Canarias7
Silvia Fernández

La baja cualificación copa el perfil de profesiones más demandadas

Las diez ocupaciones más demandadas por las empresas canarias y las más contratadas en lo que llevamos de año coincide con perfiles profesionales de baja cualificación. Así se desprende del último informe sobre el mercado laboral elaborado por el Observatorio de Empleo de Canarias (Obecan), dependiente del Gobierno de Canarias.

Según este informe y centrándonos en las ocupaciones más demandadas, dos de cada diez peticiones de los empresarios se dirigen a encontrar vendedores en tiendas y almacenes; seguido, con un porcentaje del 12% sobre el total, por personal de limpieza de oficinas, hoteles y otros establecimientos similares. En tercer lugar, un 7% de las demandas se dirigen a buscar administrativos sin tareas de atención al público.

A continuación se sitúan los camareros asalariados, con el 5,2% de las peticiones; los peones de la construcción, que acaparan el 4,5%; los peones de industrias manufactureras, con casi un 4% y los albañiles, con un 2,4%, casi al mismo nivel que los cocineros asalariados.

En novena y décima posición se sitúan los peones agrícolas en huertas, invernaderos, viveros y jardines, con un 2,3% del total de las demandas y finalmente, los peones del transporte de mercancías y descargadores, con el 2,14% de las peticiones.

Si atendemos a los contratos que se cerraron el pasado mes de junio, uno de cada dos fueron para trabajadores con baja cualificación, según este informe.

Las diez ocupaciones con mayor volumen de contratación no tienen apenas formación. Sumaron 37.000 convenios de los casi 71.000 registrados ese mes.

A la cabeza se situaron los camareros, con 10.329 contratos, el 15% del total. A continuación se situó el personal de limpieza, con 8.700 contratos, el 12%. Las contrataciones de dependientes para el comercio rozan casi los 5.600, con un 8% del total.

Los ayudantes de cocina acapararon el 3,4%, con 2.468 contratos y los cocineros asalariados representaron el 3,2%, con 2.274. Se cerraron además 1.610 contratos de albañiles (2,27%); 1.600 peones de las industrias manufactureras (2,25%); 1.533 de administrativos (2,16%); 1.434 de peones de la construcción (2%) y 1.424 fueron monitores de actividades recreativas y de entretenimiento (2%).

Esta situación lleva reproduciéndose desde hace años.

Es precisamente esta circunstancia, que el mercado laboral de las islas demande y contrate sobre todo perfiles de baja cualificación, lo que explica que el descenso del paro se concentre en los desempleados con menor nivel formativo. Según los datos del Obecan, en junio de este año, el paro descendió un 6,25% entre las personas sin estudios (hay 405 en Canarias). Entre los que tienen estudios primarios bajó casi un 6% (hay 88.458 personas) y un 5,3% entre los que tienen estudios secundarios (suman 96.399, es el colectivo más numeroso). En el caso de los universitarios el paro bajó un 2,8%, en 12.290 personas y un 2,2% entre los que tienen Formación Profesional. En Canarias hay 11.042 parados con estos estudios.