Canarias7
Victoriano Suárez Álamo

104.924 euros por una exposición cancelada por el Gobierno

En una respuesta oral parlamentaria, recibida por la popular Pepa Luzardo y a la que ha tenido acceso este periódico, quedan al descubierto todos los gastos que implicó esta controvertida muestra, que meses después de ser inaugurada en el Tenerife Espacio de las Artes (TEA) fue cancelada por el propio Ejecutivo porque sus comisarios, los catedráticos de la Universidad de La Laguna Fernando Castro Borrego y Andrés Sánchez Robaina, consideraron que solo «tenían nivel» –tal y como declararon a este periódico– para formar parte de la misma tres féminas de los 37 artistas y poetas seleccionados.

El 13 de octubre de 2017, el actual consejero regional, Isaac Castellano, tomó la decisión de clausurar esta exposición promovida por su antecesora en el cargo, que hoy está al frente de la oficina del Gobierno de Canarias en Madrid.

Para el diseño, reproducción e impresión de los catálogos se invirtió un total de 18.628,40 euros de dinero público. Desde la consejería de Turismo, Cultura y Deportes se asegura que estos volúmenes se han repartido «entre los centros y las personas» que colaboraron en la misma, así como en las dos bibliotecas del Estado –en la capital grancanaria y Santa Cruz de Tenerife– y en las librerías interesadas.

Ni de lejos, este gasto es el mayor de las cuentas finales de este proyecto, tal y como aparece en la respuesta oral parlamentaria recibida por Pepa Luzardo.

La producción de la exposición en un Tenerife Espacio de las Artes (TEA), que cuando se gestó esta exposición carecía de director y cuya función ejercía José Luis Rivero, director insular de Cultura, Educación y Unidades Artísticas del Cabildo de Tenerife, ascendió a 44.700,56 euros.

Como gastos de comisariado y producción figura en el desglose final un desembolso de 14.359 euros, mientras que para comunicación y documentación se destinó un total de 6.717,70 euros.

El transporte y embalaje de las obras seleccionadas costó 11.103,65 euros. Los gastos totales se completan con 3.668,05 euros para los seguros de las piezas, mientras que para los derechos de propiedad intelectual de las mismas se invirtió 3.993,10 euros.