Canarias7
Almudena Sánchez

El ‘no’ de CC obliga al Congreso a aprobar la reforma electoral

El rechazo de Coalición Canaria (CC) a la propuesta mayoritaria de la reforma electoral obliga a que el Congreso de los Diputados sea el que tenga que sacarla adelante, finalmente. Los 34 votos del Partido Socialista Canario (PSC), Partido Popular (PP), Podemos y Nueva Canarias (NC) no fueron suficientes para impedirlo.

El portavoz del grupo Nacionalista, José Miguel Ruano, acusó a la mayoría de «buscar un atajo», y volvió a amagar con forzar la devolución de la reforma estatutaria sin asumir la responsabilidad de la gestión de los tiempos. «De tanto correr, se pueden tropezar», advirtió.

Sin embargo, la portavoz del PP, Australia Navarro, fue taxativa: «les digo alto y claro y mirándole a los ojos, con ustedes o sin ustedes, Canarias contará con un nuevo sistema electoral, y lo va a hacer en 2019», aseguró.

La portavoz del grupo Socialista, Dolores Corujo, se dirigió también a CC para señalarles que «sería insostenible que pretender dilatar la entrada en vigor haciendo un uso torticero de los mecanismos que recoja el Estatuto de Autonomía», entre otras cosas, porque recoge la posibilidad de crear la lista autonómica.

Corujo fue la que más reproches dedicó a los nacionalistas. Recordó que los criterios del sistema electoral en Canarias «siempre» han terminado siendo aprobados en Madrid. Echó mano de la enmienda defendida en 1996 por el senador de CC fallecido, Victoriano Ríos, que «tiró a la basura durante dos décadas -subrayó- centenares de miles de votos» al subir las barreras electorales.

La portavoz puso énfasis en que la «luz y taquígrafos» con que se ha articulado la reforma propuesta por la mayoría, «constituyendo una comisión y articulando un gran acuerdo y no con nocturnidad, con una enmienda que se saltaba los acuerdos».

En este sentido, la portavoz de Podemos, Noemí Santana, instó tanto a Coalición Canaria como al grupo Mixto a «no quejarse si la reforma electoral se tiene que ir a Madrid para ser aprobada, porque no dijeron nada cuando en las Cortes se subieron las barreras electorales».

Al votar, su grupo dejó ver la ruptura en la unidad de voto. Las diputadas Conchi Monzón y Natividad Arnáiz se abstuvieron.

El diputado de Nueva Canarias (NC), Luis Campos, resaltó que «ustedes han sido los que han hecho imposible que la reforma se apruebe aquí». Tachó de «falso» el que sea la reforma «contra CC; les hemos hecho ofertas tras ofertas para que participaran del consenso y se aprobara un nuevo sistema electoral en Canarias».

El portavoz del grupo Mixto, Casimiro Curbelo, acusó a la mayoría que promueve la reforma de «quitar protección a las islas menores y menos desarrolladas» y «arrebatar la paridad, la igualdad y la capacidad para representar a los más débiles». En particular, se lo reprochó a la «izquierda» su exsecretario general del PSC en La Gomera.