Canarias7
Europa Press / Bruselas

Los líderes europeos centrarán su debate de este jueves en la protección de las fronteras exteriores

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea centran su debate de este jueves sobre el desafío migratorio en medidas para reforzar la protección de las fronteras exteriores del bloque comunitario, la cooperación con los países de origen y tránsito y la lucha contra la inmigración ilegal, al tiempo que dejarán a un lado sus conversaciones sobre la reforma del sistema de asilo y reparto de refugiados.

"Tras la crisis migratoria de 2015 quedó claro que la situación tenía que cambiar, esa es la razón por la que hemos acordado centrar nuestros esfuerzos en combatir la migración clandestina a Europa. Esto significa garantizar un control total de las fronteras exteriores de la UE"; ha subrayado el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en su carta de invitación a la cumbre, remitida a todos los líderes europeos.

El polaco ha optado por centrar el debate en la dimensión exterior de la migración porque la reforma del reglamento de Dublín sigue siendo "fuente de división" y "no produce resultados tangibles", según ha explicado un alto funcionario europeo. "Lo que proponemos se centra en esfuerzos para prevenir los flujos irregulares", han añadido las mismas fuentes, para después indicar que la "prioridad" es prevenir futuras crisis migratorias.

En este contexto, Tusk ha propuesto a los gobiernos que centren las discusiones en torno a la creación de las llamadas "plataformas de desembarco" fuera de Europa, "si fuera posible" en colaboración el Alto Comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La misiva del polaco, en la misma línea, obvia la propuesta lanzada el pasado sábado por el presidente francés, Emmanuel Macron, y respaldada por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de establecer centros "cerrados" de migrantes en suelo europeo, para desde allí reubicar a los que tengan derecho al asilo en otros estados miembros de forma voluntaria.

Tránsito y cooperación

Otro de los puntos de debate planteados por el presidente del Consejo Europeo es la necesidad de mejorar la cooperación con los denominados "países de origen y tránsito" y particular con la Guardia Costera libia. También ha incidido en la importancia de incluir en el próximo presupuesto de la UE un instrumento financiero "dedicado" y una "cooperación efectiva" con los países de origen y de tránsito.

Además, fuentes comunitarias confían en que los Veintiocho acuerden destinar más fondos al conocido como 'Trust Fund for Africa' con el fin de apoyar a los países de origen en su desarrollo económico durante los próximos años, y también han apuntado a otro posible consenso sobre el desbloqueo del segundo tramo del acuerdo UE-Turquía.

Esta reunión llega en plena crisis política causada por los flujos migratorios, que incluso ha enfrentado a la canciller alemana, Angela Merkel, con su ministro de Interior, Horst Seehofer (CSU). El partido bávaro planteó a Merkel un ultimátum hasta el Consejo Europeo antes de poner en marcha su plan de frenar la entrada al país de refugiados previamente registrados en otros países europeos.

La reunión también tendrá lugar pocas semanas después de que Matteo Salvini asumiese la cartera de Interior del nuevo Gobierno italiano con una postura radical y contraria a la acogida de inmigrantes irregulares.

Unidad frente a los aranceles de Trump

Antes del debate sobre migración, que previsiblemente se extenderá durante horas, los líderes europeos escenificarán la unidad de la UE frente a los aranceles adicionales impuestos por Estados Unidos a las importaciones de acero y aluminio procedentes del bloque comunitario.

En este sentido, los Veintiocho reiterarán que esta decisión del presidente norteamericano, Donald Trump, no está justificada por motivos de seguridad nacional y, por tanto, respaldarán las medidas adoptadas por la Comisión Europea en respuesta.

En concreto, Bruselas respondió iniciando un procedimiento de disputa contra Washington en la Organización Mundial de Comercio (OMC) y anunciando nuevos gravámenes a una lista de productos estadounidenses, como los vaqueros Levi's o las motocicletas Harley-Davidson.

En respuesta a esta medida, Trump amenazó con imponer un arancel del 20 por ciento sobre todas las importaciones de automóviles fabricados en la UE si los Veintiocho no retiran los aranceles sobre las empresas estadounidenses.

Defensa y Exteriores

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, participará en el inicio de la reunión de los líderes europeos para repasar las áreas de colaboración entre la UE y la Alianza Atlántica y rematar una declaración conjunta. Según el último informe sobre la cooperación entre las dos organizaciones, hay más de 74 acciones comunes en áreas como la ciberseguridad.

Una de los que más intereses compartidos reúne es la iniciativa de movilidad militar, en el marco de la Cooperación Permanente Estructura en Defensa (PESCO, por sus siglas en inglés), puesta en marcha por 25 países, entre ellos España, para avanzar hacia una mayor integración en Defensa.

Se espera que los Veintiocho terminen de perfilar los requisitos militares para poner en marcha el plan, que supone la eliminación de los obstáculos y la adaptación de las infraestructuras para el traslado en la UE de vehículos pesados de la OTAN y equipamiento militar para 2024.

También está previsto que los jefes de Estado y de Gobierno den el visto bueno a las normas y el marco institucional de los proyectos de la PESCO, aunque no será hasta noviembre cuando aprueben el nuevo paquete de iniciativas y lleguen a un acuerdo sobre la participación de países terceros.

Por otra parte, Merkel y Macron informarán a sus colegas sobre la implementación de los Acuerdos de Minsk, la 'hoja de ruta' para poner fin a la guerra en el este de Ucrania. Sobre este punto, se espera que los Veintiocho prolonguen las sanciones del bloque comunitario a Rusia.