Uso de cookies

En esta web usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar usando nuestra página entendemos que acepta nuestra política de cookies. más información Aceptar

Especial Elecciones 2011. Blog: ¿Oído, cocina? - Blog de Campaña - Canarias7.es
Canarias7.es

Blog de campaña

« El color de los programas |Inicio| Twittea que algo queda »

¿Oído, cocina?

Vicente LlorcaPor Vicente Llorca.
Twitter: @VicenteLlorca

Domingo, seis de la tarde. Día y hora raros como el diablo para hacer una manifestación. El tiempo, despejado en Las Palmas de Gran Canaria, animaba desde bien temprano a irse a la playa. La convocatoria, a través de las redes sociales y apenas unos pocos carteles y algunas cientos de octavillas de impresión casera. Todo bien lejos de los usos y maneras tradicionales de las movilizaciones vividas hasta ahora.

¡Y ya ven, se juntó un buen puñado de gente! Unos cuantos miles. Más, bastantes más, de los que han reunido últimamente las organizaciones establecidas, llámense partidos o sindicatos, en sus mítines o concentraciones. ¿Oído, cocina?

Tratábase de decir a los políticos, establecidos, a los banqueros, establecidos, al sistema, establecido, que no gusta la 'manera de mear de la perrita', que la desafección no es caprichosa, ni fruto de la nada y que el cabreo, hasta ahora virtual, al menos por un día, se hizo voz en la calle. ¿Oído, cocina?

Que no es nuevo, que viene de lejos, y como quiera que ninguno de los establecidos ha querido atender a los síntomas de desencuentro y tampoco ha hecho el más mínimo acto de contrición sino que se han empecinado en la perpetuación de las palabras vacuas y los modos y maneras chirriantes, la calentura de la gente ha ido creciendo. Lógico. ¿Oído, cocina?

El domingo, a las seis de la tarde, ese extraño día y esa extraña hora para manifestarse, gente normal, pibes y puretas, que de todo había, sin pancartas lustrosamente serigrafiadas, como es costumbre en las concentraciones hasta ahora tradicionales, sino con cartelería artesanal, en una de ellas se podía leer 'no es un sueño, hemos despertado', avanzó por las calles de la capital grancanaria, y otras muchas ciudades de España, bien apiñada y no por grupos y dejando huecos para ocupar más calzada, como es rutina en las movilizaciones hasta hoy habituales, dando cuenta de no son pocos los que demandan que no quieren más de lo mismo y que muchas cosas tienen que cambiar. ¿Oído, cocina?

Escudarse, como hacen no pocos establecidos, en que la crítica generalizada a los políticos y a la connivencia o sumisión de éstos a los poderes fácticos encierra el peligro de alimentar populismos totalitarios es querer seguir instalados en el inmovilismo que, ya ven, no gusta, no sirve. Por acción u omisión todos tiene una cuota de responsabilidad en el actual estado de las cosas y, en cualquier caso, la gente que salió a la calle reivindicó e hizo ejercicio de uno de los preceptos básicos del sistema democrático: participó, hizo política.

Visto, lo visto, la gente no ha dejado de interesarse por la política. Además, ¿desde cuándo la desconfianza equivale a indiferencia? Ya ven que no. ¿Oído, cocina?

| | Comentarios (4)

4 comentarios

1

Genial artículo !!!

No es un sueño hemos despertado !!!

2

De acuerdo, compañero. Y es que se les nota el miedo. Habrán pensado: lo mejor, ignorarlos o ningunearlos no sea que esto vaya a más. Pero ahí está, y creo que imparable, la marea del inconformismo, que creo que no ha sido más por falta de información o algo así. ¡Temblad, que se abre el camino para los políticos de verdad! Partitocracia, no.

3

Esperemos que mejore la situacion, la clase política baje de la luna y la cosa no vaya a más.

4

La verdad es que conociendo algunas cosas que has hecho en el CANARIAS7 y visto también la tendencia llevada en ese medio de comunicación, no sé si creerte, Vicente, con todos los respetos. A veces pienso que es un ejercicio de cinismo lo que haces, pero bueno. Ojalá que reflejes lo que opines sinceramente, porque hace tiempo que no me fío de ti. Gracias.

Escribir un comentario

© 2014 Informaciones Canarias, S.A.