Canarias7
Almudena Sánchez

PP y PSC exigirán condiciones antagónicas a las cuentas de 2019

Año electoral y sin acuerdos previos, al menos hasta el momento. Éste es el contexto en el que el Gobierno de Canarias se moverá a la hora de presentar los presupuestos de 2019 cuyas directrices se acaban de aprobar sin convencer a la oposición.

«Este Gobierno no lo va a tener nada fácil ni con el Partido Popular (PP) ni con el Partido Socialista Canario» (PSC), barrunta el portavoz de Nueva Canarias (NC). «La proximidad de unas elecciones autonómicas favorece los distanciamientos», avisa Román Rodríguez.

Por lo pronto, la portavoz del grupo Popular, Australia Navarro, ratifica esos malos augurios. «Si el Gobierno no piensa devolver el esfuerzo que han hecho los canarios para salir de la crisis e insiste en dejar la mano en sus bolsillos, que no cuente con nosotros para hablar de los presupuestos de 2019», advierte.

A los conservadores no les ha gustado nada que la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, renuncie a bajar más tipos del IGIC. Navarro pone énfasis en recordar que «el Gobierno sigue en minoría, salvo que haya hablado con alguien y tenga garantizado el apoyo», puntualizó.

Tampoco el PSC se lo va a poner fácil. Lejos de bajar impuestos, el diputado portavoz en la Comisión de Presupuestos, Iñaki Lavandera, considera que «habría que revisar» la política fiscal adoptada por el Ejecutivo y que pretende mantener el año próximo. Y sobre todo, «si quieren hablar con nosotros, que empiecen por las medidas que hemos propuesto para favorecer el acceso a la vivienda», a las que Hacienda emitió un informe desfavorable.

«La consejera Rosa Dávila debe rectificar algunos errores», observa Lavandera y defiende la «progresividad» de los impuestos. En este sentido, coincide el portavoz del grupo Mixto, Casimiro Curbelo, quien tampoco dice compartir una bajada generalizada del IGIC. De todos modos, el representante socialista afirma que «la política fiscal de Coalición Canaria (CC) es la antítesis de progresividad, justicia y equidad», concluye.

En línea similar se expresa Román Rodríguez. «Lo más seguro que no fuéramos a coincidir con la reforma fiscal que hubiera puesto Rosa Dávila sobre la mesa», afirmó al recordar la enmienda a la totalidad que su grupo presentó al proyecto de ley de presupuestos del año pasado.

El escenario, hoy complicado, empieza a generar el rumor de unos presupuestos prorrogados. La portavoz del grupo Podemos, Noemí Santana, sostiene que «Canarias tiene un Gobierno paralizado que ha ido a peor conforme avanza la legislatura y que, posiblemente, acabe sin que sean capaces ni de aprobar unos presupuestos».

Tampoco Podemos está por apoyar la reducción global del IGIC en la que perservera el PP. «Nosotros vamos a estar siempre en contra», asevera Santana. «Es irresponsable hablar de bajar el IGIC teniendo unos servicios públicos esenciales siempre a la cola de todo el Estado».