Canarias7
José Miguel Pérez

El Gobierno evita aclarar si apoya una ecotasa para el ‘rent a car’

Rosa Dávila reiteraba en marzo su negativa a poner en marcha tasas que «restan competitividad»

Las Palmas de Gran Canaria

El Gobierno de Canarias guarda silencio ante la propuesta del presidente del Cabildo de Tenerife de implantar en Canarias una tasa a los usuarios que alquilen un vehículo, una iniciativa que ha puesto en pie de guerra a la patronal, en contra de que «se castigue con más impuestos» a los turistas, y por ende, al sector que hace girar la economía del
Archipiélago.

Desde la Consejería canaria de Turismo que dirige Isaac Castellano explicaron este miércoles a este periódico que no se ha recibido «ninguna propuesta» en esta dirección por parte de la corporación insular, y por tanto, «hasta que no se conozca», no va a «manifestar su posición».

La respuesta oficial que espera Turismo y también la Consejería regional de Hacienda para pronunciarse llegará pronto, porque el grupo de CC-PNC en el Cabildo de Tenerife, a través del Grupo Nacionalista, propondrá este viernes en el Pleno de la corporación insular elevar a las instancias autonómicas la petición de creación de una tasa al rent a car que, defiende, ayudaría a «reducir la contaminación y la congestión del tráfico».

Del Cabildo de Tenerife al Parlamento canario

De aprobar el Cabildo esta propuesta del Cabildo de Tenerife, se enviará a la Federación Canaria de Islas (Fecai) para que la estudie un grupo de trabajo y luego la envíe el Parlamento de Canarias, quien finalmente debería debatir y decidir su posible aplicación.

La iniciativa coloca en cualquier caso en una complicada tesitura a un Gobierno regional presidido por Fernando Clavijo, también de CC, que al igual que Isaac Castellano, se ha mostrado en contra hasta la fecha de poner en marcha medidas recaudatorias similares a las que plantea Carlos Alonso.

En marzo de este mismo año, sin ir más lejos, Rosa Dávila, consejera de Hacienda y portavoz del Gobierno canario, reiteraba la negativa a activar la tasa turística que defiende Nueva Canarias, al considerar que podía afectar a la competitividad» del sector.

Tres euros por día

Carlos Alonso argumenta que la tasa turística que pretende aplicar a los coches de alquiler permitiría recaudar unos 18 millones al año en Tenerife, a razón de unos tres euros diarios.

El objetivo del cabildo tinerfeño es que la tasa se cargue a través del IGIC, con un sistema similar al del tabaco, y la recaudación se destinaría a la financiación de los servicios públicos y la mejora de las rentas bajas, con especial incidencia en la Prestación Canaria de Inserción (PCI).

Como complemento a la medida, en la moción que debatirá el Cabildo de Tenerife también se plantea que se fije una menor carga fiscal, e incluso el Igic tipo cero, a la adquisición de vehículos eléctricos, con el fin de ayudar a la transformación tecnológica del sector de los rent a car. Según los cálculos de la corporación, en la isla se registran unos seis millones de alquileres de coches diarios al año, con una flota de vehículos que ronda entre los 35.000 y los 40.000, y más de 15.000 de ellos circulan diariamente.

Alonso ha insistido en que la medida persigue que el turismo también pague la «factura social» de su actividad, y los coches de alquiler contribuyen a la congestión de las carreteras, el colapso de los espacios naturales y el aumento de las emisiones de CO2. El presidente ve lógico que las empresas del sector «protesten, pero entiende que si quiere mejorar la movilidad en la isla «algo hay que tocar».