Canarias7
Amaya Quincoces Riesco (Efe) / Madrid

Cautivar a los niños con las matemáticas a golpe de clic

Disfrutar de las matemáticas a golpe de clic es lo que permite un innovador método on line español que acaba de cosechar nuevos premios como mejor proyecto emprendedor, por sacar de cada niño el máximo potencial de aprendizaje de una disciplina clave que suele atragantarse en los colegios.

Con varios galardones a sus espaldas y seleccionada en 2016 por la UE como iniciativa clave para liderar el futuro de la educación en Europa y por The Next Web y el Massachusetts Institute of Technology (MIT) como una de las quince empresas de base tecnológica o startup con mayor potencial mundial, el método Smartick ha recibido recientemente el segundo premio El Mundo Zen Adecco al mejor proyecto emprendedor.

A ello se añade ahora también el prestigioso premio del Congreso de Estados Unidos concedido a través de la Fundación Eisenhower que acaba de recibir Javier Arroyo, cofundador de este innovador método educativo on line que está propiciando un nuevo paradigma de aprendizaje de las matemáticas entre decenas de miles de niños de más de un centenar de países del mundo.

Las matemáticas no son sólo números, sino la base de disciplinas tan importantes como la programación, la robótica o la inteligencia artificial, cuyo desarrollo aporta cada vez más riqueza a los países aunque existe escasez de profesionales en esos ámbitos, como demuestran los datos.

Los perfiles tecnológicos o STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) aumentarán su demanda en cifras de dos dígitos anualmente, según distintos estudios, y la UE cifra en alrededor de un millón las necesidades en esta región de empleo digital.

Nadie pone en duda que el uso de los algoritmos aporta cosas "maravillosas" al mundo, como contener epidemias, entre otras.

En Smartick, en concreto, se utilizan para identificar el nivel de conocimiento de matemáticas de cada niño, y les ayuda a avanzar de forma personalizada en aspectos en los que flojean, también ahora en verano, como en cualquier otra época del año, para no olvidar lo aprendido por no ponerlo en práctica, añade en una entrevista a Efe otro de sus cofundadores, Daniel González de Vega.

Frente a los convencionales currículos estandarizados en los países, la posibilidad de enfrentarse a nuevos conocimientos cada alumno a su ritmo es actualmente una de las grandes apuestas de responsables mundiales no sólo académicos sino también tecnológicos.

Magnates de grandes tecnológicas como los respectivos fundadores de Microsoft y Facebook, Bill Gates y Mark Zuckerberg, entre otros muchos, están promoviendo asimismo acciones para apoyar modelos de educación digital personalizada, convencidos de su éxito.

En la plataforma Smartick, entre 500.000 y un millón de problemas son resueltos cada día por un sistema de inteligencia artificial que conoce a cada a cada niño tras el análisis automatizado de ingentes cantidades de datos recopilados de ejercicios previos, explica González de Vega.

Eliminar "falsos estereotipos" sobre las matemáticas, como que son aburridas, cuando no es cierto, y motivar para aprender son claves en el éxito de este método dirigido a niños de entre 4 y 14 años, cuyas sesiones diarias duran sólo quince minutos, continúa el experto.

Según sus datos, ocho de cada diez alumnos de esta plataforma mejoran su nota en la asignatura de matemáticas, y el 94 por ciento aumenta su capacidad de cálculo, lógica y resolución de problemas con este método de aprendizaje virtual.

En apenas seis años en el mercado han pasado por la misma 32.000 alumnos de un centenar de países. De ellos, alrededor de 9.000 son latinoamericanos, una región en donde México es el país con más usuarios (50%).

Un alumno no siempre aprende igual que el resto, ni asimila los conocimientos al mismo ritmo; tampoco se siente "con el mismo estado anímico" un día u otro, sino que a veces está más cansado, o más o menos alegre, precisa González de Vega.

"Cuando los contenidos son fáciles, el niño pasa rápido por ellos, al contrario de lo que ocurre si le resultan difíciles", y además, añade, nadie repite "jamás" la misma secuencia de ejercicios", que incluyen operaciones, resolución de problemas, lógica y recientemente también programación.

En 2016, Smartick estableció una nueva sede en EEUU (Boston) e inició actividad en México y Sudáfrica. Actualmente cuenta con un equipo de medio centenar de ingenieros, matemáticos, pedagogos, psicólogos y educadores.