Canarias7
José L. Reina

Café para todos

El descanso es sagrado

Mientras el Ayuntamiento de la capital se ocupa de temas de vital importancia como prohibir correr por Las Canteras, asunto sin duda que lleva años en boca de todos por la cantidad de vidas que se ha cobrado y la magnitud del problema, hay una serie de vecinos, también de ese municipio, también vecinos de la playa de Las Canteras, que no pueden descansar por las noches. Y les aseguro que están cansados, y no de correr precisamente.

En el barrio de Guanarteme, y más concretamente en la zona de la plazoleta Farray, los somnolientos habitantes de ese entorno no aguantan más. Día si y día también soportan peleas, suciedad, orines en las puertas de sus casas, inseguridad, y ruidos. El motivo, la poca presencia policial en la zona, claramente de ocio nocturno, con alguna discoteca que cierra todos los días a las seis de la mañana.

«En el barrio de Guanarteme, y más concretamente en Farray, los somnolientos vecinos no aguantan más»

La plataforma vecinal, a través de las redes sociales, publican con regularidad vídeos de los espectáculos a los que asisten casi a diario desde una posición tristemente privilegiada. Hace pocos días, la enésima pelea multitudinaria en una zona que debería ser privilegiada, y que está despierta, muy a pesar de los vecinos, hasta bien entrada la mañana. Aquí hay sobre la mesa una serie de cuestiones a tener en cuenta. ¿Cómo acabar con esta problemática, si esa discoteca que cierra a diario a las seis de la mañana cumple con toda la normativa municipal? ¿Cómo respetar a los vecinos sin afectar al ocio del resto de ciudadanos?

Es ahí cuando entra, o debería entrar, la gestión municipal. Precisamente para este tipo de hechos cotidianos los ciudadanos eligen a sus representantes en un ayuntamiento, para que solucione las incidencias del día a día. Si una administración no es capaz de hacerlo, quiere decir que no está capacitada para representar absolutamente a nadie. Me pongo en el lugar de esos afectados, y los comprendo a la perfección. El descanso es sagrado. Y para garantizar el descanso y el ocio, es necesario una buena gestión y sentido común, algo de lo que carece, en vista de los acontecimientos, este equipo de gobierno. Pero da igual, el problema son los runners.