Canarias7
Loreto Gutiérrez

Clavijo y Batet despejan los convenios

Entre lo que resta de julio y el mes de septiembre van a quedar firmados la totalidad de los convenios bilaterales pendientes entre el Estado y Canarias, con el objetivo de que se puedan empezar a ejecutar lo antes posible las partidas financieras previstas en los Presupuestos de 2018. El compromiso lo asumió ayer la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, durante su encuentro con el presidente del Gobierno de Canarias, dentro de la maratoniana ronda de contactos que Fernando Clavijo mantuvo a lo largo de la jornada con el Gobierno del PSOE para reactivar la agenda canaria.

«La ministra está bien informada y nos aportó documentación que confirma que la totalidad de los asuntos van por buen camino», señaló Clavijo al término de la reunión, en la que estuvo acompañado de la consejera de Hacienda, Rosa Dávila, y del consejero de Presidencia, José Miguel Barragán, «y además también se ha comprometido a hacer personalmente el seguimiento para que si en algún momento surge algún obstáculo podamos trabajar coordinadamente los dos Gobiernos», añadió.

Según el nuevo calendario establecido este miércoles, durante los próximos dos meses se procederá a firmar y poner en marcha los convenios pendientes en materia de lucha contra la pobreza, empleo, infraestructuras educativas, carreteras, vivienda y obras hidráulicas, para los que ya hay prevista financiación en las cuentas estatales. «Están todos muy avanzados y la idea es cristalizarlos con la firma», recalcó el presidente canario, «hay algunos asuntos que son más sencillos, como la lucha contra la pobreza o los planes de empleo, que solo requieren una orden y por tanto van a ir más rápido, y otros, como el convenio de carreteras, que tienen más complejidad, pero la ministra ha pedido informes y ningún ministerio ha señalado obstáculos», expuso.

Clavijo destacó también la importancia de que los Presupuestos Generales del Estado de 2018 hayan incorporado, por acuerdo con el anterior Gobierno del PP, las partidas económicas necesarias para dotar todos los convenios pendientes, porque se elimina la posibilidad de que el Gobierno se escude en la falta de recursos para retrasar su puesta en marcha.

El otro eje de la reunión con la ministra de Política Territorial y Función Pública fue la demanda canaria de flexibilización de la regla de gasto, que hasta ahora se ha topado con la negativa de la ministra de Hacienda y dio lugar al voto en contra de Canarias en la última reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) cuando se debatió la senda de estabilidad para el periodo 2019-21.

En esta línea, los representantes del Gobierno canario entregaron a Batet un informe jurídico con distintas alternativas legales para dar un trato diferenciado a las autonomías con superávit, tanto si la senda de estabilidad logra el respaldo del Congreso como si esta no prospera. La ministra se comprometió a estudiar la posibilidad de que Canarias pueda destinar 600 millones de euros más en los presupuestos autonómicos de 2019 a los servicios básicos esenciales.

«Creemos que es perfectamente legal y jurídicamente posible, es una cuestión de voluntad política», señaló Clavijo, «nosotros votamos en contra en el CPFF porque si bien nos parece positivo que se dé más capacidad de endeudamiento a las comunidades autónomas, también queremos que se nos dé una solución a quienes hemos hecho la tarea y tenemos superávit, y creo que es ese camino estamos», añadió. En función de la receptividad del Gobierno CC decidirá en las próximas horas su posición en el pleno del Congreso que mañana vota la senda de estabilidad.

El jefe del Ejecutivo canario adelantó también que la entrevista pendiente con el presidente del Gobierno estatal, Pedro Sánchez, se va a producir «con toda probabilidad» durante el mes de septiembre. Previamente Dávila y Barragán se volverán a ver con Batet para preparar la reunión.