Canarias7
Bárbara Hernández

El Gobierno sigue gastando dinero en Tindaya sin mover una piedra

Veinte años después de que fuera ideado, el monumento de Eduardo Chillido en la montaña de Tindaya es aún una quimera, pero sigue costando dinero al Gobierno de Canarias. Sin que se haya movido una piedra en todo este tiempo, a los muchos millones que ya se han gastado, y que desde el Ejecutivo no aciertan a concretar, se suma el pago de un nuevo aval de 7,3 millones, tal como ha evidenciado el diputado socialista Iñaki Lavandera.

El parlamentario ha señalado al respecto que en el apartado de avales del informe de la Audiencia de Cuentas relativo a la fiscalización de la cuenta general de la Comunidad Autónoma de 2016 figura la ejecución de este nuevo aval bancario a nombre de Proyecto Monumental Montaña de Tindaya -«después de haberse acreditado que la concesión minera carece de valor»- y tendrá que ser pagado en ejercicios posteriores.

Ante esta información, el Grupo Socialista presentó una propuesta de resolución en el último pleno parlamentario celebrado la semana pasada exigiendo al Ejecutivo de Fernando Clavijo que eleve un informe a la Cámara motivando «por qué se ha llegado a la situación de tener que abonar este aval bancario».

Explica Lavandera que esta garantía se tendría que pagar, según indica este documento, en los ejercicios de 2017 o 2018, «pero no consta que se haya abonado» porque en los presupuestos de la Comunidad Autónoma «nunca hemos visto esta cuantía». En cualquier caso, indica, se podría haber hecho mediante una modificación de crédito, a la vez que denuncia la falta de información que existe desde el Gobierno, que ni siquiera estaba en el Parlamento en el momento en que se debatió la propuesta de resolución. Agrega que «se desconoce todo acerca de este aval: por qué se firmó, para qué o si ya se pagó».

Además, el diputado del PSOE ha pedido al Ejecutivo que detalle los costes en los que ha incurrido la Comunidad Autónoma desde el inicio del proyecto de la montaña de Tindaya, hace más de 20 años.

En este sentido, puntualizó que las cifras «no están claras», puesto que se han ofrecido, de modo oficial, distintos datos. Así, recordó que, en en el año 2008, el exconsejero de Obras Públicas, Domingo Berriel, señaló que hasta aquella fecha, la partida gastada en este proyecto ascendía a unos 26 millones.

Sin embargo, tanto la exconsejera de Turismo, María Teresa Lorenzo, como el vicepresidente y consejero de Obras Públicas, Pablo Rodríguez, han apuntado en esta legislatura que el gasto ronda los 17 millones de euros.

Ante esta disparidad de recursos públicos perdidos, Iñaki Lavandera también ha solicitado al Gobierno una relación del gasto desde que se inició el proyecto Chillida para la montaña de Fuerteventura en concepto de avales, catas, costas judiciales o publicidad, porque «desconocemos en qué se han invertido esos 17 según unos o los 27 millones según otros». Apostilla que «nunca hemos visto detalles exactos de cómo se ha gastado el dinero». De no obtener respuesta, el próximo paso del PSOE será presentar en el Parlamento una solicitud de información y preguntas para su respuesta escrita.

Lavandera recordó que la entidad Proyecto Monumental Montaña de Tindaya SA se constituyó en 1996 y que la obra «si se hace», tendrá un coste superior a los 76 millones de euros». A su juicio, «dudo mucho que este proyecto se ejecute algún día» y entiende que la actuación del Gobierno evidencia que «se está dejando pasar el tiempo porque nadie quiere asumir un fracaso a estas alturas de la legislatura». Y es que, en su opinión, «nadie en su sano juicio puede estar interesado en financiar 76 millones de euros con la expectativa de retornar la inversión con la venta de entradas, por muy interesante que sea el proyecto».