos hablar sobre el perfil que deberá tener la persona que ejerza de administrador», antes de pronunciarse sobre sus características. En su opinión, la definición de sus funciones determinará precisamente los requisitos para ser elegido por el Gobierno.

Este punto es particularmente relevante puesto que el expresidente de Radiotelevisión Autonómica de Canarias, Santiago Negrín, renunció a su cargo dejando sin firmar la adjudicación de los Servicios Informativos a Videoreport. Así que, lo primero que tendrá que hacer el administrador será culminar el concurso o prorrogarlo.

Sobre este particular, la consejera de Hacienda del Gobierno autonómico, Rosa Dávila, no quiso pronunciarse. «Es importante esperar a la propuesta definitiva que haga el Parlamento», insistió en varias ocasiones.

De momento, la Mesa del Parlamento reunida ayer dio su visto bueno a la proposición de ley firmada por todos los grupos salvo Nueva Canarias (NC). Si al final, se tramita tan rápido como han pedido sus promotores es algo que tendrá que decidir la junta, que para eso se ha convocado antes de que comience la sesión plenaria.

De todos modos, los tiempos vendrán marcados por los trámites preceptivos. Al respecto, la también consejera competente en materia de Radiotelevisión Autonómica de Canarias aclaró ayer que «el Gobierno no será un obstáculo» cuando tenga que manifestar su criterio a propósito de la tramitación que acuerde el Parlamento.

No obstante, de la urgencia con la que se ha abordado la propuesta da cuenta el hecho de que, a las pocas horas después de que la Mesa de la Cámara enviara la proposición de ley al Gobierno para pedirle su criterio, éste ya lo dio por «tomado en conocimiento», según informó Rosa Dávila.

La lectura abreviada y tramitación urgente de una proposición de ley implica reducir plazos, como el debate de primera lectura habitual en los procedimientos ordinarios.

La presidenta de la Cámara deberá solicitar al Consejo Consultivo el dictamen de forma urgente y la Mesa, abrir el período de enmiendas tanto a la totalidad, como las parciales al mismo tiempo y otorgando el mismo número de días a ambas (15 días).

Todo este procedimiento deberá acabar antes del 30 de junio, que es la fecha límite para evitar el cierre de RTVC.