Canarias7
Bárbara Hernández

El IGIC recauda 900 millones en los seis primeros meses del año

La recaudación de los tributos canarios sigue en línea ascendente. Entre los meses de enero y junio de este año, el bloque de financiación canario generó unos ingresos líquidos para la Comunidad Autónoma de 992,7 millones de euros, superando en 167,2 millones los 825,5 millones recaudados en el ejercicio de 2017 (16,8% más), según registra la Agencia Tributaria Canaria (ATC) con datos de la Intervención General.

De los casi 1.000 millones de euros recaudados en el primer semestre por los impuestos derivados del REF, un total de 891,6 millones líquidos -practicamente el 90%- corresponden al Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). Esta cifra equivale a unos cinco millones recaudados cada día entre los meses de enero y junio de este año en el Archipiélago.

El incremento en los ingresos por este impuesto se eleva en más de 153 millones respecto al mismo periodo del año pasado, ya que en el ejercicio de 2017 se registró una entrada de 738,3 millones de euros, lo que significa un 17,2% más en lo que va de año.

El IGIC es el principal indicador del consumo y por tanto del estado de la economía en las islas. Este gravamen marca una línea ascendente y continua en los últimos años hasta duplicar, en 2017, los números obtenidos hace sólo cinco años, cuando se vivieron los momentos más duros de la crisis económica. El año pasado, la recaudación en concepto de IGIC sumó 1.627 millones de euros, cantidad que experimentó un salto de más de 200 millones entre los meses de noviembre y diciembre debido fundamentalmente a la campaña de navidad.

Evolución.

La economía del Archipiélago tocó fondo en 2012 y 2013 y eso se refleja en los ingresos autonómicos, aunque la subida de impuestos permitió mantener la recaudación. Esta circunstancia, unida a la mejora del escenario económico, han permitido que el IGIC casi duplicara durante la anualidad de 2017 la cifra de hace cinco años y supere ampliamente los datos previos a la crisis.

Así, frente a los 1.627 millones ingresados en el ejercicio pasado, en el año 2012 se recaudaron 931 millones de euros, algo más de la mitad, según refleja la Agencia Tributaria Canaria.