Canarias7
Canarias7 / Las Palmas de Gran Canaria

Mundial 2018

España, fuera del Mundial al fallar dos penaltis

España se despidió este domingo del Mundial de Rusia al perder a los penaltis contra la anfitriona, tras un partido en el que el empate a un gol logrado en el primer tiempo no dio ventaja a ninguno de los dos equipos. Al final, los fallos de Koke y Aspas en el lanzamiento de los penaltis cerró el camino a la Roja.

El equipo de Fernando Hierro se adelantó a los doce minutos con un autogol de Sergei Ignashevich cuando intentaba impedir que Sergio Ramos rematara un centro de Marco Asensio.

Dominó España, tuvo la posesión pero poco ritmo y apenas profundidad. Rusia despertó algo de su letargo y un remate de cabeza de Dzyuba tocó en el brazo de Piqué, que estaba de espaldas. El colegiado holandés Bjorn Kuipers decretó la pena máxima y el delantero ruso no desperdició la oportunidad para empatar.

El dominio y la posesión constante de la selección española no encontró recompensa ante una Rusia encerrada que se limitó a esperar un contragolpe. Al final, los penaltis le sonrieron.

Nueve caídas en octavos

La selección española añade así la novena edición de las fases finales de los Mundiales sin avanzar más allá de los octavos de final, la segunda consecutiva, tras la eliminación en la fase de grupos en Brasil 2014, el anterior torneo.

No fue más allá de octavos en esta competición ni en Chile 1962 ni en Inglaterra 1966 ni en Argentina 1978 ni en Francia 1998 ni en Brasil 2014, en los cinco casos fuera en la primera ronda. Ni tampoco en España 1982, en la segunda fase; en Italia 1990 y en Alemania 2006, cuando cayó en la misma eliminatoria que ahora.

Con Rusia 2018, son nueve eliminaciones antes o en esa ronda en sus quince participaciones en las fases finales de los Mundiales, en las que sí avanzó más allá en Suráfrica 2010, cuando fue campeón; en Brasil 1950, cuando fue cuarta clasificada en un formado de grupos; y en Italia 1934, México 1986, Estados Unidos 1994 y Japón y Corea 2002, cuando la barrera insuperable fueron los cuartos de final.