Canarias7
Carmen Delia Aranda

Nuevo servicio

Las bibliotecas ofrecen su ‘Netflix’ gratis

Los subversivos programas de La bola de cristal, el reciente documental Chavela, la deliciosa Cinema Paradiso, la oscarizada obra de Bergman Como en un espejo o Julie, el debut en el largo de Alba González de Molina, son algunos de los 11.000 títulos que la Red de Bibliotecas de Canarias ha puesto a disposición de los ciudadanos gratuitamente a través de la plataforma de préstamo de películas eFILM.

Para poder acceder a ellas y verlas en streaming, basta darse de alta en alguna de las bibliotecas canarias y pedir entrar en el servicio a través de internet. En concreto, los interesados pueden inscribirse en su biblioteca más cercana o en la dirección web canarias.ebiblio.es/opac/#alta La petición será recibida por Yanira Montesdeoca, la encargada de gestionar manualmente las inscripciones. «El primer día de su puesta en marcha se recibieron unas 300 peticiones de alta. Estamos recibiendo muchísimas solicitudes de todas las islas», explica Montesdeoca, encargada de gestionar la nueva plataforma que se suma a la oferta de préstamos digitales de libros, revistas y audiolibros que las bibliotecas canarias pusieron en marcha hace un año.

Así, una vez dado de alta, el usuario puede elegir entre los 11.000 títulos y verlo de forma inmediata y gratuita. «Hay límites. No puedes ver 20 películas en un día», comenta el director de la Biblioteca Pública del Estado y responsable de la implantación del servicio, Antonio Morales. De hecho, las películas están clasificadas por colores que atienden al origen de cada producto y al tipo de licencia. Así, con la pestaña verde figuran obras de grandes productoras internacionales; el morado documentales, conciertos y clásicos de cine en versión original; el azul, documentales culturales, artísticos, educativos, científicos y de entretenimiento. Series, animación infantil, cine y conciertos; el naranja, cine nacional e internacional, documentales, conciertos y cortos de los directores y estudios más reconocidos; y el negro, conciertos, cortos, cine clásico y documentales. Solo las obras de la etiqueta negra se pueden visionar de forma ilimitada, mientras que el visionado de las producciones etiquetadas con los otros colores está limitado a una obra por semana.

De momento, el Gobierno canario ha contratado este servicio a Infobibliotecas, empresa que cobrará en función de los préstamos realizados. «Nos ofrecen un soporte digital y se paga por uso. El contrato anual es de 5.000 euros. Si se gasta en un mes habrá que ajustar la oferta y la demanda», explica Morales.

Quizá los 5.000 euros invertidos se queden cortos porque, según los cálculos del director de tecnología de Infobibliotecas y encargado del desarrollo de eFILM, Xabier Ordiales, con esta inversión los usuarios de las bibliotecas canarias podrán realizar del orden de 13.000 préstamos este año. Una cantidad muy inferior a los 85.766 préstamos físicos de contenidos audiovisuales realizados en la Red de Bibliotecas Canarias durante 2017.

Según Ordiales, este servicio es pionero en el mundo ya que únicamente existe una plataforma parecida en Estados Unidos y solo para cierto tipo de contenidos audiovisuales. En el caso de eFILM, el catálogo incluye series, conciertos, documentales y películas, algunas de ellas de 2017 y de 2018, servidos por distribuidoras como Televisión Española, Filmin o Rakuten TV, entre otros.

«De este modo, el usuario ve la película de forma legal. Las distribuidoras saben que el consumo va a seguir. eFILM no es competencia para ellos porque el contenido premium se lo reservan y ellos son los que deciden los contenidos que nos dan», indica Ordiales.