los blogs de Canarias7

...

Nada hace a un político profesional tan feliz como que le fotografíen junto a una maqueta. Por un lado, prodigará sonrisas amables mientras pone cara de «qué importante es esto que estamos presentando». Por otro, el posible interés de la ciudadanía por un nuevo proyecto para su barrio o ciudad y, sobre todo, en quién trae ese maná.

Por último, está el autobombo. Político y maqueta significan minutos de televisión o páginas de prensa hablando de un proyecto futuro y no, por ejemplo, de las carencias del grupo de Gobierno.

Los almacenesIN110160310.jpg (196001).jpg de La Favorita están llenos de maquetas de todos esos proyectos que nos han ido vendiendo los munícipes de las últimas décadas. No sería nada desdeñable un futuro museo de la maqueta inútil.

La del teleférico de La Isleta será una más. No solo porque cumple las condiciones anteriores, sino porque, también es un dislate de alto calado, propio de los empresarios que padecemos por aquí.

Se presentan las bondades de viajar a 8 metros sobre la tierra para ver un paisaje volcánico que hay que «desproteger» para que se lleve a cabo el proyecto (se desconoce si ya se presentó un informe de impacto medioambiental). El edificio base de salida, con ese aire futurista, será otra de las cosas que nos pondrá «en el mapa», como si no lo estuviéramos ya para los 12 millones de turistas que vienen cada año a Canarias. Pero lo más sorprendente es lo que no aparece: las cientos de azoteas transitables sobre las que volará el chisme y las cientos de intimidades que romperá para que un «inversor» lumbrera, obsesionado por instalar un teleférico -ya lo intentó en el Roque Nublo-, haga su agosto particular.


@Luisadelrosario

| | Comentarios (0)


...

"La crisis ha convertido a las instituciones culturales, a los ojos de cierto público, en juguetes para ricos", afirma Guillermo Solana, director del Museo Thyssen. Y añade que esta "visión elitista de la cultura" perjudica las posibilidades de captar patrocinio, pues éste prefiere orientarse a eventos más populares como los deportivos. Lleva razón, pero pasa por alto el problema de fondo.

Por un lado, la naturaleza pública o privada del patrocinio determina la diferencia entre el tipo de argumentos que justifican el desembolso. En el caso privado, el interés exclusivo del donante es el que decide, mientras que en el caso del público ha de responder al interés general de la población, que es la que aporta los fondos. Dicho interés general se debería expresar en la forma de una política cultural claramente definida y sometida al debate público.

Pero no ha existido en España una sola administración con una política cultural. Por el contrario, las administraciones actúan como el empresario de una sala de fiestas que programa o al tun tun, o al gusto particular del político responsable o es la respuesta a la presión de los innumerables lobbies que pululan en el sector.

Así, se teje la creencia de la cultura como un "juguete para ricos" adornada después, y solo después, con argumentos para vender al contribuyente "la trascendental importancia universal" del capricho. Desarrollar una política cultural significa establecer objetivos que respondan a determinados valores y explicar cómo unos eventos, y no otros, contribuyen a la consecución de las metas preestablecidas. Lo demás es voluntarismo disfrazado de grandilocuencia.


@Luisadelrosario


---
| | Comentarios (0)
...

El expresidente de la Comisión Europea, el portugués Durao Barroso, acaba de fichar por Goldman Sachs como presidente no ejecutivo. Las tan nombradas «puertas giratorias» siguen funcionando para buena parte de la «clase política» con un engranaje perfecto de idas y venidas en la escala más alta de la pirámide social.

No es la única desfachatez que hemos conocido estos días. Este nuevo caso de aparente pago de favores se suma al reguero de investigaciones policiales y judiciales a cuenta del asalto a las arcas públicas en diversos municipios españoles y al último atraco a la hucha de las pensiones.

 

636035138761382169w.jpgPero no acaba aquí el cúmulo de engaños que la ciudadanía ha de aguantar. Bruselas ha estado ocultando durante meses, al parecer por presiones del Ejecutivo en funciones, el informe sobre el accidente en Angrois del tren Alvia en el que murieron 80 personas. Según la Agencia Ferroviaria Europea, el Gobierno español «no aseguró la independencia» del análisis y «la obligación de investigar accidentes no se ha cumplido adecuadamente». Las familias de las víctimas han tenido que luchar lo indecible para acceder a este informe, denegado por sus propios representantes políticos.

Estos días volvemos a hablar de la posibilidad de ir a las terceras elecciones ante la falta de acuerdo de unas fuerzas políticas que no se deciden a apoyar a la misma persona a quien culpan de haber facilitado, al menos por omisión, el más extenso sistema de corrupción de España. A nadie debe extrañar: la desvergüenza de la casta encuentra su San Martín en unos resultados electorales que hacen difícil, por no decir imposible, la gobernabilidad. Quid pro quo.


*En la imagen, la eurodiputada y portavoz del Bloque Nacionalista Gallego en Europa, Ana María Miranda (i), junto al presidente de la Asociación de Víctimas del Alvia 04155, Jesús Domínguez (i), y la vocal de la asociación, Teresa Gómez/ EFE


@Luisadelrosario


...


| | Comentarios (0)

...

Nada descubrimos al recordar que los años de prosperidad económica sustentados en la burbuja inmobiliaria hicieron de España el país del pelotazo. Era tan fácil acceder a una hipoteca, al préstamo para el coche y a los adelantos para las vacaciones que buena parte de los trabajadores que hoy están en paro dejaron sus estudios en aquella época, incluso sin terminar la educación básica.

Los políticos profesionales y los medios de comunicación contribuyeron a que esa mentalidad se consolidara y que el triunfo social basado en la cuenta corriente eliminara otras consideraciones. La educación quedó en un segundo plano, menospreciada y diezmada en cada nuevo mandato hasta reducirla a su mínima expresión.

1-20160606123205.jpgHoy, la educación solo sirve, si acaso, para encontrar un mal empleo en el sector servicios. Así lo afirma el Banco de España cuyo reciente informe alerta, además, de las escasas habilidades del empresariado español. Nuestros directivos están peor preparados que los del resto de Europa, lo mismo que los trabajadores asalariados y los autónomos.

Recientemente, una analista política, a la cuestión de la posible influencia electoral de la visita de Albert Rivera a Venezuela basó su escepticismo en que para ver la presunta relación entre Nicolás Maduro y Pablo Iglesias era necesario concatenar cinco o seis argumentos. Según sus análisis, como media, los votantes solo concatenan dos y ya se pierden con el tercero. Tal vez eso explique la sustitución de los ya esperpénticos argumentarios electorales por los patéticos vídeos de Youtube de campaña. Ahora no es necesario concatenar nada. Así se entiende el desmantelamiento de la educación.


@Luisadelrosario

...

| | Comentarios (1)

--

La música folclórica, nueva o vieja, los paseos romeros y los distintos eventos deportivos autóctonos son, como cada año, el reclamo institucional para que los isleños salgan este lunes a celebrar que son canarios. Por la noche, el jefe del Ejecutivo canario preside, también como cada año, el acto institucional con el que se cierra esta celebración.
Atendiendo al guión habitual, el acto transcurre entre cantos archipielágicos de exaltación patria y de optimismo por un futuro tricolor. Loas a nuestro innato talento de no se sabe bien qué así como a nuestra innata capacidad para ser amables y hospitalarios en este Jardín de las Hespérides. En cambio, como siempre, se queda fuera del discurso el 28,5% de la población, es decir, esas 600.000 personas que están en riesgo de pobreza en el Archipiélago, por no hablar del 26% de la población en paro. Tampoco se apuntará, quizá para no estropear el discurso, que Canarias es la cuarta comunidad autónoma de España, tras Andalucía, Murcia y Extremadura, con más número de pobres y que el 30% por ciento de los niños, 140.000, se encuentra en riesgo de exclusión. De hecho, esta Canarias que celebramos mañana con fajín, enaguas con encaje y cachorro es también la segunda comunidad de España con mayor desigualdad de renta.
Frente a estos datos, algunos canarios podríamos pensar que es inmoral gastar un solo euro en la propaganda de los valores identitarios y aún más gastarlo en nombre de una cohesión patria que sólo existe en la fantasía de algunos. Lo que cohesiona de verdad es la justicia, y respecto de ella, dicen los datos, nada hay que celebrar.

@Luisadelrosario


__

| | Comentarios (0)

--

La política debería ser el terreno de la argumentación porque, de hecho, es en el terreno político donde las sociedades contemporáneas se dan así mismas las normas, es decir, «las expectativas de comportamiento que permiten a las personas organizar su vida presumiendo cómo van a actuar los demás», según las define el filósofo Jürgen Habermas. La obvia premisa es que cuanto más racionales las normas, tanto más justas.

Este deber de racionalidad, sin embargo, no suele realizarse a menudo. Basta con mirar la situación política española para darse cuenta de que política y argumentación parecen conceptos antagónicos.

635983994179571467w.jpgDe todo ello habría que pedir buena cuenta a los dos partidos mayoritarios que se han alternado en el poder: El PP y el PSOE. Ambos, ya sea controlando las materias a impartir al alumnado, restando dinero a la escuela pública para beneficiar el adoctrinamiento privado, recortando presupuesto o concibiendo la educación como la forma de encontrar trabajo se han encargado de desmantelar toda posibilidad de enseñar en libertad, auspiciar el pensamiento crítico y preparar a los ciudadanos para un debate político de altura.

635983879100864867w.jpgEl resultado, como parece obvio, es un país donde la generalidad de la ciudadanía no espera argumentos de la política, sino que se prepara para los golpes de efecto. Lo paradójico es que los artífices de la conversión del espacio público en una verbena son, precisamente, los que peor bailan.

Así, el vídeo de Rajoy presentándose como el hombre «moderado» es ridiculizado en las redes de tal forma que solo puede ser superado por Pedro Sánchez travestido de Adolfo Suárez. Los jóvenes formados bajo los gobiernos de sus respectivos partidos ya ni saben de qué están hablando.


@Luisadelrosario


__

| | Comentarios (1)

635980530297285483.jpg

En la teoría, los medios de comunicación son pilares fundamentales de una sociedad democrática, por la obvia razón de que ésta tiene uno de sus fundamentos en el derecho a emitir y recibir libremente informaciones -veraces- y opiniones -argumentadas-, sobre todo aquellas que no son del agrado de las instituciones de poder. Una ciudadanía bien informada es el mejor contrapeso contra los excesos y arbitrariedades del poder público y del privado.

En la práctica, los medios de comunicación tienen otros muchos intereses, y la libre circulación de las ideas no suele estar entre sus prioridades. Si son medios privados, nadie les obliga a servir al interés general, pues su estatus de sociedades anónimas les incita a servir a los intereses de sus accionistas y propietarios. Si se trata de medios públicos, estos quedan bajo el control de los partidos políticos y orientan su actividad al delirio propagandístico del gobierno de turno.

Pero el que la práctica venga a contradecir la teoría no significa, necesariamente, que la teoría sea errónea. Pudiera ser, por el contrario, que la teoría sea correcta y que en eso resida la razón de que en nuestro país, por el hecho de que los medios de comunicación desdeñen la información veraz y emitan opiniones interesadas y propagandísticas, no hayamos podido disfrutar nunca de algo remotamente parecido a una democracia real o, al menos, comparable con otras situadas más al norte de Europa. «Sin medios de comunicación no hay democracia», suele decirse en el gremio periodístico. Con medios así, tampoco.

| | Comentarios (0)

635974371799970974w.jpgEl propio ministro de economía en funciones, Luis de Guindos, lo decía el otro día: «La economía española no está notando mucho la falta de Gobierno». Nunca se insistirá lo suficiente en recordar que esta ha sido, sin duda, la mejor etapa del Gobierno de Rajoy. Pese a todo, parece que la prensa en general, y el sector centro-derecha en particular, lamenta que se vuelva a llamar a la ciudadanía a las urnas.

Apelan al coste, cuando son los mismos a quienes no les había preocupado hasta la fecha la enorme cantidad de dinero gastada en todo tipo de infraestructuras inútiles y fastos estrambóticos. Más bien al contrario, son los mismos que aplaudían que se destinara dinero público a un aeropuerto sin aviones o a un castillo para el penúltimo artista universal. Los mismos, justamente, que se dedican a sermonear, cobrando, en una tertulia tras otra en los medios públicos.

Son los mismos, además, que se lamentan de que los políticos no hayan sabido o querido llegar a un acuerdo tan necesario «para los intereses de España». Acuerdo que, obvio es decirlo, tenía que ser un acuerdo de derechas, porque, como es bien sabido, el interés de España coincide, en su particular apreciación, con los de las élites políticas y económicas.
Por último, esos mismos que hoy se lamentan de la convocatoria de nuevas elecciones son los que, paradójicamente, nos han llevado a esta situación por la vía de tratar al país como una heredad de la que no deben rendir cuentas. Los mismos que despiden a los periodistas que se atreven a mostrarles sus vergüenzas.


@Luisadelrosario


__

| | Comentarios (0)

..

1-IP070140615.jpgEl 42% de los directivos españoles se muestra favorable al uso de los maletines, regalos e incluso a la manipulación de los resultados empresariales si con ello se consigue un negocio, y hasta el 50% considera que el soborno es «una práctica habitual». Los datos son de una encuesta Forensic de Ernst & Young sobre la percepción de la corrupción que preguntó a 2.800 altos cargos empresariales de 62 países. En otra encuesta, la Fraud and Corruption the easy option for growth?, del Centro de Estudios EY y también de ámbito europeo, se revela que, al preguntar si es justificable el ofrecimiento de pagos en efectivo (y en negro) para conseguir la supervivencia de un negocio, un 16% de los consultados en España comparte esa afirmación. Las cifras vienen a confirmar lo que se sabía desde hace mucho tiempo: que la corrupción no se castiga en las urnas en nuestro país porque se trata de una práctica tan generalizada como bien vista.

El problema de la corrupción, sin embargo, es mucho más grave de lo que aparenta, pues, en la medida en que es considerada una práctica útil para conseguir alguna otra cosa, se tiende a pensar que el fin justifica los medios, pasando por alto que lo que resulta gravemente dañado por la corrupción es la sociedad misma.

Efectivamente, cuando el uso de sobornos es una vía para obtener negocios, es fácil deducir que las empresas no se van a tomar demasiadas molestias en mejorar sus procesos para hacerlos más eficientes y productivos, ni se van a preocupar demasiado por promocionar el talento y facilitar que las personas más preparadas lleguen a los puestos de responsabilidad, lo que, trasladado al mundo político, da cuenta del nivel de los dirigentes de los partidos y, lo que es peor, de nuestros gobernantes.


@Luisadelrosario


__

| | Comentarios (0)

Con cuántos casos «aislados» de corrupción la corrupción deja de ser «aislada»? Esa fue la pregunta que le hizo Jordi Évole al presidente en funciones, Mariano Rajoy, a cuenta de la cantidad de casos que afectan a políticos y cargos públicos de su partido, el PP.

635964120264382443w.jpgLo que Rajoy ve como «casos aislados» y sus voceros intentan vender como «asuntos de personas concretas» o «manzanas podridas» resulta que afecta a toda la estructura del partido. Está en duda cómo se ha financiado el PP durante décadas, cómo se han gestionado ayuntamientos, diputaciones, comunidades y ministerios. Está en duda que todos aquellos que han venido manifestando su vocación de «servicio público» no estuvieran en realidad sirviendo a intereses particulares, ya sea del partido o personales. Está en duda, incluso, un expresidente del Gobierno, y no por razones políticas sino por fraude fiscal con multa incluida: el jarrón chino con vocación de vigía de Occidente y recipiente de las esencias morales, José María Aznar.

El PP nos ha estado vendiendo, entre otros tópicos, su lucha, cual Cid Campeador, contra la «fractura» de España que supuestamente promueven Cataluña y Podemos. Mientras, desde el interior del partido, alcaldes, concejales, consejeros, presidentes y algún ministro ponían su empeño en hacer resquebrajar el sistema público mediante todo tipo de trampas fiscales. Sería difícil que incluso el más cerril y exaltado de los independentistas ocasionara tanto daño a España como lo llevan haciendo muchos dirigentes del PP. La lástima es que esta forma real y efectiva de «romper» España no goce del repudio de esos seis millones de personas empecinadas en votarles.


@Luisadelrosario


..


| | Comentarios (2)

Comentarios recientes