Canarias7
Almudena Sánchez

Vivienda asegura que las colas en sus oficinas son manejables

La directora del Instituto Canario de la Vivienda (ICV), Pino de León, aseguró ayer que «a nadie en el Gobierno le gusta coger el mes de agosto y convocar las ayudas», a pesar de que en los últimos años haya ocurrido así. «Los convenios con el Ministerio de Fomento han sido firmados en julio, pero eso no volverá a pasar porque este último convenio es plurianual y las ayudas concedidas tienen una vigencia de dos años», explica.

De León reconoce las colas que se forman a las puertas de las oficinas del instituto desde que se abrió el plazo de las solicitudes. «Pero son colas gestionables», subrayó. Dada la polémica que está generando la cantidad de gente que acude a la convocatoria, ha pedido un balance diario sobre la gestión. «En Múltiples II de Santa Cruz de Tenerife, el personal dio 220 números el día 7 y terminó de atender a las 13,30 horas, cuando en horario normal se acaba a las 13 horas desde las 9», indica. Con estos datos, afirmó que quien critica las aglomeraciones genera una «alarma social falsa».

No obstante, la directora puntualiza que, en estos momentos, parte del personal de esas oficinas no está al coincidir con su período vacacional. Sin embargo, a renglón seguido, apuntó que «se hacen horas extraordinarias para que nadie se quede sin atender, como así ha sucedido». También se plantea la posibilidad de contratar refuerzos, pero no ahora, sino cuando en septiembre haya que tramitar las solicitudes presentadas.

Pino de León insiste en que los tiempos de espera son «evitables. Hemos arbitrado la ventanilla única, de tal forma que un ciudadano puede pedir las subvenciones no solo en las oficinas de vivienda, sino también en cabildos, Delegación de Gobierno o subdelegaciones y ayuntamientos».

A todo esto se añade la presentación telemática que, cada vez se utiliza más, según indica la responsable de Vivienda en el Gobierno autonómico. «Los últimos datos de que dispongo -dijo la directora- son un centenar de solicitudes presentadas a través de la sede electrónica entre los días 7 y 8 de agosto». «Estamos haciendo todo lo posible», afirmó. El ICV prevé alcanzar a «más de 6.000» beneficiarios; en 2017 fueron 3.256 y se gestionaron 7.000 peticiones.