Canarias7
Loreto Gutiérrez

Rajoy y NC marcan los límites para el pacto de presupuestos

El Gobierno central y Nueva Canarias (NC) dieron ayer el banderazo de salida a la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 con la voluntad recíproca de sellar un acuerdo antes del día 21, fecha en la que empieza la votación del proyecto de ley en el Congreso. En un almuerzo distendido en la Moncloa, Mariano Rajoy y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría por parte del Estado, y el presidente de NC, Román Rodríguez, y el diputado Pedro Quevedo por parte de la formación nacionalista, establecieron las bases para el entendimiento.

«Hoy no hemos cerrado ningún acuerdo, pero hemos marcado los tiempos, los contenidos, los límites y las condiciones razonables para alcanzarlo”, señaló tras el encuentro Rodríguez, «respetando el interés del Gobierno de España y la singularidad del Archipiélago y teniendo en cuenta que somos un partido con posiciones muy distintas al PP», añadió.

A partir de ahora y durante los próximos doce días la negociación para concretar posibles acuerdos queda en manos de Pedro Quevedo y Soraya Sáenz de Santamaría, que tienen fijada ya para mañana la primera reunión de trabajo.

Los nacionalistas pusieron sobre la mesa cuatro apartados distintos para la negociación: por un lado la mejora de las cuentas estatales, con un paquete de casi 100 enmiendas parciales por un montante global de 380 millones de euros, al que vinculan otros aspectos extrapresupuestarios como la agilización del Estatuto de Autonomía, la aprobación del REF económico y la reforma del sistema electoral canario.

En esta primera toma de contacto, NC encontró «buena receptividad» a sus demandas por parte del presidente del Gobierno. «Cuando se dialoga con Rajoy la impresión siempre es que tiene buena disposición porque va en su talante», expuso Rodríguez, «pero nosotros no nos vamos a fiar ni a guiar por el talante, sino por los acuerdos que se cierren. Pero tampoco creo que el Gobierno tenga muchos aliados potenciales para resolver la ley de Presupuestos», añadió.

Aunque nadie marcó líneas rojas a la negociación para «no entorpecer» un diálogo que parte de la flexibilidad, el presidente de NC puntualizó que el acuerdo debe pasar necesariamente por aquellos aspectos que son «bandera» para la formación nacionalista.

Entre ellos destacó la bonificación del 75% del precio del billete en los viajes entre Canarias y el resto del territorio español, que ya estaba recogido como objetivo para 2018 en el acuerdo que NC suscribió con Rajoy el año pasado. «Pero sin olvidar la Obligación de Servicio Público (OSP), porque es necesario establecer precios de referencia», expuso, «para que las compañías no suban los precios y la medida beneficie de verdad a la ciudadanía sin excesivo impacto en el erario público», añadió.

Rodríguez enumeró también como condicionante la reforma electoral, que a falta de un acuerdo en el Parlamento de Canarias tendrá que incorporarse como disposición adicional en el Estatuto de Autonomía, y una dotación presupuestaria para la lucha contra la pobreza y la exclusión social. Calificó de «esencial» la partida de 80 millones con la que NC propone duplicar los recursos del Pacto de Estado contra la Violencia de Género.