los blogs de Canarias7

Novedades en la categoría consumo

La última estupidez de los medios televisivos, pedirle declaraciones a los reyes magos.

Los reyes magos son un cuerpo nacional que debe tender a la uniformidad de criterio,como el Ministerio Fiscal, y por lo tanto no debe hablar, so pena de generar confusión entre su clientela. Si sale en la tele hablando uno con acento cordobés y otro con acento gallego, ¿qué van a pensar sus acólitos? Los reyes magos tienen que mantenerse en una nebulosa mitológica y no deben ser vistos más de los imprescindible. Y mucho menos de cháchara como si fueran porteras. Para eso ya están sus carteros.

Cuando acudió a San Sebastian, Bette Davis plantó a los medios durante dos horas para sólo dejarse ver 10 minutillos. "Las estrellas no deben verse demasiado, o pierden brillo", explicó la genial anciana. Amén.

El pupas me van a llamar, a este paso.

tronchacadenas-universal.jpgDesgracia del día: casqué la cadena llegando a Valsequillo, y esta vez no hubo trío de buenos samaritanos para sacarnos del brete. Y mira que llevaba toda la semana preparándome: cambié la cubierta delantera, la llanta trasera, las zapatas, compré un destronchador de cadena...pero, sempre un pero, me olvidé de ver el tutorial en youtube y por muchas vueltas que le dimos mi buen amigo Juan Placeres y yo, no hubo tu tía.

Nos vino a buscar, a rescatar, un compañero de Juan, Moisés, que casualmente estaba probando un coche en el circuito Islas Canarias, ahí al lado, en Jinámar. Vino con una furgona, nos subió a Valsequillo para que pudiéramos acabar el vídeo y se afanó intentando arreglar la cadena. Casi lo consigue pero le faltó un pelín, y la verdad es que habríamos necesitado un poco más de herramienta, unos alicates quizás....

De verdad que fue un corte de rollo en toda regla, porque el día era precioso y la excursión una maravilla. Tiene su tela, Valsequillo, y hubíeramos coronado seguro, a pesar de que nos quedaba un tramo bastante empinado, los iniciados se darán cuenta de dónde fue el desastre y lo que quedaba para llegar. Ya sabéis, y si no lo sabéis os lo digo yo, que la carretera antigua a Telde es encantadora. Además había conocido el mercado de Jinámar que me había sorprendido gratamente, es con mucho el más grande de los visitados hasta ahora y el más surtido. Les remito a la entrevista con la encantadora señora que hace las muñecas de toilette.

Y el mercado de Valsequillo me encantó. Al llegar me di cuenta de que ya había estado por allí una vez con mi querido amigo Diego Talavera, un día de fiesta del almendro que acabamos en casa de su íntimo Roland, ellos se acordarán. Valsequillo es un pueblo que me da muy buen rollo, siempre me lo dio, ahí en la misma plaza tiene una casa Toni Hernández y en esa misma plaza en una noche de suelta del perro maldito memorable conocí a uno de mis grandes amigos en la actualidad, Cristóbal Suárez, Toba, una de las mejores personas con las que me he topado en la vida.

En fin, que buenas vibraciones en Valsequillo que se confirmaron a pesar de llegar con mal sabor de boca (sabor a grasa de bicicleta, que hasta la boca la tenía negra). El mercado estaba tan bien sirtido y los productos tenían una pinta tan formidable -como se puede ver en el vídeo, que diría Rodrigo Rato- que enseguida olvidamos las tribulaciones. Y encima al final conocimos a Miguel el de las hierbas medicinales, un tipo genial que por sí sólo ya merecía la excursión. No se pierdan la entrevista porque no tiene desperdicio todo lo que cuenta y los simpático y auténtico que es. A este lo mando yo con Buenafuente cagando leches. Y ojito, que como dice él, hay mucho ratón, o mucho rabanúo diría yo, al que me apresuro a aclararle que para mí es un orgullo encontrar a seres humanos como Miguel o como Adelaida, NO ME ESTOY RIENDO de ellos ni muchísimo menos, en todo caso con ellos, con todo el respeto del mundo y agradeciéndoles que me llenen de humanidad el blog. Yo pensaría que no es ni necesario advertir estas cosas, pero como hay gente muy hijaputa o con muy poco sentido del humor, o que te está esperando para darle la vuelta a lo que haces o dices, lo largo por delante y me curo en salud.


Bueno, al turrón, de verdad que a pesar de lo de la cadena creo que me ha quedado uno de los mejores vídeos de la serie. Espero que os riais conmigo, con Miguel y con Adelaida, la buena señora del ganchillo.


Mercados en bicicleta (V): Jinámar y Valsequillo from antonio f. de la gandara on Vimeo.

CANCIÓN GÜENA GÜENA Y GONITA DE LA SEMANA. Los Sinatra en plan buen rollito, que el sábado gustó mucho en las charlas de Facebook. Abrazos.



Ah, y por si alguien se encuentra en nuestra situación del domingo, aquí va un "tutorial", caserillo él, sobre cómo se usa de forma correcta el destronchacadenas (por cierto, el mío es ese mismo). Ahora caigo en el error -¿ves, Juan?-, yo le sacaba la barrita entera y luego la intentaba meter a presión, es imposible. No hacen falta barritas de repuesto, lo que hay que hacer es no llegar a extraerla del todo. Mea culpa.




¿Me colgarán de las pelotas los terorenses si digo la verdad -mi verdad, claro- y afirmo que Teror tienen el pueblo más bonito de los hasta ahora vistos en la serie, pero el mercado dominical más flojo?

1331746345Chorizo_de_Teror_Los_Nueces.jpgPues eso afirmo y sostengo. Mira que es bonito el casco antiguo de Teror, mira que tiene sabor esa perspectiva de la calle empedrada desde la basílica y viceversa, mira que hay tiendas con personalidad en sus calles... sin embargo, el mercado, repito, para mi gusto, se queda en un aprobado raspado. Turístico: Mucho pan, mucha quincalla, algún chorizo, buen queso, algo de hierbas, poca verdura...

En todo caso, me apresuro a matizar que poco es mejor que nada, y que el mercadillo, aunque de poco surta (si quitamos esos buenos quesos que afortunadamente no han faltado ningún domingo desde que empezamos la serie), es una buena excusa para que haya actividad los domingos, para dejarse ver por allí a visitar a la patrona. Porque otra cosa no, pero Teror rezumaba vitalidad el domingo pasado, a pesar de la lluvia. Casi todos los comercios abiertos, los bares a tope, las tienda de aceite y vinagre abiertas y con bullicio en su interior, atasco con todas sus letras en la zona con tráfico rodado... Nada más poner la rueda sobre el adoquín nos saltó a la chepa un policía advirtiéndonos de que no se nos ocurriera ir pedaleando por la zona peatonal, y mira, nos pareció de cojones -perdón, quería decir estupendo, que luego las señoras de Miami me dicen que soy un vulgar (claro, quién me mandaría a mí meterme con el Rey, cocinero a tus cocinas ¿no? Pues no, rehostias!!!!)-.

El paseo desde Las Palmas de Gran Canaria a Teror en bicicleta merece la pena para quien tenga un fondo mínimo (son 21 kilómetros y un desnivel de casi 600 metros) y, eso sí, alma madrugadora, porque hay que salir como poco a las ocho de la mañana si no queremos sufrir con el tráfico y los asesinos de ciclistas en serie. A mí la bici me hizo una jugarreta cuando casi estábamos llegando (en la boca del puente nuevo) y una avería de las gordas nos demoró una media hora, pero de no haber sido por el incidente -que ahora cuento porque tiene su miga- hubiéramos liquidado la escalada en hora y media, lo que no está mal si pensamos, por ejemplo, en las tres horas que nos llevó subiendo el anterior puerto, San Mateo.

Decía que a punto de hollar la villa mariana, casi en la boca del puente nuevo, forcé el cambio de catalina -no sé cómo coño- y le hice a la cadena un nudo que ríete tú del windsor. Llevábamos media hora intentando deshacer el entuerto y estába yo a punto de tirar de Utinsa cuando, como por arte de magia, surgen de una curva tres ciclistas con aspecto profesional a bordo de otras tantas robustas mountain bike con frenos de disco y amortiguación de cantilever (como la réplica de la Cobra, ¿alguien se acuerda?) que lo primero que hacen es recriminarnos que estuviéramos en medio de la calzada. Yo tenía las manos tintas de grasa, sudaba la gota gorda, veía que mi puntualidad en la entrega del capitulo de la serie se iba a la mierda y no estaba de hostia para aguantar consejos. Me disponía a soltarles un espantón (del que me habría arrepentido lustros, claro), cuando me percaté de que ya no estaban sobre sus bicicletas. Operaban en la mía con velocidad y precisión profesional, rianga llave inglesa, rianga destronchador de cadenas, rianga llave allen...en dos minutos y medio la cadena estaba desenredada, en tres el eslabón jodido amputado y en cuatro, la rueda recompuesta y la bici oliendo a nuevo, como quien dice.

Los tres reyes magos volvieron a sus monturas tras el más agradecido apretón de manos que jamás haya recibido ser humano alguno en la zona subtropical, y sin importarles lo más mínimo haberse puesto de grasa hasta las cejas. Siguieron su ruta felices, al ritmo de la música que salía de una de sus mochilas a todas pastilla, y a mí me dejaron temporalmente recompuesto, lo suficiente como para llegar a destino y volver a casa sano y salvo. Es que no quedan más cojones que decirlo (y lo digo muy a gusto), benditos sean, amigos. Arrieritos semos, hoy por tí y mañana por mí y bla, bla bla.

Bueno, el mercado en este viaje quizás fue lo de menos. Mucho más historiados y memorables fueron los dos bocatas de chorizo de Teror con queso semicurado con los que olvidé el mal trago de la carretera después de tres cuartos de hora sacando roña de las manos. Ya coño, si me supo.....

Bueno, al zurrón del gofio, yo lo traigo aquí:


Mercados en bicicleta (IV): Teror from antonio f. de la gandara on Vimeo.


Post data: Espero que alguien eche de menos unas imágenes del interior de la basílica y piense, "vaya descastao este cabrón que ha ido a Teror y no ha saludado a la virgen". Pues no señor, fui y grabé, lo que pasa es que me falló la cámara. Que me disculpe la patrona. Lleva tantos golpes por el camino que (según me informa su pantalla) le falla no sé qué leches en el centro de gravedad y cada vez está más turuleta. "Cómprate una Go pro (esa cámara que va acoplada al casco)", ya me han dicho algunos. Pues vale, voy a ver si la que le hace la ortodoncia a mis hijas me presta algo de pasta la muy dsfjklkrflkynewr--....:-)


CANCIÓN GONITA Y GÜENA DE LA SEMANA/EMPLEADOS DEL MES: Procol Harum y "Cuando le dio la pálida", o algo de eso. Besos amiguitos... Próxima parada, Jinámar.



El día no era el adecuado (empezó chispeando y acabó en puro chaparrón) y los coches estuvieron a punto de desquiciarnos (mira que hay gente cabrona en la carretera, sobre todo los domingos), pero cumplimos la misión y "entregamos la bomba", como decía Quint en el relato nocturno de tiburón (sólo he encontrado la versión en inglés, lo siento, y como no sé por qué carajo no consigo vincularla, os la añado al final de esta entrada).

De San Mateo me traje medio kilo de queso de flor, cuarto de un semicurado de ceniza igualito al que ganó la penúltima de la World Cheese Award, -la que se celebró en Gran Canaria- y la certeza de que no por mucho alejarse los precios van a ser más bajos. Había acudido a este mercado hace muuuchos años, puede que a mediados de los noventa (recuerdo haber comprado un pin precioso con un naife de plata), y no era ni la cuarta parte de lo que es ahora. Antes sólo ocupaba la primera plaza, donde ahora se celebra un baile-verbena. Ahora es un mastodonte con apariencia caótica (seguro que tiene su propio orden) que abre de viernes a domingo y en el que puedes encontrar de casi todo en alimentación, con especial atención a los productos de la tierra.

No es ninguna proeza llegar hasta allí (son poco más de 20 kilómetros con un desnivel total de 800 metros) a poco que te manejes en la bicicleta con frecuencia. Vuelvo a lo ya dicho: sí se necesitan nervios de acero para soportar los insultos de los domingueros, el acoso de sus bocinazos y las faenas de los amos de la carretera, para los que no existes aunque vayas de verde fosforito. La bajada fue de órdago, con prisa y una lluvia que empezo de chipichipi y a la altura de la curva de la Tropical -ya casi en casa, afortunadamente- descargaba como una galerna. Llegamos calados hasta los huesos.

Qué contento estoy de haber conseguido calzar las escenas del mercado en sí con Ring of fire de Johnny Cash, para mi gusto una de las mejores canciones del rock americano de todos los tiempos. Hace algunos años os subí una estremecedora versión a cargo de Elvis Costello & T-Bone Walker. Hoy va la original. Saluditos.

Mercados en bicicleta (III): San Mateo from antonio f. de la gandara on Vimeo.


Agrego, pues se me ha enviado a última hora y no pude unirlo a mi vídeo, el clip paralelo que grabó Jorge durante la bajada, el muy jamao, con su blackberry y a toda leche, que es lo que a él le gusta. Para que se hagan una idea de cómo va la cosa cuesta abajo (claro, cuesta arriba no grabó el muy cabrón, que iba con la lengua fuera). He tenido que censurarlo un poquito...hasta ahí puedo leer.



Y aquí tenemos al bueno de Robert Shaw en el papel de Quint y en el memorable monólogo del Indianapolis. Alguno hay por la red que proclama que es el mejor soliloquio jamás filmado. No es para tanto, pero tiene su aquel. Desde luego, a buena parte de los nacidos en la primera mitad de los sesenta nos marcó la niñez. ¿Que qué tiene esto que ver con el blog? Joder, es puro rock and roll.


"¿Hueles eso, hijo? ¿lo hueles? es napalm. Me gusta el olor de napalm por la mañana" decía el lisérgico personaje interpretado por Robert Duvall en Apocalypse Now.

Lamento ser más carpetovetónico para algunos asuntos; a mí, últimamente, hay pocas cosas que me gusten más que el olor a nardos y retama camino de Santa Brígida en bicicleta, un domingo soleado por la mañana. Aún lo tengo en la pituitaria, porque lo hice ayer.

Se empieza a desperezar la primavera, qué lindo. En el campo, el domingo temprano, en lugar de las radios de los taxistas futboleros se escuchan los ruidos que hacen los conejos escondiéndose a los lados de la carretera o como mucho, por toda concesión al mundo civilizado, el runrun de algún grupo electrógeno, signo inequívoco de que alguien está preparando un beberreteo en un alpendre ilegal y que ha engañado a los cuñaos diciéndole que les va a dar un arroz caldoso, cuando lo cierto es que van a acabar levantando un techo y sudando como cabrones. Seguimos con la linda escenita: Las plantaciones de papas (las de riego, claro) lucen un verde eléctrico, los cernícalos acechan sobre los palmerales -nos topamos con uno majestuoso- los lugareños adecentan sus huertos -me viene a cabeza la imagen de Marge Simpson de camping, ordenando ardillas- y el sol no es inmisericorde, todavía no.

Fitetú, he llegado a la profunda conclusión que la descarga de buenrollismo que genera el paseo -la serontonina esa- deriva no tanto de los olores como de la excursión en sí, me explico: para estas lides incluso uno se siente bien, magníficamente, cuando respira los efluvios de una buena mierrrrda de vaca, de esas que parecen el sombrero de un picador (la manga de una gabardina coreana, si las ha aplastado el Quark del hijo del herrador), con sus rechonchas moscas verdes zampando a dos carrillos (¿tienen carrillos las moscas?). ¿Hay algo mas bucólico que una bosta como Dios manda?

Bueno, pues para Santa Brígida que fuimos Ángeles y yo el domingo subidos en la bicicleta, creo que es la cuarta o quinta vez en este año. Se nos rajó Jorge Murillo, que últimamente falla más que una escopeta de feria (aunque casi siempre con causa justificada y tarjeta de su madre; aún recuerdo los bocatas que nos mandó mamá Artes para la excursión de hace unas semanas por Pino Santo, muac muac te queremos), y lo hicimos por la carretera de Los Olivos, aunque otras veces lo hemos hecho por La Angostura y las Meleguinas. Yo creo que tanto monta; por Los Olivos tienes la cuesta de los idem, que tiene tela, y por la Angostura hay que tirar Grutas de Artiles para arriba, que en un día de calor jode lo suyo. En cualquiera de los dos casos no estamos hablando de proezas, cualquiera con un mínimo de entrenamiento lo hace en un pis pas y se queda encantado, como si fuera un Jesús Calleja de la vida. Luego, un par de bocatas de calamares en el antiguo Günter de Satautey (hoy cadena Mallow; siempre animadísimo y siempre con buen producto), una cervecita y ya has recuperado todo lo sudado, hala, gilipollas, estás hecho un buen Barrigues Walker.

Eso sí, mejor domingo deportivo que los que se creen que basta con ponerse el chándal y ver Estudio Estadio, o como cojones se llame ahora.

Me llevé un buen chasco cuando consulté en Google Earth la distancia, y los iniciados ya saben que ahí no hay trampa que valga: ¿17 kilómetros na más????? Pues igual que Vigo-Playa América, eso sí, pasando del nivel del mar a 500 metros de altura. En total 34, aunque la bajada, evidentemente, no es lo mismo.

Buen, voy cortando el palique que ya he hablado más de la cuenta. Os dejo con la visita al mercado, que me encanta, al igual que la ruta. Prometo que manaña o pasado. como en los cines fisnos, agrego un "corto" -sería ideal para el festivalito de La Palma- en el que se puede ver (bueno, más bien oir) a Jorge Murillo Artes metiéndose con todo bicho viviente -para eso sí que se tiene Artes- y demostrando que en Ca Jorge se despacha un pescado de primera. Eso es puro cine de Artes y ensayo y no los coñazos del Truffaut ese.

Sed buenos.

Mercados en bicicleta (II): San Lorenzo from antonio f. de la gandara on Vimeo.


PD 1: No quería dejar de dedicar esta entrada a mi querido amigo Juan Antonio, perdido y hallado en el templo, milagrosamente rescatado de la noche en la que el cordero se echó en Broadway gracias a las maravillas del facebook. La música de la bajada al Jardín Canario va por tí, old pal, ya verás que la segunda vuelta es aún mejor que la primera.

PD 2: Mi idea era hacer la próxima a San Mateo. ¿Alguien se atreve?


PD 3: Como habíamos anunciado, he aquí el corto de Jorge Murillo, en rigurosa primicia mundial:

Ese uno entre paréntesis del título indica que habrá un dos y un tres, y espero que un cuatro e incluso un cinco, pero no sé ni cuándo ni cómo, depende de muchos factores, entre otros del tiempo del que disponga y, sobre todo, de que me dé la gana o no.

Lo hablaba el otro día con un amigo: cuando este blog se convierta en una obligación -o en una oblogación-, dejará de existir, porque será un trabajo, y hasta la fecha es un divertimento no remunerado, que, no creais, alguno trabajo me cuesta. Conste que lo hago encantado.

Me he permitido una pequeña pasada en la presentación, apropiándome por la cara nada menos que de una de las escenas más recordadas de El Padrino, para hacerla un reclamo de mi producto. Lo hago de forma excepcional y con el único fin de sumarme al homenaje -palabra que, hoy por hoy, ya es casi sinónimo de copia, pirateo o refrito- a los 40 años de la cinta. Si me llama Coppola enfadado para que la retiré lo haré, pero hasta ahora el rollito entre Francis y yo ha sido bueno, no creo que se mosquee por un quítame de ahí esas balas desde una inofensiva esquina del Atlántico. Aprovecho para, homenajeando a mi compañero Ernesto Rodríguez Ageitos, de Canarias7 digital (uno de los padrinos de mi blog), apuntar un detalle críptico del que no se habla demasiado: ¿habéis reparado en que en la saga de el Padrino la muerte se relaciona en muchas escenas con las naranjas? (¿como muere don Vito? haciéndole payasadas a su nieto con una monda de naranja ¿qué bebe Michael cuando le de el ataque diabético? ¿qué estaba comprando el Don cuando lo tirotean?) aaaaaaaaaahhhhhh....................

Más allá de esa publicidad engañosa, empiezo hoy una serie, ya digo, sobre los mercados, que pienso tomarme con calma y acabar en los mercados veraniegos de Galicia. Lo he dicho en multitud de ocasiones, los mercados son sitios de mi recreo, espacios donde disfruto cada vez más. Me encanta frecuentarlos, ir conociendo a los tenderos por su nombre y que ellos me conozcan, si es posible por el mío, aprender de sus trucos y sus artes e ir conociendo las triquiñuelas del tira y afloja, llegar a asomarme al puesto del pescado impostando, detentando o incluso en algunos casos ostentando autoridad. Me encanta llegar a casa con el paquete y confirmar que acertaste, que no te han dado gato por libre y que has hecho una compra magnífica, que has elegido un producto de gran calidad, que has vencido en la tienta.

De mercados va la cosa pues, y comienzo con uno bien agradable, hermoso y agradecido de frecuentar, pues es buen plan de domingo por la mañana, con amigos o con la familia, y tiene mucho bueno que ofrecer, de verdad. Os aseguro que todos los productos que he comprado en él en mis cada vez más frecuentes visitas han resultado deliciosos. Y si encima os animáis a hacerlo en bici pues... aún más gratificante.

Hala coño, al turrón, basta de cháchara.


Mercados en bicicleta (I): San Lorenzo from antonio f. de la gandara on Vimeo.



PD: Hace ya un tiempo que tenía pendiente recomendaros esta página web de un amiga gallega, de familia del sector conservero, que ofrece marisco de la ría a domicilio a precios muy interesantes: www.exquisitec.es Por desgracia, todavía no tiene logística parta traerlo hasta Canarias, pero me dice su creadora, mi amiga Sandra Amézaga, que todo se andará. En la península lo garantiza en pocas horas. A los seguidores peninsulares va dirigida, pues, la recomendación.


Postscript 1: más sobre las naranjas y el padrino en este vídeo regulin regulán:


Postscript 2: Mis incorregibles y adorables sobrinos Andy y Juan, primos entre ellos, que ya son dos galletones de pelo rizado en las piernas, han montado en Facebook resaca moral, un podcast iconoclasta que promete no dejar títere con cabeza. Ya van por el segundo programa, que se dedica, casualidamente como decía Manquiña a... El Padrino, saga de la que ambos son forofos y de la que se pegan horas hablando. Aquí os dejo el vinculo. Muy divertido, aunque un poco mal hablado (debe ser que los sobrinos de gatos también cazan ratones). Aquí va el vínculo


Perdón por la demora. Aquí está el vídeo del último concurso de tortillas de El Corte Inglés, en el que nos lo pasamos bárbaro una vez más. La semana que viene pienso colgar un vídeo con mi receta de la tortilla, que creo que voy teniendo derecho.


Postscript: Ayer domingo hice el marmitako tal y como me sugirió Carmen Merino: cuando las papas están en su punto, introducimos el atún y lo retiramos del fuego, dejándolo que se haga solo con el calor propio del guiso. Bueno, ¡maravilloso!

Aquí teneis el prometido resultado. Pasamos una divertidísima tarde de sábado y nos pegamos un atracón de tortillas para contárselo a los nietos.

Tengo que matizar algo que había puesto en el "preaviso de huevos", y es que no fuimos dos los jurados, sino tres; Mario Hernández Bueno (colega y maestro), Marcos Alemán Bolaños, jefe de cocina de El Corte Inglés de Siete Palmas, y el que les escribe.

Los cinco finalistas que salen en el vídeo son:

María Charo Domínguez Quintana
Alejandra Valdazo
Daniel Novo
Maria Luisa Acosta
Inmaculada Cárdenes Almeida (ganadora)

Participaron de forma desinteresada -casi trincados a lazo en la calle-, Kiko Barroso y Adelina de la Torre, periodista radiofónico el primero y cronista de sociedad la segunda, y las concejalas Inmaculada Medina y Nardy Barrios. Adelina, Inmaculada y Nardy se prestaron a hacer tortillas fuera de concurso. Nardy aseguraba que era la primera que hacía en su vida, por cierto.

La idea partió del equipo de Manuel Marrero, director de comunicación de El Corte Inglés en Las Palmas.


Cada uno de los cinco finalistas se llevó una cocina idéntica a las que se usaron en la última fase del concurso. La ganadora, además, una tarjeta regalo por valor de 300 euros.


Me parece tan divertido que incluso lo voy a anunciar: Hoy voy de jurado a un concurso de tortillas españolas en el Corte Inglés. Hay unos cincuenta participantes, y sólo vamos de jurado Mario Hernández Bueno y yo. Llevo cámara, así que mañana lo tendréis aquí, si no palmo antes de hipercolesterolemia. Chau chau que pallá me voy


Feria mundial de quesos en Gran Canaria (World Cheese Awards 2009) from antonio f. de la gandara on Vimeo.


Espero sinceramente que la World Cheese Award que acabamos de celebrar en el auditorio Alfredo Kraus (como se suele decir en estos casos, con gran éxito de crítica y público) haya servido para algo que más que para que los cinco políticos de siempre se hagan la foto, que se la hicieron. Y en este caso se lo merecían porque el mérito es suyo (al parecer, de un ejecutivo de Proexca ya fallecido). Se lo merecían, pero espero algo más allá de la fotito de marras.

Espero que, por ejemplo, sirva para que dentro de poco podamos comprar un verdadero queso de flor de Guía en el supermercado de la esquina, o para que esos quesazos majoreros que hoy sólo puedes encontrar si conoces a un fulano que conoce a un zutano que el primo de un perengano de Tiscamanita se incorporen a la lista de productos de la charcutería de dos calles más abajo. O para que alguien se pregunte cómo, teniendo en casa lo que tenemos, es posible que el queso de plato holandés, un producto con el 60% de materia grasa, siga teniendo subvenciones REA para entrar en el archipielago como si recién acabáramos de salir del racionamiento y nuestros hijos estuvieran desnutridos. O para que, además de mi familia gallega -y a buen seguro que la de muchos de ustedes en la península-, sepan por ahí fuera que estamos entre los primeros del mundo en la calidad del producto.

Me lo decía alguien en la jornada inaugural de la feria, creo que Mariano Gracia, el propietario del restaurante La Cuadra: cuando vas a la península ya no te piden que les lleves unos puros (no hay dónde fumarlos), te piden "un quesito canario de esos tan cojonudos que teneis". La última vez que llevé queso a Galicia lo conseguí a través de un gran amigo de mi suegro, de Guía, que fue al sitio ad hoc para conseguir un queso comme il faut, porque, ya lo he dicho, si lo intentas en el día a día, es prácticamente imposible sorprender a los foráneos.

Ya me imagino que muchos estáis pensando que exagero. Es cierto, pero sólo un poco. Yo mismo tengo un dealer en el mercado de Vegueta que trae unos majoreros que rompen la pana. Pero, ¿qué me decís de los quesos canarios que te ponen en los bares, quiero decir, los estándares? No digo que sean una porquería, dígo, como dirían los portugueses, "nada a ver".

Y mientras -y vuelvo con la matraquilla, porque me tiene hablando sólo desde hace muchos años- sigo viendo a las doñas -y los doños- pidiendo en el estante de la charcutería queso de plato holandés (15 millones de kilos entraron el año pasado en Canarias con las ayudas REA). Y sigo viendo como en muchos pueblos de esta isla (en Guía, sin ir más lejos, patria del queso de flor, que manda cojones) se registran los índices de colesterolemia y riesgo cardiovascular más altos de Europa...

Ah, sí, me gustó mucho la Cheese Awards. Y que dijeran los jerifaltes que el sector quesero es el que tiene más potencial dentro del primario local.

A buenas horas.

Para amenizar esta entrada tan patriótica, he elegido una curiosidad que envió a mi correo el otro día la querida colega de bitácoras Ester Verdú. Bajo el título "a tí que te gusta la caspa", me mandó el vídeo oficial de "Whenever you need somebody", que cantaba el merenguillo de Rick Astley a finales de los ochenta.

¿Dónde está la gracia? ¿en Rick Astley¿ ¿en la jamona que le da color? Nooo, en que buena parte del vídeo, como podeis comprobar, está filmada en Las Canteras y en la piscina del Reina Isabel (en la antigua, claro).

No lo puedo insertar porque en Youtube no dan esta opción -cada día se pone más fea la cosa, no cuento lo que me está pasando con los audios de mis videos para no dar pistas al enemigo-, pero sí vinculároslo. Pinchad aquí


Que no os la den con queso (de plato).

Postscript: adjunto dos notas de prensa con información sobre el resultado final del evento:


Los World Cheese Awards, una de las catas de queso más importantes del mundo, se celebraron el pasado 1 de octubre en el Auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria. Una semana más tarde y tras un exhaustivo recuento de las puntuaciones de los jueces, The Guild of Fine Food, promotor del evento, ha hecho pública la lista definitiva de medallas en la que los quesos canarios tienen un gran protagonismo.

En total han sido 46 los quesos canarios galardonados, de los que 15 lo fueron con medallas de oro, 11 con medallas de plata y 20 con bronces.

La isla que más metales obtuvo fue Gran Canaria, con un total de 26 medallas: 8 oros, 6 platas y 12 bronces; seguida de Fuerteventura, con 4 oros, 2 platas y 4 medallas de oro.

Lanzarote obtuvo 2 medallas de oro, 3 de plata y 1 de bronce, mientras que los quesos de La Palma fueron premiados con un oro y 3 bronces.

Por otro lado, el queso Bodega Oveja Duro, elaborado por la Finca de Uga, BTL de Lanzarote, obtuvo el Premio Felix García que, por primera vez se ha otorgado en esta edición y cuya intención, de ahora en adelante, es la de destacar el mejor queso canario de cada edición.

Cabe destacar que, de los 208 quesos premiados con medalla en los World Cheese Awards 2009, un total de 119 son españoles, lo que demuestra el gran nivel del sector en España.

El queso Villarejo Manchego DOP curado, comercializado por Brindisa, obtuvo el reconocimiento como mejor queso español de la cata.


LISTA DE QUESOS CANARIOS PREMIADOS:


Gran Canaria

Medallas de Oro:
- Queso Semicurado de Cabra - La Colina
- La Jayra Leche Fresca de Cabra - Explotación Agrícola y Ganadera Guiniguada
- Queso Curado de Cabra - Los Corralillos
- Queso Curado de Cabra - Ganadería Melián
- Queso Curado de Oveja - El Cortijo de Caideros
- Queso Curado Mezcla - Quesos Flor Valsequillo, SAT
- Roque Grande Cabra Oveja - Roque Grande "José Juan Santana Martel"
- Queso de Tejeda Maduro - Quesos de Tejeda

Medallas de Plata:
- Queso Fresco de Cabra - Granja Modelo SAT Caprican
- Queso Curado de Cabra - La Pastora
- Tosca Queso de Cabra Recubierto de Gofio - Sociedad Cooperativa de Ganaderos La Viejita
- Queso Fontanales Curado de Oveja y Cabra - Manuel Hernández Bolaños, S.L.
- Queso Pajonales de Cabra y Oveja - Manuel Hernández Bolaños
- Queso Cabra-vaca - Aguas de Fontanales

Medallas de Bronce:
- Queso Curado de Cabra - Ganadería Melián
- Queso Semicurado Leche Cruda Cabra - Juan Suárez e Hijos, S.L.
- Queso Semicurado Pimentón Cabra - Granja Modelo SAT Caprican
- Queso Curado de Cabra - Granja Modelo SAT Caprican
- Queso Curado de Cabra - La Milagrosa
- Queso Curado de Cabra - Buen Pastor
- Tosca Queso de Cabra Natural - Sociedad Cooperativa de Ganaderos La Viejita
- Tosca Queso de Cabra Recubierto con Pimentón - Sociedad Cooperativa de Ganaderos La Viejita
- Queso Cabra Semicurado con Pimentón - La Gloria
- Queso Fagagesto Curado de Cabra - Manuel Hernández Bolaños, S.L.
- Queso de Tejeda Semicurado - Quesos de Tejeda
- Queso Buen Lugar Leche Fresca de Vaca - Explotación Agrícola y Ganadera Guiniguada, S.L.

Fuerteventura

Medallas de Oro:
- Quesos Los Adejes Tierno Leche Cruda - Eva Cano Cabrera, CRDO Queso Majorero
- Quesos Julián Díaz Tierno Leche Cruda - Arquema, S.L., CRDO Queso Majorero
- Queso La Gambuesa Tierno Leche Cruda - Lorenzo Martín Rodríguez, CRDO Queso Majorero
- El Tofio Curado - CRDO Queso Majorero

Medallas de Plata:
- El Palmeral Tierno Leche Cruda - de María del Pino Calcines Hernández, CRDO Queso Majorero
- Quesos Julián Díaz Leche Cruda Cabra - Arquema, S.L., CRDO Queso Majorero

Medallas de Bronce:
- Tofio Fresco - SAT Ganaderos de Fuerteventura, S.L.
- Guriamen Semicurado Leche Pasteurizada - CRDO Queso Majorero
- Guriamen Tierno - CRDO Queso Majorero
- Maxorata curado - SAT Ganaderos de Fuerteventura, S.L.

Lanzarote

Medallas de Oro:
- Bodega Oveja Duro - Finca de Uga BTL
- Pañuelo de Uga - Finca de Uga BTL

Medallas de Plata:
- Alegranza Semiduro - Finca de Uga BTL

Medallas de Bronce:
- Queso Fresco de Cabra - Finca de Uga BTL
- Queso Semicurado Untado con Pimentón - Finca de Uga BTL
- Flor de las Nieves - Finca de Uga BTL

La Palma

Medalla de Oro:
- La Morisca DO - CRDO Queso Palmero

Medallas de Bronce:
- El Bejeque DO - CRDO Queso Palmero
- El Juncal DO - CRDO Queso Palmero
- Hoya de la Caldera DO - CRDO Queso Palmero